40. Hong Kong-Macao-Shanghái. 2018. 7 de abril, sábado. Decimonoveno día de viaje. Macao, día 6. Segunda parte.

by

Desde el templo de Lin Fung nos vamos al “Armazém de Boi”, o como lo llama la guía “Ox Warehouse”, un antiguo matadero convertido en sala de exposiciones.

Y tú dices “Matadero” y “sala de exposiciones” y piensas inmediatamente en “Matadero Madrid”. Error. Este es como un matadero de un pueblo pequeño y aunque su aspecto exterior es muy interesante ahora están en obras y no se visita.

Desde allí al cercano “Mercado Rojo”, llamado así no por los vecinos comunistas que venían aquí a impartir sus doctrinas y a vender sus productos agrícolas, sino porque está construido en ladrillo rojo, lo que en Macao es una singularidad.

Es quizás el más interesante de la ciudad y donde los vegetales están muy bien presentados y donde hay bastantes puestos de pescado. En estos lo más sorprendente son algunos ejemplares que los tienen abiertos chorreando sangre y donde han dejado la vejiga natatoria. No recuerdo haber visto ninguno así en España.

Una señora tiene un pequeño saco lleno de ranas y las coloca para que Marisa las pueda fotografiar, Quizás haya sido lo más exótico de la visita. Y la peor fotografía, pues solo se veía a unos grupos de ranas pugnando por salir de aquella malla de plástico.

Estamos cerca de un restaurante que recomienda la guía y que tiene la particularidad de que está en una zona donde viven inmigrantes birmanos y el restaurante también lo es. Buena comida, aunque habíamos olvidado que la cocina de aquel país podía ser bastante picante.

Seguimos nuestra ruta y nos volvemos a encontrar otro pequeño templo, este sin ningún signo en portugués, pues los importantes, vaya, casi todos, tienen un letrero con la información del lugar en ese idioma. Aquí nada. Le pregunto a la sacristana y me ha escrito “Kam Tong”. Confío en que sea el nombre del templo y no “Lo siento, pero no te entiendo”.

Aquí se repiten las ofrendas de papeles y frutas, pero además hay unas botellas de aceite, todas iguales. Espero en que no las echen al fuego como los papeles y sí sirvan para hacer deliciosos fritos.

Un nuevo templo, este sin buscarlo, Tou Tei, (para aumentar tu cultura religiosa: Tou Tei es el dios de la tierra) no demasiado interesante, pero situado al lado del jardín Luis de Camões.

La leyenda dice que este autor escribió parte de su famosa “Os Lusíadas” en Macao, exactamente en una gruta de este jardín, pero parece que es eso, una leyenda. De todas maneras, hay una lápida conmemorando este hecho. Me pregunto si este homenaje, que es de 1933, se seguirá mantenido cuando esta ciudad sea plenamente china.

En la pequeña gruta un busto de Camões y en su pedestal el comienzo de su obra famosa en portugués. Me temo que si llegan los revisionistas de la historia destruirán esa lápida y no sé si también su obra completa, pues dice cosas como

“E também as memórias gloriosas
Daqueles Reis que foram dilatando
A Fé, o Império, e as terras viciosas
De África e de Ásia andaram devastando,”.

Que si lo del descubrimiento de América por los españoles hay que borrarlo de los libros y de los nombres de plazas y calles, no te digo nada lo de “De los Reyes, que fueron dilatando/ el Imperio y la Fe, pueblos odiosos / Del Africa y del Asia devastando”.

También hay varias lápidas con poemas en una pared y entre otras una con un soneto de Torquato Lasso dedicado a Vasco de Gama y a Camoes y solo en su versión original italiana sin traducción ni al portugués ni al chino. ¡Mira que les gusta la poesía a estos portugueses! Bueno, creo que en lugar de decir a “estos” debería decir a “aquellos”.

Un precioso jardín donde había varios grupos de hombres jugando ruidosamente a un juego como de cartas con unos cartoncitos. Y casi todos fumaban como locos a pesar de que en la entrada del parque advertía de la prohibición de hacerlo. Pero he encontrado un letrero que ha resuelto el enigma: “Área para fumadores”.

En el jardín una estatua de ”Santo André Kim”, del que vimos una pequeña imagen en la iglesia de Coloane. Aquí una placa te informa de su vida, e iba a decir que “de su vida y milagros”, pero aunque los santos se caracterizan por eso, por realizar milagros aquí no decía nada de ellos. Sí que nació en Corea en 1821 y que fue preso y martirizado “pela tropa secreta coreana” en Seúl en 1846. Canonizado por Juan Pablo II en 1984 durante su visita a Corea.

NB.

¿Por qué este santo es tan venerado en Macao? Pues porque estudió en el seminario de esta ciudad para ser sacerdote católico.

Además de santos, poetas y jugadores Marisa descubre unos bonitos lirios.

Salimos del jardín por la plaza Luis de Camões y allí un letrero estratégicamente situado  en un sitio en el que el personal cree que hay servicios públicos  y por eso debe aliviarse allí mismo; el letrero dice “Please do not  Piss here”, curiosamente así en inglés y en chino, pero no en  portugués.

Junto a la petición han colocado un plano con un recorrido para que vayas hasta allí y con la advertencia de que están abiertos las 24 horas.

En esta plaza hay varios grupos de jugadores, pero aquí con una especie de damas chinas. Lo curioso es que solo juegan dos, pero tienen a media docena alrededor y siempre hay un par que les dicen a los jugadores lo que deben hacer, como deben mover las fichas y lo hacen a gritos. Que los grabé. A mí hasta me cabreaba,  que me daban ganas de decirles que “si tanto sabes siéntate aquí y juega tú”. Suerte han tenido (o he tenido) de no saber hablar cantonés.

En esta plaza hay en una fachada un montón de ropa tendida donde un letrero anuncia “Chang Chun authentic massage”. Si no fuese por eso parecería que es de una sociedad secreta, o de la lavandería de un monasterio, pues todos son túnicas, o similares, iguales.

La siguiente parada ha sido la “Casa Garden”, un precioso edifico colonial, ahora sede de la “Fundaçao Oriente”. Había una exposición muy interesante de un pintor chino que ha hecho retratos de autores literarios con tinta china y papel de arroz. Me ha gustado mucho excepto que solo había un autor en español, Borges, y ninguno español. Y aunque la mayoría eran de autores portugueses, y sobre todo retratos de Pessoa, había bastantes franceses y rusos.

En el jardín “forlong”  hay una estatua de Dom Bernardino de Senna Fernandes, donde en una lápida registran todos los títulos de este señor y a pesar del tamaño casi se ha quedado pequeña. Este ilustre ciudadano tenía entre otros méritos el ser “Comendador de la Orden del Elefante Blanco”, que parece de broma, y también “Chevalier Sauveteur de la Societé de Chevaliers  Sauveteurs del Alpes Maritimes”.

Etiquetas: , , , , ,