74. La India 2013. Final 1.

by

Diwali.  Festival de las luces.

He hablado tanto del Diwali que creo que merece la pena explicar algo más sobre la fiesta y lo que representa para los indios.  Y dentro de estos especialmente los hindúes, sijs, budistas y jaínos,  aunque en la celebración a la que yo asistí en Delhi también había cristianos y un musulmán. Tengo que aclarar que éste me pareció bastante ecuménico, lo cual dice mucho a su favor  pero no creo que sea algo general.

Esta fiesta aunque es típica de la India también se celebra en Malasia, Nepal y Singapur así como en todas las colonias de indios expatriados.

¿Qué significa Diwali? Pues viene de”Deepavali”o “Dipavali”, nombre por el que también se le conoce. “Deep” o “dip” en hindi significa “luz” o “lámpara” y “avali” “fila”, así que es una “fila de luces” y eso es lo que vemos por todos los sitios durante la celebración.  Las lamparillas o pequeñas velitas están colocadas en el exterior e interior de los establecimientos  y también en los pisos: en la escalera y en las habitaciones.

Además decoran los patios de las casas o las entradas de los pisos  con círculos hechos con flores y pétalos o bien con polvos de colores y arroz, en muchos casos siguiendo unos patrones conocidos como “rangoli”.  Y por supuesto con guirnaldas de luces por todas las calles. Y una cosa muy curiosa es que dejan las puertas de la escalera de los pisos abiertas para que entre Lakshmi,  diosa hindú de la riqueza, la prosperidad y la fortuna y personificación de la belleza. Sí pues, que entre, que entre.

Las lámparas y la luz que producen simbolizan el conocimiento y la paz que te proporcionan así como la eliminación de la oscuridad y la ignorancia.  Estas lamparillas deben ser hechas con aceite vegetal y un pábilo de algodón.

Todo lo anterior está unido a los fuegos artificiales, cohetes, petardos, bengalas… que sirven para mantener a raya a los demonios.  Será por eso porque  es bastante molesto y provoca una polución horrible en muchas zonas. Cuando nosotros llegamos a “Main Bazaar” la noche de esta fiesta,  parecía que hubiese pasado por allí un regimiento de artillería disparando al enemigo en retirada: todo era una gran y densa nube de humo. Pero bueno, si es para espantar a los demonios…todo sea por una buena causa.

Otra cosa que hay que hacer en este día  es limpiar bien la casa.  Y la tercera cosa  es intercambiar regalos con amigos y familiares.  Por si me lee la amiga que me invitó a su fiesta: este último apartado lo conocí ya en España, después de haber asistido a ella.

Y por supuesto no podía faltar la comida que se comparte entre todos los amigos  que te visitan en esa noche: se hacen algunos platos especiales y sobre todo dulces y se evitan los platos con carne y no debe haber cebolla ni ajo.

Y como estamos en la India no puede faltar una ceremonia religiosa de ofrenda y petición: la “Lakshmi pooja”.  El personal se arrodilla (o algo parecido) alrededor de la persona que hace de oficiante delante de un altarcillo preparado al efecto y rezan para tener felicidad y riqueza durante el año venidero.

Leí que debe echarse un poco de estiércol de vaca por el suelo cerca de la casa. Si lo había donde yo estuve,  no me di cuenta.

Otra cosa que observé es que en los comercios los empleados se reúnen alrededor del dueño o jefe y hacen la “Lakshmi pooja” dentro de la tienda. Creo que de esta manera intentan conseguir que el negocio vaya bien dado que se hace bajo la protección de esta diosa.

Notas adicionales.

Cohetes. Es tan importante el tema de los cohetes, petardos  y similares que el ayuntamiento de Mangalore,  ciudad de medio millón de habitantes, por una orden del tribunal supremo,  ha prohibido este año durante el Diwali tirar petardos  “que emitan un ruido superior a 125 decibelios” desde  las 10 de la noche a las 6 de la mañana y también cerca de escuelas, hospitales, juzgados, calles  estrechas,  zonas silenciosas y áreas densamente pobladas. Que da un poco de risa leer esta prohibición,  pues te das cuenta que no solo se dictan sentencias en España que parece que las haya escrito un marciano, que también ocurre en la India.  Porque ¿tú te imaginas una ordenanza municipal así en tu pueblo seas de donde seas? ¡Un policía local midiendo los 125 decibelios de un petardo que acaban de explotar!  Pues en la India, país lleno de insurrectos que no hacen caso de ninguna norma…Lo dicho: de risa. Y lo de “zonas silenciosas” también produce el mismo efecto. Iba a escribir que las únicas zonas silenciosas que hay son los cementerios  pero con lo de la cremación…pues tampoco hay.  Te aseguro que en Delhi los petardos superaban con mucho los 125 decibelios. Que algunos parecían bombas de mano.

Regalos. Estos se han transformado en una fuente de corrupción para los políticos. Os suena, ¿verdad? Es tan frecuente el intercambio de regalos que incluso una guía británica para tratar estos temas  en Asia (“Gifts and Entertainment Compliance with Anti-bribery Regulation in Asia)  pone como ejemplo esta fiesta diciendo que “en Diwali es una práctica habitual y aceptable  intercambiar regalos razonables como cestas o cajas de dulces y pequeños objetos de plata”.  Ponte aquí, en tu pueblo o en tu comunidad autónoma.  ¿Te imaginas que para que te recalifiquen un terreno le lleves al responsable político necesario una caja de bombones?  Pues eso. Y además hablan de intercambio. O sea que el consejero  o munícipe te devuelve el detalle con una lata de aceite.  Debe ser una práctica tan habitual que se aproveche esta circunstancia que incluso un ministro del estado de Punjab ha dado instrucciones para que los funcionarios de ese estado no se intercambien regalos durante el Diwali, y aquí no se trataba solo de conseguir un permiso de edificación, que también,  sino de mejorar la carrera profesional. El grito de guerra fue “say no to Diwali gifts”.

También en ese estado una noticia curiosa relativa a este tema: “Los del  BSF, “Border Security Force”, indios ofrecen dulces a sus homólogos paquistaníes, “Pakistan Rangers” durante el  Diwali”.  Parece que cuando es el “Eid” los paquistaníes les devuelven el cumplido.

Si eres un joven diseñador de web y buscas trabajo te dejo el enlace al periódico digital punjabí donde leí esta información porque seguro que no has visto nada igual en cuanto a diseño.

Las velas. Las puedes encontrar por la calle en muchos sitios, especialmente delante de algunos  establecimientos pero la mayor concentración que vi fue delante de la Gurdwara Sisganj, el templo sij de Chandni Chowk. No dejes de pasa por allí.  

Puristas. Finalmente están los puristas a los que la deriva de esta fiesta no les gusta nada. Así con la situación consumista actual y con los petardos. Estos porque hay algunos que tienen las figuras de dioses en el exterior  como Lakshmi, Krishna o Vishnú y se quejan de que cuando explotan esas figuras se convierten en trocitos: “es una denigración repugnante de nuestras más veneradas deidades”.  Y así lo sienten como una humillación a los sentimientos religiosos hindúes aunque te aseguro que el pueblo llano no se la coge con papel de fumar con respecto a estas cosas.  My god! (¿Cómo traducirá esta expresión el  traductor automático de los robots chinos que según el editor de este blog son nuestros únicos lectores!).

Nota personal. Esto nos sucedió en “nuestro” Diwali y no sé si es práctica corriente en todos.   Al acabar los rezos y plegarias nuestra amiga que hacía de maestro de ceremonias nos ató un hilo de algodón rojo y amarillo alrededor de la muñeca derecha;  se llama “moli” y sirve para protegerte de las malas energías.  Yo soy totalmente volteriano con respecto a esas cosas pero pienso que si son indoloras y gratuitas no hacen mal  a nadie. Lo que te puedo asegurar es que es de un material muy resistente: al cabo de los  meses sigue en su sitio. Le pregunto a mi amiga Smriti que tengo que hacer con él pues no sé si este tipo de remedios se parece a los de la medicina alopática, que no conviene seguir  con ellos durante mucho tiempo. Me contesta que lo puedo llevar hasta Navidad y luego enterrarlo debajo de un árbol u otra planta. Así que se me plantea el dilema de qué hacer. Porque ¿y si lo entierro debajo de un vegetal y se muere? Porque si ha recogido toda la energía  maléfica que me rodea, o peor la que produzco, me temo que puedo provocar un desastre ecológico.

NB

Le pido Smriti que me supervise el artículo por si he puesto algo no correcto. Solo me añade que el “moli” está hecho de algodón y así, aunque no crea en sus propiedades  benéficas, como es un producto natural  cuando se entierra sirve de abono a las plantas.  Me dice exactamente que “se convierte en un buen fertilizante”.  Bueno, ella tiene ese concepto hindú y budista del panteísmo en que todo está relacionado, y me temo que pocos conocimientos de agricultura.    Lo seguiré llevando en la muñeca y espero que me dure hasta el próximo Diwali.

Por si eres un joven que navega en busca de la verdad y acabas de descubrir el panteísmo. Una web lo define como  “la opinión de que Dios es todo y todos y de que todos y todo es Dios”.  Un poco complicado, ¿no? Pero lo aclara cuando dice que “está detrás de muchos cultos y falsas religiones”. Y por si estás confundido: “¿Enseña la Biblia el panteísmo? No, no lo hace. Lo que mucha gente confunde como panteísmo es la doctrina de la omnipresencia de Dios”.

Espero haberte ayudado a que no yerres el camino.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.