50. Sri Lanka 2014. Vigésimo séptimo día de viaje. 21 de octubre, martes. Galle y Weligama. Tarde.

by

Sri Lanka. Weligama.

En el pequeño paseo que hay entre la carretera y la playa de Weligama, y que podría ser bastante bonito si no fuese por las cagadas de las vacas, hemos encontrado un monumento dedicado a David  Martin Samaraweera, del que dice la lápida que fue “Philanthrophist Social Woker and Buddhist Benefactor”. Nació el 10 de enero de 1855 y murió el 2 de febrero de 1943. Tendré que investigar sobre ese Sr. Martín, que a mí lo de “benefactor” siempre me intriga.

Así estoy leyendo estos días en la web de El País que el Sr. Blesa y el Sr. Rato también fueron benefactores. Claro que para unos pocos, pero seguro que esos sí que los consideran como tales, y que si pudieran también les habrían puesto una lápida en algún paseo marítimo.

Sri Lanka. Weligama. Kaptara.

Después de comer nos damos un larga caminata y nos encontramos con una mezquita preciosa, como recién pintada, sobre un promontorio que entra en el mar. En la escalera de acceso una placa te comunica que “Algunas partes de esta mezquita han sido reparadas por la Media Luna Roja de Turquía”. No sé si sería por lo del tsunami. Arriba otra placa dice que “Esta fuente de las abluciones –donde se lavan los mahometanos antes de rezar- ha sido donada por la Media Luna Roja turca”.

La sala de rezos, vacía, está inmaculada aunque no sé si colocarán alguna alfombra para las plegarias pues está ahora solo con baldosas. Y tengo que confesar que el lavabo de caballeros es el más limpio que me he encontrado en Sri Lanka.  Marisa que ha ido al de señoras ha corroborado mi información.  (Lo siento cristianos y budistas).

Por allí hay solo un señor al que le pregunto si es el imán, pero no me ha entendido.  Entonces le he preguntado si era el que rezaba por los altavoces y me ha dicho que como era una zona no musulmana no había altavoces. ¡Sabia medida! ¿Te imaginas que eres un fiel budista y además pescador  y que te echas a dormir a las 5 de la mañana después de toda la noche trabajando y se ponen a cantar a las 5 y media? Es que hemos visto uno de esos extraños catamaranes que tenía colgando una bombilla de un palo, eso sí de las de bajo consumo, así que aquí sí que salen por la noche a pescar.  Luego lo he confirmado hablando con el dueño de una embarcación que la estaba reparando y que tenía ganas de charlar. Me ha dicho que por aquí todos los pescadores son budistas y que los pescadores musulmanes están en la costa este del país.

Desde la terraza una vista preciosa del entorno marítimo.

Sri Lanka. Weligama.

Pero estamos en el islam: un letrero en la pulcra e inmaculada mezquita te advierte que la “Ladies Prayer Room” (también en tamil y cingalés) está en otro sitio, no vayas a entrar y a rezar donde lo hacen los hombres. Si sigues la flecha llegas a una puerta como a desmano  donde si eres musulmana puedes hacer tus plegarias.

Al lado de la mezquita unos árboles cargados de grandes frutos: son murciélagos de esos enormes que ya hemos visto en otras partes de este país, pero que aquí no se mueven.

Sri Lanka. Weligama.

Acabamos nuestro periplo en el pueblo de Weligama en una tienda de zumos. El dueño también es musulmán y tiene en su establecimiento una capilla para rezar, imagino que pequeña. Y también sus lavabos están especialmente limpios.  Nos enseña en la pared la marca del agua de mar cuando el tsunami. Debió ser  terrible.

Cogemos un autobús para regresar a Galle y como en otras ocasiones la sorpresa de que tienen un precio diferente a la ida que a la vuelta. Creo que es debido a que hay buses de líneas públicas y otras, con el mismo recorrido, privadas.

Llegamos a Galle y está empezando a llover. Es una pena porque hay una puesta de sol preciosa. Y como ayer una pareja de recién casados fotografiándose en las murallas. El fotógrafo limpia el objetivo con su camisa y le hago un gesto de reprobación y me dice que solo tiene la camisa para hacerlo. Pero todo de buen rollito.

Sri Lanka. Galle. Fort.

La pareja no es muy agraciada, sobre todo el novio que parece con ganas de salir corriendo, pero entonces parecen un alegre grupo de chicas, creo que del este de Europa, algunas con vestidos vaporosos y empiezan a hacerse fotos allí al lado de los novios con poses de modelo  y creo que el fotógrafo miraba más a esas chicas que a los novios. Al final han acabado fotografiándose con ellos. A mi lado cuatro jovencitos con la mirada puesta en esas chicas cayéndoseles la baba. Les digo que tengan cuidado que se les van a saltar los ojos de las órbitas, claro que por señas. Grandes risas al verse descubiertos.

Sri Lanka. Galle. Fort.

Al llegar a la ciudad hemos visto muchos policías alrededor de la estación de autobuses y también en las murallas. He preguntado a  uno de paisano, que parecía policía, y me ha dicho que es que mañana hay un acto con motivo de una reunión de “scouts”, quienes han montado un gran campamento cerca de las murallas y que viene el presidente del país. ¡Vaya contratiempo! Mañana  queríamos dedicar el día a recorrer la ciudad y no sé los impedimentos que podrá haber. Todavía pensamos estar un día más pero hay anunciadas lluvias. Veremos.

Sri Lanka. Galle. Fort.

NB.

Hemos visto una fuerte pelea entre dos en la carretera de Weligama. Los han intentado separar y ha habido tortas para todos. Creo que estaban bebidos aunque eran las dos de la tarde. Lo curioso es que es la tercera pelea que vemos desde que estamos en este país. ¿Son muy belicosos los esrilanqueses o es que tienen mal vino?

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s