54. La India 2013. 23 de octubre. De Guwahati a Delhi. Cuarta parte.

by

A bordo del Poorvottar Sampark Kranti.

Consejos, advertencias e historias de un viaje en tren.

Esta mañana tenía dos vasitos de plástico donde te venden el té y le he preguntado al encargado del vagón restaurante (el “pantry car” es más bien “vagón cocina”) dónde podía tirarlos. Me ha llevado delante de la puerta abierta del vagón y me dicho que por allí. Así que la segunda vez que hemos tomado té los he tirado por el agujero del turco. Luego me percato que en ese retrete hay un letrero que dice que está  “adaptado con un sistema de ‘biotoilet'” y que así no se va tirando las cosas por la vía y que es más higiénico y que los pasajeros no tiren plásticos ni nada semejante por allí.  Demasiado tarde. Mi vaso, que además se ha quedado de pie, sigue incólume al cabo de las horas recogiendo todo lo que echamos por encima. Un asco.

Para compensar esas pequeñas miserias seguimos atravesando una India bucólica y pastoral: campos encharcados llenos de flores de loto, vacas paciendo tranquilamente, gente desperdigada caminando por las  veredas, algún grupo de cabañas con techo vegetal, palmeras, bambú, bananos,…

Este tren para muy poco: solamente seis veces en todo el recorrido, pero en la tercera parada, a las 5 de la tarde ya llevamos una hora de retraso.

Voy al lavabo, nunca al “western style”, y está ocupado por una señora india mayor con sari. Yo me pregunto cómo hará una señora así para limpiarse solo con agua teniendo en cuenta no solo cómo va vestida sino también como está el suelo de mojado y con el movimiento del tren.  Y cuando hago pipí veo “mi” vaso como un ojo acusador de la mala acción realizada.

Otras cosas de la red de ferrocarriles indios.

A través de la “Indian Railways Network” puedes comprar los billetes con antelación en 3.104 centros de reservas y hacerlo hasta 60 días antes.

Si viajas con un billete obtenido por el sistema informático PRS (Passenger Reservation System)estás obligado a presentar una prueba de identidad, que en el caso de los extranjeros es el pasaporte.  En el caso de los indios (aunque no creo que ninguno me lea)  hay nueve documentos acreditativos que sirven para ese propósito pues parece que no hay un DNI nacional como el nuestro. Así que cuando nos piden el pasaporte en el tren, no solo es para comprobar   que como somos mayores tenemos derecho al descuento que nos han aplicado en el precio del billete, que además eso ya lo ha hecho quien nos ha vendido el ticket, sino para comprobar que la persona que el revisor tiene en su lista es quien tiene el billete. En resumen, que los billetes son personales.  Eso es algo muy importante.

Una particularidad importante del sistema de venta de billetes es lo que se llama el “Tatkal Scheme”, que en esencia consiste en la posibilidad de comprar un billete desde las 10 de la mañana del día anterior al inicio del viaje del tren, no de cuando tú lo vayas a coger, lo que es esencial en trenes como éste que invierten más de un día en su trayecto.  Esa reserva de billetes se cancela en el momento en que se hace el “chart”, ese listado donde colocan a cada  viajero en la lista de cada vagón; en ese momento  los asientos libres son adjudicados a la lista de espera. Con el “tatkal” no se permite el cambio de nombre, no se hacen duplicados y si lo pierdes  y consigues que te lo hagan debes pagar todo de nuevo. Y lo más importante para nosotros: no hay descuentos por ser  “senior citizens”. Y no hay devolución del importe si quieres cancelarlo, excepto en unas cuantos casos excepcionales. Además de todo esto y algo más,  tienes un cargo adicional que es un tanto por ciento que va del 10 al 30 dependiendo de las clases y con un mínimo y máximo que va de las 10 a las 400 rupias.  Y es que una vez encontré a un español que me dijo que él no tenía problemas para comprar billetes en la India, que iba a la ventanilla y decía “tatkal” y que siempre lo conseguía.  Pero bueno, para nosotros no sirve.

La compra con tarjeta de crédito: sí se puede comprar con ellas pero solamente en algunas taquillas especiales, que hay solo en algunos centros. Cargan 30 rupias más pero yo no las he visto nunca.

Finalmente se pueden comprar en las agencias de viaje  pero dado el pirateo que hay en sitios como en Delhi, yo no me fiaría un pelo.

Sobre los cambios del billete:  tu billete puedes transferirlo (excepto los del “tatkal”) a un miembro de tu familia. Esa es la norma, pero no sé como lo pruebas.   También lo puedes cambiar si eres funcionario a otro que te vaya a sustituir en el viaje. Y si eres estudiante debe ser el director del centro el que debe pedirlo.  Y ya en plan indio: se pueden cambiar a otros miembros de un banquete nupcial. Aquí el que debe pedirlo es el jefe de la ceremonia.  Misterio sobre el procedimiento.

El equipaje. ¿Cuánto puedes llevar? Pues hay unos límites pero no he visto a nadie que lo controle y especialmente en el nordeste con el movimiento de los militares, que a veces algunos se llevan hasta el colchón, no creo que lo pesen jamás. De todas maneras: en 2AC puedes llevar 100 kilos como máximo de los que 50 son gratis. En 3AC 80 y 40. Y en primera, donde viajo ahora, miedo me da escribirlo: 150 y 70.  Mee imagino a Marisa y a mí con una mochila cada uno de 70 kilos.

¿Y si me mato o tengo un accidente? Pues te pagan por muerto o por incapacidad permanente 4 lakhs y además los del ferrocarril te dan “pronto” después del suceso (no sé qué significa “pronto”  en la Renfe india pues cuando escribo esto llevamos 5 ó 6 horas de retraso) 15.000 rupias. Para otras circunstancias van de 32.000 mínimo a 3,6 lakhs máximo.

Pérdidas. Pues es posible que pierdas el billete y entonces ¿puedes conseguir otro? Sí, si informas de la pérdida antes de que hagan el famoso “Reservation Chart”. Te costará de 50 a 100 rupias por pasajero y según clase. Parece que debería ser lo mismo hacer un duplicado de tercera que de primera. Pues no.

¿Y si después de tener el duplicado encuentras el original?  Pues también te devuelven lo que te han cobrado menos un pequeño cargo. Por favor, no intentes buscar lógica en estos procesos administrativos.

Y para acabar con el tren: las “concessions”.

Hay 50 tipos de personas que pueden obtener descuentos en las tarifas de los billetes, algunas tan poco probables que me lean como “pacientes de lepra no infecciosa”. Y la primera pregunta: ¿los “infecciosos” han de pagar tarifa completa?  También tienen descuento los productores de leche en grupos de 20 como mínimo y que vayan de prácticas, viudas de diferentes contiendas… pero a ti la única que te interesa es la de “Senior citizens”: varones con más de 60 años y mujeres con más de 58. Nosotros un 40% de descuento y ellas un 50.¿Por qué la diferencia?  Y hay una que  quizás te pueda interesar: si eres estudiante extranjero tienes un 50% de descuento pero solo en las clases más baratas, pero además con los certificados de rigor.

NB.

Las grandes cantidades en la India siempre se expresan en lakhs y crores.

Un lakh son cien mil unidades.  Su abreviatura una ele mayúscula después de la cantidad. Debes tener en cuenta que ellos utilizan los separadores de la notación decimal de forma diferente que nosotros pues colocan una coma, no un punto, en los miles y la siguiente coma de mayor valor en los cien miles, en lugar de los millones. Así 1 lakh equivale a  1,00,000 unidades.

Un detalle de marketing: a veces se anuncia cosas con un precio de un lakh. Si fuese aquí dirían que cuesta 99,999 rupias.

Un crore son 10 millones o 100 lakhs. Así un crore son 1,00,00,000 unidades. Fácil, ¿no? Pues no, porque así como  lakh es la misma palabra en casi todos los idiomas de la India, las palabra crore es diferente en todos, aunque parecida.

 

 

 

 

 

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.