58. La India 2013. 25 de octubre. De Delhi a Mussoorie (pasando por Dehradun). Parte 2.

by

La estación de Dehradun ya tiene un tamaño y una actividad más humana que las de Delhi o Guwahati y cuando sales al exterior te ofrecen sus servicios los taxistas pero sin agobiarte.

La guía dice que los autobuses para nuestro destino, Mussoorie,   salen de la “Bus stand” del mismo nombre al lado de la estación del ferrocarril. Nada más salir le pregunto a un oficial de policía (es mejor preguntarle a un oficial que a un número pues hablan mejor inglés y ninguno está masticando betel) y no ha podido ser más exacto: “siga derecho, está a 40 yardas”. Y le tenía que haber preguntado que a cuanto está la yarda. “Cuarenta yardas” significa casi pegado a la estación.

Consejo viajero.

Mussoorie, la parte central y turística, está dividido en dos áreas: Gandhi Chowk o Library Bazar  es una y KulryBazaar y Picture Palace  la otra, unidas por un paseo de 2 km, The Mall. Así si piensas ir a Mussoorie desde Dehradun en autobús has de saber que hay  una  estación en cada uno de esos extremos, pero que salen de la misma estación de Dehradun y que debes haber elegido la zona de tu hotel.  Y que no te fíes de la hora de salida porque puede hacerlo antes de lo previsto: llegamos a la una de la tarde, nos dicen que sale a la una y media pero lo hace a los 10 minutos.

El viaje dura hora y media y a poco de salir empieza una gran subida que te lleva de los 700 m de Dehradun a los más de 2000 de Mussoorie, por una carretera serpenteante entre bosques de coníferas. Y como siempre en las cercanías del Himalaya una carretera que podría dar miedo pero el firme está bastante bien, hay muchos quitamiedos y sobre todo no ves los precipicios a los lados de la carretera. Marisa me dice que es tan peligrosa como las que pasamos con el coche hace unos días. Le contesto que si el conductor liquida a una cabra o  le da un viaje a un ciclista lo sentiré mucho, especialmente en el segundo caso pero nosotros estaremos a salvo. Además aquí no hay cabras y mucho menos ciclistas.

En el autobús también viaja un extranjero mayor y larguirucho y cuando llegamos al hotel previsto, donde yo estuve en el 2005, nos  encontramos con él, con Christopher, inglés con el que tendremos una corta e interesante relación.

Las habitaciones son grandes y espaciosas, tienen un buen precio y además nos hacen una importante  rebaja. Y encima es un edificio con mucho encanto, de esos que a Marisa le gustan para fotografiarlos por dentro.

Pasamos por la oficina de turismo y nos encontramos con la persona más inútil y vaga de todos los informadores de oficinas de turismo del mundo viajero.  No hemos conseguido ni una información  excepto un papelito con las excursiones que organiza su departamento pero que no gestiona y de las que no te da detalles. Además intenta vendernos un folleto sobre este estado que imagino que será gratis pues cuando rechazo su oferta me lo deja a mitad de precio. Encontramos donde venden los viajes y  nos apuntamos a uno para mañana. Eso es algo que hacemos con frecuencia porque además de ver cosas para las cuales tendríamos que alquilar un taxi, compartimos la experiencia de hacer la excursión con indios. El empleado de esa oficina me explica que aquí hay dos temporadas: la de las familias que va de abril a septiembre y la de los recién casados de octubre a marzo, pues ese es uno de los negocios turísticos de esta ciudad,  los “honeymooners”,  con hoteles especialmente pensados para ellos. Así que imagino que mañana será con novios.

Así que esta ciudad está preparada para esos tipos de turistas; por un lado hay caballos para cortos recorridos, como había también en Darjeeling, y luego diversos pasatiempos callejeros que imagino van cambiando como modas pasajeras a lo largo de los años: ahora está en auge el tiro al blanco de globos. La típica tontada que solo se le puede ocurrir que sea interesante o divertido a una pareja de recién casados.   Hay una novedad que no es de recién casados: unos cochecitos de niño que los deben alquilar. Creo que ya me sorprendieron en mi primera visita a esta ciudad pues es algo muy poco habitual en la India.

Hemos hecho una comida-cena en un restaurante estupendo, especializado en momos y que parece de unos tibetanos. Elegimos unos de espinacas y queso, buenísimos, y lo gracioso es que confunden espinacas con españoles, “spinach” con “spanish”, y así dicen “momos de españoles”. Le explico a la cajera que yo soy un español pero que no hacen  momos con nosotros  y se ríe un rato.

Damos una vuelta y aunque es una ciudad de vacaciones hace fresco e imagino que el personal se recoge  en los hoteles  así que está todo bastante vacío.

Pronto a dormir que hemos madrugado y además hemos tenido un buen sofoco matutino.

Mañana de excursión.

Breve historia de Uttarakhand.

Ya escribí sobre este estado en algunos de mis  anteriores viajes pero brevemente te  pongo al día.

Uttarakhand es un estado nuevo. Fue declarado como tal en el año 2000 separándolo del estado de Uttar Pradesh, para los indios UP (iupi), por la presión de los movimientos separatistas (e imagino que al gobierno central o al partido en el poder también le interesaría).  Además no formaba parte de ese estado antes de la independencia de la India cuando lo incluyeron en UP. Después en 2007 le cambiaron el nombre de Uttaranchal, por el que todavía muchos lo conocen y con el que había sido creado, por el actual.

Este estado está formado por dos regiones culturalmente diferentes, la de Garhwal, en el oeste,  donde nos encontramos y la de Kumaon en el este.

La capital es Dehradun.

Para los hindúes este estado lo relacionan con “la tierra de los dioses” pues en él  están situados algunos de sus lugares más sagrados y que son objeto de grandes peregrinaciones conocidas como el “CharDham” que comprende Yamunotri, Gangotri, Badrinath y Kedarnath y donde el verano pasado se quedaron bloqueados miles de peregrinos por deslizamientos de tierras, así como Haridwar, una de las siete ciudades sagradas y lugar donde se celebra cada 12 años el KumbhMela.  Y para los occidentales está Rishikesh lugar de culto para los practicantes de yoga y otras disciplinas de meditación.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.