Los ayuntamientos y sus exigencias.

by

Entre las numerosas Administraciones Públicas españolas, Central, Autonómicas, Locales, Diputaciones, Comarcas y otras que ignoro, los Ayuntamientos nunca dejan de sorprenderme. Aunque su tarea parece ingente (suciedad, ruido, contaminación ambiental, déficit de servicios…) siempre están dispuestos a aceptar (o a crear) más problemas.
En éste momento parece que quienes tienen que gestionar Madrid, no tienen suficiente quehacer. Todo apunta a que el grupo chino Wanda va a desistir de su decisión de “rehacer” el edificio España cansado de las peticiones del Ayuntamiento, entre las que se cuenta la de mantener la actual fachada contra el deseo de Wanda de hacer una fachada “idéntica” a la actual, pero nueva. Ignoro el final de la decisión y si es ese el motivo de la discordia, pero si lo fuese he visto suficientes sacralizaciones de aspectos banales para pensar que es un motivo válido. En un país en el que se han destruído murallas romanas por kilómetros y en el que no hay más que pasear para saber lo que han dado de sí los concejales de Urbanismo y los arquitectos municipales, ningún concejal de Urbanismo ni ningún arquitecto municipal están legitimados para imponer a nadie que no pueda sustituir un edificio por otro estéticamente idéntico sino por otro parecido pero con la fachada anterior intocada, suponiendo que técnicamente presentasen la misma dificultad las dos posibilidades. Además del hecho de que cuando unos cargos electos (aunque sean mucho “mejores”) sustituyen a otros deberían estar obligados por los acuerdos adquiridos por los anteriores (excepto cuando sean ilegales), puesto que eso es lo que significa el esencial concepto de seguridad jurídica, es que hay muchas razones que avalan que los retrasos en el tiempo y la inacción son más perjudiciales que estas decisiones tan opinables y tan discutibles para un edificio que lleva diez años en la incuria sin que le importe al Ayuntamiento.

Hace unos días pasé por la Plaza de España de Madrid y era un horror (en mi humilde opinión) por una decisión que supongo que han tomado las mismas  personas que las que “negocian” sobre el Edificio España o alguien cercano a ellas. La vista de la plaza viniendo desde Callao era un enorme cartel publicitario de un Ford Mustang. Cartel de seis pisos de altura y casi toda la anchura de la Torre de Madrid, esquina lindante con el edificio en litigio. Quien ha consentido eso no tiene la más mínima autoridad personal ni estética para exigir nada a nadie. Claro es que la publicidad es “comunicación” según sus panegiristas y entre los nuevos concejales hay muchos comunicólogos, pero eso no basta para consentir ciertas cosas (aunque sean temporales y retirables) e impedir otras perfectamente explicables y que también iban a ser temporales, el edificio tenía 18 meses de reconstrucción  prevista, ya será el triple.
Digo ésto porque supongo que el enfrentamiento no se deberá a que el Grupo Wanda es propiedad de uno de esos chinos infinitamente millonarios permitidos, potenciados y apoyados por un Partido Comunista Chino, único en su país, al que no le gustan mucho las rastas, ni los cargos electos sin corbata ni las naciones sin Estado aunque estén apoyados por personas que se creen afines.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s