Si no es ahora, ¿cuándo discreparemos?

by

Me he obligado a escuchar con atención a la ministra Yolanda Diaz, alabada por todos los suyos por su capacidad de trabajo y conocimientos. De acuerdo, es posible que tenga gran capacidad de trabajo, ya habrán pasado demasiados varones perezosos por el Ministerio de Trabajo, pero escucharla, poner atención a lo que dice es mortalmente aburrido por su obediencia estricta a las reglas gramaticales del feminisno 2.0, por su obediencia al líder y su tonillo que recuerda más al siglo XX que al XXI, ¡quizá fue un siglo mejor, vaya usted a saber!
Cuando llevaba 14 palitos señalando las veces que decía “los trabajadores y las trabajadores” me rendí, y ella debió darse cuenta o agotarse y no lo repitió mucho más. Cuando alguien se fuerza a algo antinatural, siempre acaba mostrando resquicios; por ejemplo dijo enfermeras, pero no enfermeros; se incluyó entre los “los trabajadores y las trabajadores” porque dijo cedemos en una ocasión; dijo “los empresarios deben garantizar” y se le entendió muy bien que se refería a los machirulos empresarios porque poco después dijo que “los trabajadores y las trabajadores” deben devolver a los empresarios y empresarias (supongo que a las que han roto el techo de cristal, Santander, Bankinter El Corte Inglés).
Por otra parte el elogio al jefe fué palpable “lidera el proyecto europeo” (¡ahí es nada!).

Dos apuntes menores (o no tan menores).
El Gobierno pone el interés general por encima de los intereses particulares. ¡Faltaría más! ¿Pero quien define el interés general? ¿Esta catástrofe no admite matices? ¿Son los expertos del Gobierno más expertos que otros?  ¿Estamos todos de acuerdo con este confinamiento y con otras muchas cosas que no se discuten? Si es así, todos menos uno. Creo que es un error estrechar más el confinamiento. Mi mujer, que se ha contagiado (de la unanimidad, no del virus) dice que éste no es el momento de discrepar. Creo, por contra, que las falsas unanimidades hacen mucho daño.
Me gustó que dijese varias veces “nuestro pueblo” y que haya ensanchado sus horizontes porque hasta hace poco cuando decía “nuestro pueblo” ” estaba pensando en “Galiza” o en algún otro de los muchos pueblos del “Estado”.

Etiquetas:

2 comentarios to “Si no es ahora, ¿cuándo discreparemos?”

  1. Carmen Valladares Says:

    Creo que a tenor de cómo se ha blindado el gobierno para tomar las medidas del mando único, no van a tener mayor eco las discrepancias.
    No sé qué hacen en otros países.

  2. eseelsoles Says:

    Por ejemplo, en USA mira aquí
    https://slate.com/news-and-politics/2020/03/trump-coronavirus-response-failure.html
    Trump’s Coronavirus Response Is a Failure by His Own Standards.
    Tu puedes decir, es que Trump sí lo ha hecho muy mal, pero se lo dicen. ¿Estamos seguros de que este es el momento del silencio y la aprobacíón incondicional? Ayer me dijo un amigo (76años) que estaba pasando miedo. Si a su edad no puede decir la verdad ¿cuando? Habrá que decir con Quevedo que supo mucho de eso
    ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
    ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Los comentarios están cerrados.