De Rangún a Bangkok.

by

Buda en Botataung. Último desayuno en el hotel de Rangún. Hemos concertado un taxi a las 10 y media de la mañana para ir al aeropuerto, pero madrugando un poquito nos dará tiempo de hacer un par de cosas.

Botataung.

No sólo es la tercera pagoda que hay que ver en Rangún, es que además tiene una serie de cosas que la hacen diferente del resto. La más importante es que tuvo ocho cabellos de Buda durante seis meses nada menos. Claro que luego se distribuyeron por diferentes partes y aquí se quedó uno solo. Pero no es como lo de los dientes, que éste no es una réplica.Por cierto, hace dos mil años, ¿cómo se haría una réplica de un pelo? La segunda cosa que la hace diferente es que durante la segunda guerra mundial una bomba de los buenos, lo que en la jerga militar se llama un “pepinazo”, dio de lleno en el blanco. Al rehacer la estupa se encontraron muchos objetos antiguos de cuando su construcción y ¡oh, milagro!, el pelo de Buda. Y cuando la reconstruyeron no la hicieron maciza como la original sino que la han dejado hueca con el famoso pelo en un relicario tipo custodia en el centro, todo lleno de espejos y con un foso alrededor. Los fieles echan dinero intentando que quede cerca del relicario y no caiga al foso. Os recuerdo que no hay monedas en este país, así que cogen el billete lo doblan y lo doblan y al final tiran la bolita resultante por una pequeña ventanita. Y me pregunto que qué diferencia habrá entre que quede el billete cerca o lejos. Imagino que tendrá algo que ver con la gracia santificante y su irradiación. Debe tener que ver con las leyes de la termodinámica divina. Pero pensándolo bien, los católicos cuando van a Roma a ver a Su Santidad también intentan estar lo más cerca posible de él. (Ayuda: ¿aquí “él” se escribe con mayúscula o minúscula?). A mi todas estas situaciones no me dicen mucho de la fortaleza de sus creencias religiosas y sobre todo de la creencia en el poder de la divinidad y de sus representantes, porque ¿qué es un metro o cien comparado con la gracia? Mejor con la “Gracia”, así con mayúsculas.Monjas entrando en el zedi de Botataung.

Esta pagoda es también interesante por el ambiente, porque a pesar de que a los extranjeros nos hacen pagar por entrar (¡y encima ir descalzos por todos los sitios!) no había más que fieles birmanos rezando por todos los lados.

De la pagoda nos fuimos a la oficina de correos de Rangún. Los sellos más baratos que he comprado en ningún viaje. En la puerta una multitud esperando a que abriesen las puertas. No me atreví a preguntarles lo de la tarifa de los ciegos y los 7000 gramos.Rangunesas y ranguneses esperando ansiosos la apertura de la oficina de correos.

Regreso al hotel, taxi y al aeropuerto.

Creo que ya lo dije cuando llegué aquí: todos los aeropuertos deberían ser como éste: pequeñitos y con poco movimiento. Es totalmente nuevo y tiene algún pequeño defecto de organización, como que te meten en la misma sala de embarque a pasajeros de tres vuelos distintos. Como uno iba a China tuve el presentimiento de que me podía ir a China por la cara, pero no, al final me metieron en el mío.

Durante la espera conozco a un australiano. Resultó ser de padres españoles pero era alto y guapo como esperas que sean los australianos. Se llamaba Daniel y hablaba un buen español. Pero a pesar de ser joven, fuerte y australiano era hipocondríaco: estaba preocupadísimo por una diarrea que tenía. Y a pesar de ser joven y australiano viajaba con un maletón enorme como las españolas que se van a un crucero. Me dijo que tenía un hermano que se llamaba Nemesio. Y eso debe ser una gran putada en Australia porque nadie sabe pronunciar tu nombre. Claro que los anglófonos tampoco saben pronunciar el mío y encima creen que soy una señorita. Antes de conocerme. Pero, por favor, si te vas a Australia de emigrante evita ponerle a tus hijos nombres antiguos y raciales como Nemesio, Romualdo, María del Delirio (que conozco a una con ese nombre)…Total, que no se pueden tener estereotipos.

Llegada a Bangkok. Cogemos el autobús para ir del aeropuerto al hotel. Ya estamos en otro mundo. Siempre me pasa lo mismo cuando llego a esta ciudad desde un país vecino. Aquí hay transporte público limpio y eficiente, las carreteras están llenas de coches (aunque conduzcan por la izquierda) y además son vehículos nuevos la mayoría. Y el bus nos deja al lado del hotel. Volvemos al de siempre. En el entorno de Kao San Road pero fuera del meollo central. Es un hotelito limpio y funcional donde solo hay hospedados extranjeros, como en todos de esta zona, pero donde nos encontramos muy bien y al que vamos desde hace años.

Vamos a dar una vuelta por Kao San Road. Creo que cada año es todo más exagerado: más gente, más occidentales, más jóvenes, más tatuados, más excéntricos, más laosianas vestidas de laosianas vendiendo baratijas, más exhibicionistas, más…Si vas a Bangkok y no te has dado una vuelta por esa calle te has perdido uno de sus puntos fuertes: los turistas como punto de atracción turística. Y además es la única calle ancha que es peatonal, por lo menos al final de la tarde. Tengo la sospecha de que hay jóvenes que vienen a Bangkok y no salen de esta calle y aledañas. Algunos bares tienen una gran pantalla de televisión y un cartel con la programación de las películas del día. Y algunos de éstos tienen unas camas desde donde ver la tele. O sea que dejas tu Melbourne natal, o Plasencia –recordando a las gárrulas del viaje de ida- y te tiras una semana aquí sin salir de dos o tres callecitas viendo un montón de películas en inglés con subtítulos. A cambio, en este barrio tienes un montón de hoteles, está muy bien comunicado con barcos fluviales y autobuses. Hay muchas agencias donde te solucionan los problemas de visados con los países vecinos o te organizan cualquier tipo de viaje. Y todos son jóvenes. No he visto lugar más artificial en mi vida. Y con la mayor concentración de “Seven Eleven” del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s