Análisis tonto de las elecciones andaluzas.

by

No ha habido cambios sustanciales desde las europeas.
El resumen claro es “mal de muchos consuelo de tontos”, es decir, uno no pierde si pierden más todos los demás.
Sesudos analistas dicen que Susana Díaz se consolida no sólo como la líder de Andalucía sino como una figura política de talla nacional. Será porque olvidan que ha tenido unos resultados en voto porcentual menores que Griñán que ya tuvo unos malos resultados en términos comparativos con la historia del PSOE andaluz. Ha mantenido el mismo voto porcentual que en las europeas, que fueron consideradas un batacazo.
EL PP cae de manera estrepitosa, pero tiene un 25% del voto total tan seguro como el paso de las estaciones, impertérrito desde Cánovas y que seguirá ahí aunque le torturen. Si yo fuese analista no le daría por muerto.
Podemos se lleva su 7% anterior más un 5% de Izquierda Unida más un 3% de la novedad, pero obtiene un frenazo claro a su hegemonismo y tendrá que aprender a domar la impaciencia, ejercicio difícil donde los haya.
C´s se lleva su 2% anterior y el 7% de UPyD, a la que los electores culpan del fracaso de la unión potencial con Ciudadanos. Los que dicen cosas similares acaban sustentándose en los cuerpos de quienes lo dicen. Y parece que Rivera tiene mejor cuerpo.
I.U. resiste en plena caída con cierta dignidad teniendo en cuenta que aunque afirmen impávidos su transversalidad, Podemos es el joven reeemplazo de sus cúpulas. Garzón ha llegado muy tarde ante un CayoLara tan incomprensible y dontancredo como Rajoy. Quizá la reiteración de Podemos en el voto joven (que no parece confirmado por los análisis) y su utilización implícita del despectivo “viejuno”, haya impedido la desaparición de I.U.