Los negacionistas somos así.

by

Nos negamos a no grabar conversaciones estimulantes.

No nos conocemos.
No.
Sólo sé que es usted un eminente virólogo.
Un amigo que me ha embarcado en ésto me ha dicho que Usted es Grande del Mundo y que su apellido es capicúa, no sé nada más.
Los dos sabemos el propósito de esta charla, llegar a un acuerdo sobre lo que los dos hemos conocido en extenso y por escrito en los últimos años.
LLegar a un sí o un no.
Eso es, comencemos.
Antes de eso, ¿era necesario que nos reuniésemos en una calle mal iluminada de una ciudad pequeña en España?
Digamos que es una mala escenografía o puede haber algo más. Después de verle tengo una reunión con un gran guionista.
Por mi parte le digo, su pretensión es posible y puedo y quiero participar si hay algo que me beneficia mucho, cosa que de momento no veo y que Usted deberá explicarme.
Prestigio y quizá una gran fortuna.
Usted dirá.
¿Si yo tengo un nuevo virus excepcional, Usted puede lograr una vacuna efectiva en 8 meses?

Le repito como ya le he dicho por escrito que los protocolos de aprobacion de una vacuna con fases bien definidas y mensurables no llevan menos de dos años en el caso de que los organismos regulatorios sean amistosos o contemplen el fármaco como indispensable.
De protocolos y contemplaciones me encargaré yo. Dígame los plazos más perentorios por su parte contando sólo con su trabajo.
Ocho meses es suficiente si Usted es capaz de despejar todos los obstáculos regulatorios.
Delo por hecho.
Hablemos de mi compensación.
Todo el prestigio de la vacuna para Usted y al menos 50 céntimos de dólar por dosis fabricada, que serán miles de millones.
¿No está Usted mintiendo o al menos exagerando?
Antes de empezar a abrir su laboratorio tendrá todas las garantías de lo que le digo.
¿Y quién va a pagar esas cuantías imposibles?
Los gobiernos gustosamente y sin poner pegas, más bien agradecidos.
¿A quien se lo pagarán?
A los fabricantes farmaceúticos que lleguen a tiempo.
¿Y cómo llegarán a tiempo?
En todos ellos tengo intereses mayoritarios solo o en compañía de otros (socios) y harán lo que les diga.
¿Cómo sabe Usted que los Gobiernos aceptarán las vacunas y pagar por ellas?
El miedo obra milagros y me aseguraré de que tengan mucho miedo.
Un virus de baja mortalidad no causara mucho miedo. No lo causa la malaria y eso que se concentra en pocos paises.
También me ocuparé de eso. Será universal. Tengo agentes que viajarán “fumigando” mi virus. El virus de adicción al viaje lo soltamos hace años.
Pero cómo piensa Usted tener tanto éxito en tantos temas.
Querido amigo Usted no está en las llamadas redes sociales.
No ,¿qué quiere usted decir?
Yo si estoy o más bien diría que tengo y con eso basta.
¿Porqué?
Son una automedicación contra la cordura y van a dar a conocer el peligro muy bien con mucho detalle y un poco de enredo, el necesario. Los científicos participantes lograrán que cualquier, le repito cualquier, afirmación sea creíble y en los bares se hablará de la mensajería ARN. También se hará apología de la necesidad de su vacuna y así se vacunarán hasta los caniches.
Bueno, si es así de acuerdo en todo. Puliremos el contrato por escrito en las direcciones que hemos utilizado hasta hoy.
Así será y no volveremos a vernos.
Antes de terminar permítame algunas preguntas por curiosidad. Porqué insiste usted en dos dosis y en las temperaturas bajísimas.
Las temperaturas seré sincero, además de las farmaceúticas tengo otros intereses y nunca viene mal una gran logística del frío extremo que te salga gratis. Lo de las dos dosis es sólo mi gusto por el drama y estirar el suspense un poco más.
Tengo pues que guardar un absoluto secreto.
Sobre nosotros absoluto; en cuanto a la vacuna puede Usted ser generoso y compartir el conocimiento con quien quiera, no me importa que salgan vacunas a decenas incluso vacunas nacionales; hay dinero para todos. Serán benefactores de la Humanidad, el Nobel sólo para Usted.
¿Cuando empezamos?
Estamos a diciembre yo empiezo ahora mismo. Usted espere a marzo cuando vea que hay pánico suficiente y, no tengo que decirle que la vacuna no antes de diciembre no vayamos a estropearlo. El 22 es el año de alivio mundialy tengo planes en marcha. Cuando cayó la URSS me llevé a dos genios del Gosplan y es que no paran de darme alegrías. Trabajaban en suministro de calzado y eran considerados unos mantas, pero en cuanto a capitalismo financiero no hay nadie como ellos. No le digo que hasta me han creado todo eso de las cripto.
¿Cuando tendré el virus?
Ahora mismo en esta probeta perfectamente sellada. Tenga cuidado que tiene algunos efectos curiosos de tipo organoléptico.

Etiquetas: