No todo está escrito, pero mucho sí.

by

En el conocido romance de La Cava o La Caba en el que se narra la pérdida de las españas por la conducta del Rey Visigodo hay

“una débil mujer sola,
ausente del padre y deudos,”

ante la criminal conducta del Rey

“ella dice que hubo fuerza,
él que gusto consentido.”

al final muy del gusto moralizante de la época el Rey muere

“¿como te va penitente,
con tu fuerte compañía?”
“Ya me come, ya me come,
por do más pecado había,
en derecho al corazón,
fuente de mi gran desdicha.”

Aparece en el romance un Conde (Don Julián) muy ofendido por la afrenta hecha a la dama (su hija). Hoy los personajes no son tan diáfanos como en el romance, sí se da aparentemente la débil mujer sola y hay un personaje ofendido aunque no es familia de la dama. Ese personaje esconde, como en el chiste, pero solo esconde tarjetas de memoria. Quien robó y mancilló no se sabe si fué un ladronzuelo con suerte o algún servidor del Estado, claro que ¿quién no es servidor del Estado en estos momentos?

Etiquetas: