No tengo razón.

by

He llamado al diputado de mi circunscripción y le he dicho: ¡Debo quejarme a usted en busca de una reparación al menos moral; yo soy alguien y no estoy en la lista de los Pegasus!
Pasados unos minutos ha tenido la deferencia de responderme: ¡Estás equivocado, no eres nadie y estás en la lista!

Etiquetas: