Lo que hace el sinfinamiento.

by

Le he dicho a la Señora Juez: Es cierto, hoy me he demorado al ir a comprar el pan. Los más de seiscientos pasos que hay hasta la panadería los he dado con gusto, más, con delectación. No decía un-dos, un-dos como otros días sino uuún yyy dooós, uuún yyy dooós. Perdóneme, tenga en cuenta que he ido solo por la calle a la ida y a la vuelta.
La Sra. Juez se ha levantado y hablando con un acento como si fuese la mismísima Celia Cruz me ha dicho: “De morado, bonito coló, ¡ande, váyase, váyase!

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .