Los perdones.

by

Una de las noticias más raras en este año fértil en noticias raras es la reciente información de que Donald Trump está estudiando la concesión de un perdón preventivo (preemptive pardon) a algunos de sus familiares y allegados. Es una miserable expresión de afecto contradictorio porque como dice muy bien Trevor Noah ¿conceder un perdón no es reconocer que han delinquido? Por cierto recomiendo esta charla de Trevor Noah que me parece graciosísimo en todas las suyas.
Tambien he visto con una cierta envidia una charla de otro “Late Show”, el de Stephen Colbert, que demuestra la profundidad crítica de muchos periodistas americanos, muy distinta del estereotipo que circula por aquí. Colbert es serio y divertido y es imposible oir algo tan caústico en ninguna televisión española. Ni siquiera en la marginal del periodista de Orihuela del Tremedal.
En España sabemos mucho de perdones. Se les suele llamar indultos es decir no son preventivos y es que no nos preocupa mucho el mantenimiento. Aquí hay muchos datos, algunos de ellos dan vergüenza; tampoco hay que ser tan quisquillosos, es peor modificar las leyes para lo que era delito antes deje de serlo y obligue a la excarcelación.

Etiquetas: