76. La India 2013. Final 3.

by

What the duck.

“What the duck” es una tira cómica que aparece en alguna revista fotográfica pues el personaje, un pato por supuesto, lleva siempre una cámara colgando del cuello.

A veces me siento como ese pato o, peor como el marido de la pata. Porque   está  Marisa haciendo una foto y la gente que la ve deduce que es una experta fotógrafa y tienen razón,  lo que ocurre es que entonces se dirigen a mí para que les haga una foto con sus máquinas.

El año pasado incluso una señora me preguntó que qué le pasaba a su máquina que no le funcionaba.

En una de esas tiras estaba “the duck” con la cámara apuntando hacia algún sitio. Entonces otro pato le dice a sus espaldas: “Parece que tú pudieras ayudarme”.  A lo que él le responde sin apartar la mirada  de la cámara: “No juzgues un libro por su cubierta”.

Creo que yo tendré que decirles eso a los indios también.

Ser importante.

Antes de  venir a este viaje vi en Madrid una exposición de fotografías en Loewe.  Era muy interesante a pesar de que yo entro en aquella tienda con mucho desasosiego. ¿Me habrá visto algún conocido al entrar o salir?  Creerá que me ha tocado euromillones.

Eran fotos pequeñas  hechas con una Polaroid, nada del otro mundo, excepto que estaban expuestas en Loewe que sí es  “otro mundo” y que los retratados  también son de “otro mundo”: gente relacionada con los desfiles de modas de alta costura. Pues bien, todas tienen debajo del retrato el nombre y la profesión del  fotografiado, sean modelos famosas, maquilladores, peluqueros, estilistas, grandes patrones, que hasta François-Henry Pinault, el dueño de Gucci y todo su imperio de lujo tenía su descripción: PDG –puto amo en francés- de alguno de sus negocios.

Todos menos uno: “James Goldstein, Paris, octubre 2003”. ¿Quién era ese James del que no hace falta poner nada?

Eso es ser importante.

Los toros.

Al lado de la exquisitez de Loewe la… (aquí coloca tu  antónimo favorito) de los toros.

A poco de  llegar de nuestro viaje del año pasado a la India nos encontramos  con esta noticia: “Los toros, un paso más cerca de ser bien de interés cultural”.

Se debate en el congreso una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) y lo más gracioso es la postura de cada grupo.

El PP lo defiende por boca de Juan Manuel Albendea, a quien la noticia lo define como “aficionado documentado” (curiosa definición), antiguo  director del BBVA y famoso por ser el único diputado que se abstuvo (333 votos a favor y una única abstención) para admitir a trámite la ILP Hipotecaria, la que intentaba lo de la “dación en pago”.

Según el periodista “defendió con ardor la fiesta y desgranó un pormenorizado recorrido por el carácter disciplinar de los toros como patrimonio cultural global; citó a numerosos pensadores y artistas, filósofos, pintores, poetas, músicos, escritores y cineastas”. Afortunadamente no se ha remontado a la antigüedad clásica para justificar la  esclavitud  o   la crucifixión.    Pero sus compañeros estaban tan interesados en lo que “desgranaba con ardor” que la Sra. Villalobos, presidenta suplente  de la cámara se vio obligada a llamarles la atención dos veces pues no paraban  de charlar. Imagino que luego se vengó con la abstención única.

Por el PSOE habló José Andrés Torres Mora, “quien realizó todo un ejercicio de malabarismo léxico y político para justificar la abstención de su partido”. O sea como nos tiene acostumbrados en muchas ocasiones. La noticia dice que finalizó su discurso con “La vida es paradójica. La seña de identidad de este pueblo es la inteligencia para llevar a cabo sus propias contradicciones». Lo cual sirve para defender una cosa, su contraria o como en este caso para no defender nada. La tibieza y el miedo hasta sus últimas consecuencias.

La catalana Sra. Surroca votó en contra no porque estuviese en contra de la ILP sino por “‘lo que se pretende es anular la decisión del Parlamento catalán sobre los toros».  O sea por “soberanismo”. Y a los toros que les den. Algo parecido hizo el vasco Sr. Aguirretxea, “que dejó claro que no se trataba de un debate sobre la tauromaquia, sino sobre el ámbito competencial de las CCAA en esta materia”.

NB

Si un partido tan importante como el PP y con tantísimos (demasiados) diputados coloca a uno de los suyos para defender una ILP con el título de “aficionado documentado” creo que conozco a varios amigos que podrían defender  cualquier ILP o similares. Menos esta.  Y gratis.

Claro que de ese “documentado” dijo a los osunenses  (él les llama ousunenses, no sé si es así y yo estoy equivocado con el gentilicio) el 5 de noviembre de 2011, que “el Partido Popular iba a sacar de la crisis a España sin recortes, manteniendo las pensiones, sin recortar la sanidad ni en educación.”

Manuel Vicent.

Y con los toros no puedo pasar sin dejar una cita de Manuel Vicent: “Para muchos españoles, no solo antitaurinos, resulta una afrenta que esta elaborada crueldad con los animales, elevada a diversión colectiva, haya sido declarada Bien de Interés Cultural, con las consabidas subvenciones a cargo del dinero de todos. Si este país necesitaba una nueva ignominia, aquí está”.

Etiquetas: ,