3. Sri Lanka 2014. Segundo día de viaje. 26 de septiembre, viernes. Colombo.

by

Por fin en Sri Lanka. Y nos damos cuenta de que no podemos dejar de comparar lo que encontramos con la India. Y es que se parece todo mucho y aunque  son países cercanos, son tan diferentes…

La primera y agradable sorpresa es que los pasos administrativos para entrar en el país son rápidos. Necesitas un visado que debes obtener por medios electrónicos,  por internet, el conocido como ETA: “Electronic Travel Authorization”. Nosotros tenemos el problema de que vamos estar 32 días en el país y el visado es por 30. Se lo explico al funcionario que nos coloca la pegatina del visado en el pasaporte y parece que no le da importancia. Veremos qué pasa cuando salgamos.

Cambiamos unas rupias esrilanquesas  (LKR) en el aeropuerto pues necesitamos pagar el taxi aunque imagino que no será el mejor cambio posible. Luego vamos a uno de los  quioscos  de taxi prepagado que aquí son de compañías privadas, no de sindicatos de taxistas como en la India.  Así que a precio fijo y sin sobresaltos. Lo único que tienes que saber  es que te ofrecerán  coger la autopista para llegar más rápido y el peaje lo debes pagar tú aparte.

El coche es moderno y limpio y el conductor agradable. Bien empezamos.

La autopista es como las de España pero en plan tropical y se conduce por la izquierda, que por algo fueron colonia británica. Bien es verdad que antes lo fueron de portugueses y holandeses pero entonces no había automóviles.

Segunda sorpresa: todos los coches son nuevos.

Tercera sorpresa: no tocan el claxon.

Cuarta sorpresa: nadie conduce en dirección contraria.

Creo que haré una lista de las diferencias con la India.

Le pregunto al conductor y me dice que el límite de velocidad es de 100 km/h en autopista y de 60 en carretera.  Este tramo tiene 27 km y me ha costado 300 lkr (rupias esrilankesas) el peaje.

Siempre que organizo un viaje tengo el billete de avión de ida y vuelta y un par de noches de hotel de la ciudad de llegada. El chófer nos lleva al alojamiento elegido y no intenta ni llevarnos a otro (no está seguro de la dirección y llama por teléfono para comprobarlo), ni cobrarnos más. Nueva sorpresa.

El lugar es agradable, amplio, aireado y la habitación, aunque espartana, muy grande y limpia. Vaya, grande, como que es de cuatro camas.

YWCA.Colombo.

El funcionario que hace la gestión de la emigración nos da a cada turista un paquete en el que hay una tarjeta SIM de un operador  de telefonía cargada con 50 rupias. Así que en el primer paseo que damos para hacernos con el entorno del hotel vamos a una tienda de ese operador y un amable empleado nos ayuda en todo el proceso. Parece mentira pero en la India (por lo menos hasta el año pasado) conseguir una tarjeta SIM de un operador local era un gran problema o tenía que haber alguien que te hiciera las trampas necesarias.

Así todo parecía ir  sobre ruedas hasta que se ha puesto a llover. Un diluvio. Nos hemos tenido que refugiar en una marquesina y cuando ha amainado un poco hemos regresado al hotel. Lo peor ha sido los grandes charcos que se han formado en las calles, a veces insalvables sin llenarte el calzado de agua.

Hemos pasado por delante de un Hilton y Marisa no ha podido evitar el sarcasmo de siempre: “tu amigo Luis se alojaría aquí”. Y es que este año no ha podido decir nada (en realidad “quejarse”) del taxi.  Los gustos y preferencias de mi amigo Luis son la barra de platino iridiado que sirven como unidad de medida.

Geometría

PD.

Al bajar del avión en Colombo nos han llevado en autobús hasta el edificio de la terminal. Antes de bajar del autobús un par de señores, de paisano, pero que imagino policías aunque no llevaban ninguna identificación,  nos han pedido el pasaporte a todos los viajeros y no solo a los negros, moros y sudamericanos como hacen en Madrid. Quizás es que aquí todos somos igual de sospechosos.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “3. Sri Lanka 2014. Segundo día de viaje. 26 de septiembre, viernes. Colombo.”

  1. jose luis Says:

    Por lo que parece Sri Lanka ofrece buenas cosas en comparación con la India. Algunos pequeños detalles que ya se van teniendo en cuenta con el paso del tiempo. No tocan el claxon!!! Me encanta volver a leer el ya clásico “tu amigo Luis se alojaría aqui” de Marisa. Si es que lleváis muchos años juntos Angel.

  2. Al de Sri Lanka Says:

    Pues sí Joséluis, llevamos muchos años juntos y más que llevaremos.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s