5. Sri Lanka 2014. Cuarto día de viaje. 28 de septiembre, domingo. Colombo.

by

Hoy de nuevo “desayuno cristiano”. Nos preguntamos Marisa y yo cómo te pueden dar el mismo desayuno en dos lugares tan alejados como Calcuta y Colombo. Quizás los misioneros anglicanos lo pusieron como norma en todos sus establecimientos y así siguen hasta ahora. ¡Y luego dicen que la iglesia católica es inmovilista!

Hoy vamos a empezar nuestra vida de turistas visitando la estación de ferrocarril. Ayer estuve yo solo por la tarde  y creo que merece la pena que Marisa la vea también.

Colombo. International Day Of The Deaf.

Antes de entrar nos encontramos con algo sorprendente: una “mani” de sordos. Pueda que hoy sea el día mundial de la sordera o quizás es simplemente algo  local. Están educadamente colocados detrás de una barandilla delante de la estación y a veces levantan el puño donde llevan atada una cinta verde. Y como a  este personal le encanta hablar no paran de hacerlo entre ellos. Hay bastantes mujeres pero no veo ninguna vestida de musulmana. ¿No habrá musulmanas sordas?  Si fuera más joven creo que haría una tesis doctoral sobre este tema: “De cómo el profesar determinadas religiones evita la privación o disminución de la facultad de oír”. (Según definición del DRAE de “sordera”).

La estación de ferrocarril sorprende a Marisa por su limpieza: “¡Hasta están limpias las vías”!

Colombo. Railway station.

Hay servicios públicos de pago pero descubro a una joven mamá australiana con niña que sale de una “Tourist toilet”. ¡Mira que nos cuidan! Más me sorprende un letrero que dice “Clergy Rest Room”. ¿Cómo demostrarás que eres un pastor de almas? Pero es que una vez dentro en lugar de mullidos sillones quizás te encuentres con una esterilla en el suelo para budistas y mahometanos y unas disciplinas y cilicios para los católicos.  Me habría encantado husmear por allí y  saber el procedimiento para obtener la llave de acceso.

Colombo. Railway station.

Desde allí nos vamos a la cercana “Bastian Mawatha Station” animada y ordenada estación de autobuses a pesar del aparente caos que reina. Preguntamos por los horarios para nuestro próximo destino y como siempre cuando creen que lo vas a comprar para irte enseguida te atienden solícitos pero cuando les dices que es para mañana ya no te hacen ni puto caso. Afortunadamente hemos dado con un amable caballero que nos ha informado.

Colombo. Manning Market.

Al lado está el “Manning Market”. La guía dice de él que puedes encontrar todo lo que crece en el país y que es el mercado al por mayor de frutas y vegetales.  Yo añadiría que es de imprescindible visita si te gustan los mercados y sobre todo fotografiarlos.  No he visto gente más amable en mi vida. Incluso uno me  ha hecho sentar en su puesto para que Marisa me fotografiase como si fuera yo el que cortaba las calabazas. Y por supuesto yo no le había dicho ni mu. Quizás solo una sonrisa.

Colombo. Manning market.

Otros nos han hecho fotografiar a un señor mayor al que Marisa le ha dedicado toda una sesión. Al final un par de ellos se han empeñado en que nos sentásemos con ellos en su puesto para charlar un rato.  En la corta charla hemos descubierto que no les gustan nada, pero nada, nada, los musulmanes y menos todavía que las señoras vayan con el niqab y es que aquí la mayoría de musulmanas que van con la cabeza cubierta van a la “moda saudí”.

Y yo me pregunto: ¿a quién les gustan los musulmanes?  No a los budistas, no a los hindúes, no a los zoroastrianos, no a los cristianos, no…Al final solo nos gustarán a los librepensadores y a los multiculturalistas de izquierdas.

Creemos que estamos cerca de un “kovil” (aquí con ese nombre se designa a los templos hindúes) pero erro el camino y tardamos mucho en dar con él. En el recorrido nos hemos encontrado  gente muy, muy amable que me ha ayudado. Y digo “me” porque cuando le he dicho a Marisa: “nos hemos perdido”, me ha contestado cruelmente: “No ‘nos hemos’, te ‘has’ perdido”.

Colombo. Kathiresan Kovil.

Cuando llegamos a los dos “kovil”, uno antiguo y otro moderno, los encontramos cerrados  pues por ser domingo abren a las 6 de la tarde. Y he pensado en el misterio que representa que todas las religiones, o casi todas, utilicen la semana como medida del tiempo y un día de ella como “día del Señor”, cuando se relacionan con un ser (¿un ente?) que está fuera del tiempo y del espacio. Lo dicho, un misterio.

Cerca de un kovil vemos una puerta de hierro con 4 candados y algunas casas  que parecen fortalezas. ¿Serán más ladrones o más desconfiados los moradores de esa zona?

Full confidence. Colombo.

Afortunadamente este barrio, Pettah, es muy interesante aunque hoy domingo está casi todo cerrado. Volveremos a visitarlo.

Comida en un simpático restaurante, menos picante que el de ayer, pero no logramos entender qué significa para ellos “no picante”.

Al lado del restaurante está el “Old City Hall”, el antiguo ayuntamiento al que la guía recomienda visitar y aunque dice que está cerrado los domingos aparece enseguida un señor pequeñito que nos abre la puerta.

Es el típico edifico colonial de la época británica, de 1865, que ahora está casi vacío. La estrella del edificio, además de él mismo, es una sala de reuniones de los concejales donde han colocado una réplica de cada uno de ellos de no sé qué momento histórico. Parece una cámara de locos. La guía dice que son figuras de cera pero el señor que nos la enseña  le pegó un fuerte coscorrón en la calva a uno de ellos, no sé si por animadversión o para demostrar que era hueso de verdad.  Para hacerlo más tétrico el vidrio verde de las ventanas ilumina, poco, aquella estancia con un color de peli de miedo.

Colombo. Old City Hall.

Vuelta al hotel y tras un pequeño descanso vamos de nuevo a ver la puesta de sol. Y si ayer había mucha gente hoy hay mucha más. Imagino que es porque es domingo  y porque hace un día estupendo. Aquello está lleno de familias y de parejas pero éstas sin achucharse. Y muchos en la orilla del mar divirtiéndose con los pies dentro del agua.  El día que descubran el placer del baño entero se volverán locos pensando en lo que se han perdido. ¿Quién tendrá la culpa de la pudibundez de los índicos?

Colombo. Galle Face Green.

Aprovechamos hasta el último momento y regresamos al hotel.  Pasamos al lado de dos iglesias cristianas y de una logia masónica. A ver si tenemos tiempo a la vuelta a Colombo al final del viaje y las podemos visitar.

Mañana a Mannar.

Anuncios

Etiquetas: ,

5 comentarios to “5. Sri Lanka 2014. Cuarto día de viaje. 28 de septiembre, domingo. Colombo.”

  1. Mulliner Says:

    ¿La pudibundez de los índicos? No sé si te has trabajado Sudamérica, supongo que ni de lejos como la India y alrededores, puede que te sorprenda si te digo que en Brasil, país donde a la exibición de la piel no se le da la mínima importancia, y concretamente en el “impúdico” Río de Janeiro, no está permitido el topless en ningún lugar. Las mujeres lo asumen como una lucha reivindicativa, pero he presenciado cómo la policía se llevaba detenidas a mujeres que habían osado quitarse la parte superior en la playa. Al tiempo, la parte inferior suele ser lo que ellos llaman “fio dental” que no necesita ser traducido. Mostrar la “bunda” es natural, mostrar un seno delito grave. Está claro que el pudor no es igual en todas partes.

  2. LaotraMarisa Says:

    ¡Qué alegría encontrar en el correo cada día el aviso de una nueva entrada! Gracias a los tres.

  3. Al de Sri Lanka Says:

    Mulliner, tienes razón: en Sudamérica solo me he bañado en el Amazonas, y estábamos solos, y en un pequeño estanque de aguas termales en los geíseres del Tatio, también solos, pero nada de playa, pero me sorprende lo que me cuentas de Brasil. No me lo imaginaba así: ¡Sitges más liberal que Copacabana!

  4. Luigi Says:

    Muy acertado el comentario sobre los musulmanes.
    Nunca he entendido el por qué del pudor con nuestra anatomía

    • Al de Sri Lanka Says:

      Pues seguro que tiene una explicación antropológica y que en algún momento de nuestra evolución nos sirvió para algo como especie pero no tengo ni idea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s