Archive for the ‘La India en 2010’ Category

44. Final, final.

31/01/2011

The English, again.

Como siempre por una letra.

Leyendo un periódico indio en internet aparece una ventanita con las “breaking news”. ¡Algo muy importante ha sucedido! Sale una larga lista de nombres desconocidos. Al final dice que han tomado avena. No puede ser que sea tan importante la noticia y tan larga la lista de personas para esa tontería. Pero es que “oat”, avena, (“take oat”), se diferencia solo en una letra de “oath”, juramento, (“take oath”).

Claro que en el mismo periódico había una publicidad que decía: “¡Despidos! ¡Pide consejos a los astrólogos!”. (more…)

43. Final, segunda parte.

30/01/2011

Los andarines indios.
En algunos países a la gente no le gusta andar pero creo que no hay ninguno en el que les guste menos que a los indios.
Leí un libro de Alka Saraogi sobre Calcuta. El protagonista, patriarca de una familia de clase media alta, cuando se hace mayor sufre un cambio en su personalidad y le da por andar por las calles. Eso no lo hace nadie de cierto nivel. (more…)

42. Final, primera parte.

29/01/2011

Al llegar a Madrid leo un artículo de Juan Cruz sobre Vargas Llosa en el que dice que éste saca ventaja de la diferencia horaria y el “jet lag” que sufre cuando se va a Nueva York y que de esta manera se levanta muy temprano.  A mí los primeros días me pasa lo mismo y me alegró compartir esa experiencia nada menos que con un nobel. Porque ambos llegamos a occidente desde oriente. Y los primeros días está bien eso de levantarse a las 5 de la mañana. (more…)

41. La visión occidental del turista accidental.

28/01/2011

Haciendo queso.Los dos grupos de turistas españoles que me he encontrado en el viaje de regreso no han mostrado demasiado interés ni en su viaje ni en sus experiencias. Sí me han hablado del problema de los pobres, (el gran problema de los occidentales cuando hablan de la India la hayan visitado o no) y una de las señoras mallorquinas del exceso de hidratos de carbono de la dieta.
Esto último ha sido un comentario muy curioso porque era la primera vez que la oía. Pero ninguna de ellas me ha hablado del asco que podría producirle determinados aspectos de la vida cotidiana como los escupitajos de betel, (more…)