Mascarillas 3/n

by

Mi mascarilla me ha convencido hoy de que no es necesario ser un bandido para vivir en un mundo despreciable.

Etiquetas: