El buen perder de malperder.

by

La causa de la derrota es la crisis y “era razonable esperar que el PSOE recibiese un castigo en las urnas”, eso no tiene remedio. Así ha reconocido el PSOE la derrota electoral con esa bonhomía que caracteriza al Presi.
Hay quien podría decir que el que la Tierra no sea de nadie, sólo del viento y que por no ser de nadie sea evidente que España es un concepto discutido y discutible aunque Cataluña es milenaria, el que se nos note que queremos que nos entronicen como santos laicos la ONU y la Liga Árabe, el que nuestra política internacional se mueva por nombres y no por intereses (los EE.UU. de Bush son mucho peores que los de Obama, ¡dónde va a parar! y qué decir de la corpulenta Merkel, por cierto educada en la RDA), el que eliminemos el Impuesto sobre el Patrimonio porque bajar impuestos (sobre el Patrimonio, que otros bien que los hemos subido) es de izquierdas, el que reconozcamos la crisis con dos añitos de retraso cuando ya la veían hasta en las guarderías, el que derrochemos el dinero en un momento de extrema necesidad de ingresos públicos dando 2500 euros para fomentar la natalidad o devolviendo 400 euros los necesiten o no, el hacer una Ley irreprochable en lo social como la Ley de Dependencia y no hacerla cumplir porque dejamos que no la cumplan y porque no hemos conseguido que las leyes en España se cumplan, el que abramos los melones de los Estatutos maximalistas innecesariamente y no cerremos la igualdad de los ciudadanos autonómicos a pesar de martillear con la Igualdad (sólo de género, no de números), el que rellenemos los cargos de amiguitos y amiguitas de mi edad o más jóvenes sin avales previos y arrumbemos a “Del Bosque” porque no tiene glamour (¡perdón me he confundido de club! aunque en la lista a la Asamblea de Madrid iba en tercer lugar un ex-alcalde de Madrid que no creo que hubiese quedado peor que el impronunciable) el que queramos que nuestro Ejército sólo dispare balas humanitarias, el que no nos preocupe la corrupción personal e institucional rampante o parezca que no hacemos nada porque hay de los nuestros aunque ni comparación, el que chanchulleemos con los Órganos Judiciales y con los Altos Tribunales y abronquemos en público a la Presidenta del Constitucional (que no fue verdad era una mera discrepancia), el que como la burbuja inmobiliaria la han creado otros continuemos hinchándola incluso contra la opinión de alguno de nuestros ministros y otras cositas más que ya nadie recuerda pueden haber influído en una derrota fulminante que ya veremos lo que dura, pero no, solamente la crisis económica importada de los EEUU que no controlan a sus mercados que se rigen por la avaricia más feroz y la insolidaridad más despiadada – hasta en la acampada de Sol acusan a los mercados – es la causante del alejamiento de nuestros votantes, que se han visto afectados por los prejuicios sin tener argumentos para esta desafección.

2 comentarios to “El buen perder de malperder.”

  1. Carmen Says:

    Pues mira que también me gustaría hacérselo llegar los del PSOE desde Zapatero hasta el último militante de base, especialmente a Gregorio Pérez Barba que escribió en el País del 11 de mayo un artículo de opinión “>Reproche a los madrileños rezagados” http://www.elpais.com/articulo/opinion/Reproche/madrilenos/resignados/elpepiopi/20110511elpepiopi_4/Tes
    que es una auténtica ignominia

  2. ese Says:

    Posteriormente al que citas ha aparecido en el País un artículo de Ignacio Sotelo, que ve las cosas desde Alemania, que es más certero y que reparte mejor las responsabilidades porque lo peor que tiene el no aceptar las responsabilidades es que dificulta mucho la adopción de soluciones, por aquello que decía nuestro amigo Guillermo de que vayamos donde vayamos erraremos el camino,

Los comentarios están cerrados.