Mis 15 céntimos para el 15M.

by

En lo que tiene de exigencia el 15M es una gran aportación a la mejora de la sociedad española. Por eso, me atrevo a añadir mis 15 céntimos de valor a las propuestas 15M. Como he buscado “Manifiesto 15M” y no he obtenido una respuesta sino muchas (esto es lo único malo de las situaciones no jerarquizadas) y lo más “pensado” es lo encontrado en democraciarealya.es,  que no se si representa al “movimiento” (¡qué poco me gusta esta palabra!), centraré mi nota en las propuestas de ese sitio y en un resumen de ellas que he leído en algún otro sitio, pero que no sido capaz de volver a encontrar.

Vaya por delante una afirmación general sobre un aspecto de la realidad española, Sabido de todos, nunca afrontado y esencial, sin cuyo cambio radical creo que todo logro será sumamente difícil. La Justicia debe funcionar. ¿Qué quiero decir con eso? Que hay que lograr que desde la denuncia o actuación formal frente a un delito hasta la sentencia no puedan transcurrir más de X meses, en cada ámbito desde el juzgado comarcal al Supremo. Si todos los conflictos deben resolverse de forma pacífica, es decir judicial, este es un aspecto primordial. Los políticos españoles de alcance estatal deben dedicarse a eso y sólo a eso hasta que se resuelva, sea el problema de recursos o de procedimientos. Si no saben hacerlo que consulten. Esto es mucho más importante que los AVES y que el “rescate” de las entidades financieras en apuros. No sólo la sentencia sino la ejecución de la misma, que en España hay muchas ocasiones en las que la ejecución de la sentencia, cuando llega a cumplirse, tarda más que proceso judicial previo. Esta tarea compete a todos los poderes, incluído el Legislativo que en España, aunque parece exactamente lo contrario por su abundante producción, no existe (en mi humilde opinión). Por cierto , en X pondría 3. Madoff, que es una estafa gigantesca estaba en la cárcel a los tres meses. Hace dos años y medio del Gurtel y no se puede aventurar cuando acabará ni cómo, que en España las cosas caducan por el paso ¿intencionado? del tiempo.

 Los tres puntos resumen de las propuestas 15M son los que van en negrita y son los que comentaré junto a algunas de las propuestas más concretas del manifiesto

 Reforma de la Ley Electoral para que todos los votos de todos los ciudadanos de España, vivan donde vivan, cuenten igual en el reparto de escaños.

 Aunque parece rotundo es algo muy equivalente a no decir nada. Este es un tema esencial sí, pero nada fácil y de mucha complejidad en el que no hay nunca ventajas netas sino valoración de ventajas e inconvenientes.

 Aspectos esenciales son: ¿Qué tamaño de circunscripción se quiere? ¿Que tengan un único diputado o tengan varios? Si no se quiere un sistema uninominal (un diputado electo por cada distrito electoral y todos los distritos con un número  muy parecido de electores) que es lo que me parece más justo y más democrático y  personalmente me gusta más, hay que ir a un sistema de circunscripción única (toda España un sólo distrito) con estricta proporcionalidad (¿quien diría que esto es lo que quiere?). Cualquier otra solución intermedia hay que elegirla valorando matices, así que eso de que los votos cuenten igual no es nada sencillo

 Verdadera separación de poderes. Independencia total de la Justicia del poder político y reforma del Senado para que tenga un papel real y no siga siendo un mero trámite para el Congreso.

 Aunque también parece muy loable no parece decir las cosas claras. ¿Qué se quiere decir, autodeterminación del poder judicial? Y hay algo implícito en la redacción  que por omisión nos debería dar vergüenza, la falta de presencia del Legislativo, porque en España se supone que no existe el Poder Legislativo como algo independiente del Ejecutivo o de los Partidos. Eso sí que es preocupante, que nuestros electos no sean sino marionetas que una sola mano hace votar al unísono, que nuestros diputados no tengan opinión propia sobre las cosas sino la misma voz de su amo. En caricatura, se podría decir que sería lo mismo elegir 400 diputados que uno por partido con peso proporcional a sus votos, porque los diputados votan en bloque, salvo en escasísimas ocasiones en que se permiten votar en conciencia. Nuestros diputados parecen no tener conciencia en los temas públicos, sólo en los privados. Del Senado hablo en el siguiente párrafo.

Regeneración Política: Listas abiertas, supresión de la financiación pública de los partidos políticos, inhabilitación perpetua de cargos públicos condenados por corrupción, supresión de los privilegios injustificados que conllevan los cargos políticos, publicación de sus patrimonios personales antes y después de sus funciones…

 Aquí casi todo es de cajón y nos decimos ¿Quién podría estar en desacuerdo?. Pues yo mismo en algunas cosas. Por ejemplo, en el caso de las listas abiertas los redactores eluden el que ya se dan las listas abiertas en las elecciones al Senado y que no han producido ningún cambio (me parece una Cámara sumamente estéril y perfectamente eliminable, pero es que en cuanto tienes unas gotas de sangre jacobina no puedes creer en la fe de la representación “territorial”). Sigo creyendo que la circunscripción uninominal produce un cambio mayor y una mayor dedicación a los ciudadanos del distrito que hoy ni conocemos ni podemos visitar a nuestros elegidos. ¿Quién no echa de menos esa frase de las pelis americanas “escribiré a mi congresista”.

Lo de los privilegios injustificados me hace gracia porque es cierto que la mayoría creemos que algunos de ellos están justificados sobre todo si podemos tener acceso a ellos y aquí habría que hablar de otro de los grandes temas españoles: el funcionariado.

No habrá grandes cambios a mejor en España mientras nuestros funcionarios no se nos asemejen mucho y no se nos asemejarán mientras trabajen un 20% menos (35 horas mal contadas frente a cuarentaytantas) ganen más en general (en los mayores colectivos Sanidad y Educación quienes trabajan en la privada sueñan con trabajar en la pública, y claro que no hay jueces ni militares en la privada, pero si los hubiese ganarían menos) y se permitan decir siempre lo contrario (que ganan poco y trabajan mucho). Algunas de las anécdotas sobre este tema que muchos conocemos serían desternillantes si no repugnasen a la moral ciudadana. Y se pueden invocar cifras comparativas con otros países, pero lo antedicho se puede y se debe comprobar.

Una de las propuestas más concretas, la de “Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos” parece por omisión dar por hecho que el absentismo en el funcionariado es imposible de eliminar, pero si alguien conoce a algún cargo electo o de libre designación le habrá oído decir que trabaja mucho más que los funcionarios.

Aquí se podría hablar del contrato único de trabajo, que la última reforma laboral no ha considerado, pero el asunto me sobrepasa. Lo que sí recuerdo muy bien es a un alto cargo sindical de UGT de hace unos años que, en referencia a un conflicto laboral en una administración pública decía que se pretendía someter a los trabajadores afectados a un contrato laboral normal y añadía “es indigno”. Así que nos colocaba en una situación indigna a una mayoría de españoles.

En cuanto a propuestas concretas, algunas son razonables y otras non y las hay demenciales. Menciono algunas propuestas.

– La expropiación por el Estado de viviendas para dedicarlas a alquiler es inviable, si fuese con justiprecio sería la ruina del Estado,  pondría a los constructores a dar palmas con las orejas y ya se ha demostrado que el Estado es un pésimo arrendador que derrocha el patrimonio público y acaba vendiendo a precios irrisorios, muy bueno en general si eres inquilino.

– Las propuestas sobre desempleo, como es un tema difícil de verdad, son poco importantes y de poca eficacia.

– En cuanto a “Servicios públicos de calidad” todas son propuestas de aumento del gasto que no son posibles en este momento y en las que subyace la idea tan española de que el Estado proporcione buenos servicios sin impuestos exigentes o incluso gratis. La idea de eliminar gastos inútiles habría que precisarla un poco, porque la última vez que estuve en una comisaría, el agente que me atendió me dijo que el papel de la denuncia lo había comprado él. No me lo creí, pero algo pasaba allí en cuanto a escasez de medios.

– En el “Control de entidades bancarias” hay buenos deseos y afirmaciones sensatas junto con disparates bienintencionados como el de “aquellas entidades en dificultades deben quebrar”. Bueno pues que quiebre la vuestra dirían otros, curiosamente es una propuesta en la que coincide la derecha estadounidense. No hay que olvidar que esta crisis, que hubiera tenido repercusión de todas las maneras, se inicia por dejar quebrar un banco en USA. Si no se hubiera dejado quebrar a Lehman y los reguladores (habría que dedicar a los reguladores un monográfico) hubieran sido prudentes y rigurosos a partir de ese momento las cosas hubiesen sido mucho más suaves. A ver si se aprende que la quiebra de un banco hace un daño general en cascada que no se sabe hasta donde llega.

– En el apartado “Fiscalidad” hay más sensatez. No confío mucho en la tasa Tobin porque la adopción debería hacerse de manera conjunta internacionalmente lo que convierte esta discusión en un juego intelectual de largo, muy largo, alcance. Pero hay una joya evidente, la “Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio” que debería ir acompañada del apartamiento de la vida pública de todos los políticos que apadrinaron su eliminación y en especial de los bobos que dijeron que había que hacerlo porque bajar impuestos es de izquierdas o de derechas o mediopensionista que de todo ha habido en las declaraciones de nuestros ínclitos menos el prestar atención a la suficiencia recaudatoria de las Haciendas públicas que es “el criterio” básico, una vez que estamos de acuerdo en el gasto.

Falta algo sobre la tributación de las rentas del capital, hecho por el que sus fans adoran a Aznar que fue quien la redujo, aunque el PSOE no ha hecho nada al respecto. Si no es posible volver a un pasado en que se considerasen de igual manera que las rentas de trabajo, habría que ir a un tipo algo menos injusto, el 25% quizá.

Y echo de menos algo sobre el tema Gasto. No basta con decir eliminar gastos inútiles como en casa, hay que decir cuales y que los afectados griten. Y elaborar prepuestos muy detallados y más participativos en los tres niveles de la Administración.

Lo que ocurre al entrar en Presupuestos es que una de las cosas que más chirrían son las subvenciones. Las subvenciones nos afectan en negativo y a veces en positivo a todos los ciudadanos y su reparto “justo” sería muy problemático, por lo que se da el hecho de que confiamos en las Administraciones y pensamos que las distribuirán con criterios de eficacia y de equidad. Si conociéramos las cifras y viéramos su distribución sería muy difícil que estuviésemos de acuerdo porque no hay grupo con capacidad de presión que no se lleve parte del pastel. Un solo ejemplo, creo que sería improbable que aprobásemos subvenciones a algunas Federaciones deportivas si conociéramos su cuantía y los sueldos de sus dirigentes superiores al del Presidente del Gobierno, que creo que debiera ser la mayor remuneración pagada con dinero público y la unidad a partir de la cual todos los sueldos públicos fuesen fracciones. Pero aun en eso podríamos llegar a un acuerdo si alguien nos convenciese de las virtudes del deporte profesional, cosa difícil. Lo que ocurre es que no sólo el deporte sino muchas otras actividades, algunas muy lucrativas, reciben subvenciones, por ejemplo casi todos los grandes terratenientes agrícolas españoles cultiven lo que cultiven. La red de subvenciones es tan tupida que quizá la única manera de combatirlas sería, en algún momento, anular todas, comenzar a asignar de nuevo y que los contribuyentes aceptasen pagar cada nueva subvención aprobada como una derrama adicional sobre sus impuestos “normales”. Veríamos en ese momento la solidaridad con las Federaciones deportivas.

La conciencia de contribuyente es algo que está en fase de muy lenta creación en España y sin la cual es difícil ser exigente en cuanto al Gasto público. Además no hay mucha paciencia al respecto.  Queremos todo aquí y ahora, como las estrellas del rock, aunque seamos personas normales y corrientes, como tú, piedra ligera, como tú. Los grandes logros en sociedades como las escandinavas, entonces sumamente pobres, se produjeron porque hace más de cien años muchos de sus ciudadanos coincidieron en  que había que dedicar dos o tres generaciones a la mejora paulatina de las condiciones y los hábitos sociales desde la igualdad hasta la gimnasia en vez de conquistar el Palacio de Invierno. Pero esto es para tratarlo en los próximos 25 años de acampada.

Anuncios

Etiquetas:

3 comentarios to “Mis 15 céntimos para el 15M.”

  1. Carmen Says:

    ¡¡¡¡MUY BUENO!!! ¿Se te ocurre alguna manera de hacer llegar a los indignados tus quince céntimos? Si no permiten aportaciones en la web, en Sol hay urnas donde aceptan las propuestas, si me autorizas imprimo las tuyas y las llevoa Sol

  2. ese Says:

    Nadie puede prohibirte nada en un blog público y anónimo, pero por lo que he visto en Sol no tiene acomodo nada de más de dos frases.

  3. Carmen Says:

    Será por lo del muro a lo Facebook. Lo intentaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s