32. De Amasya a Estambul.

by

Sello del rey hitita Muwattalli I, abrazando al dios Teshup, el de los brazos articulados.Estos días tengo la sensación de que después de haber estado en un terreno con cocodrilos ahora solo tengo que preocuparme en no pisar lagartijas.
Esta mañana en la recepción del hotel he conocido al dueño. En estos hoteles pequeños a los que siempre voy suelen estar sentados en la recepción y si están con amigos no tienes claro quien es, pero cuando lo descubres y se lo dices, es como un reconocimiento y les encanta.
Hoy voy a ver una tumba póntica que no está en el grupo principal en la pared del castillo de Amasya. La guía dice que si tienes tiempo merece la pena visitarla. Está a cuatro kilómetros. Me cruzo con unos que deben ser como los moros en España que van de vendedores ambulantes. Estos llevan cajas con cuchillos y uno de ellos una lámpara de mesilla. Es una estampa curiosa: en una mano un gran estuche con relucientes cuchillos y en la otra una lamparita con vidrios colgando. Y me vuelvo a dar cuenta de que no hay ni negros ni chinos, y por tanto tampoco “tiendas de chinos”. Dejo Amasya y me meto por un camino. Solo hay una indicación al comienzo, así que tengo que preguntar por las huertas por donde paso. Todo son árboles floridos. Esto sí que es al fin primavera. Y llego a la tumba Aynali Magera. Pensaba que allí estaría solo y podría estar un rato aprovechando esa paz. Había un grupo de escaladores y aprendices. Escalaban a ambos lados de la tumba, respetando ésta. Es una de las actividades que ya no podré hacer pero me encanta verlos. No era una pared espectacular pero les ves luchar contra la verticalidad y siempre me admira. Compruebo que no tienen nada que ver con los nuestros. Los españoles suelen ir disfrazados a la última moda, que en algún momento fue la del hombre araña, porque siempre entra el consumismo en cualquier actividad humana y más en las deportivas y la cuestión moda es importante. Aquí en Amasya nada de mallas multicolores: un niqui y unos pantalones de chándal. Y además el 20% son chicas. Y algún gordito que crees que se ha equivocado de deporte.

La tumba. Para mí mucho más interesante que las otras. En su parte frontal hay grandes letras con caracteres griegos y los restos de algunos frescos casi totalmente difuminados. La guía dice que quizás fue usada como capilla bizantina. Esta tumba a diferencia de las otras que vi ayer está sin verjas de hierro y se puede dar la vuelta alrededor de ella. De esta manera te das cuenta de lo impresionante que era. Es curioso porque si quieres construirte una gran tumba con hacer un frontal espectacular y un agujero en la roca para que te metan ya vale. Pero éstas están totalmente separadas de la roca en sus cinco caras. Los reyes pónticos tenían la mano de obra barata. Como todos los reyes. Mi consejo sería: ve las tumbas de Amasya desde abajo y vente a ver ésta de cerca.
Al regresar paso por un mercado dominical tipo mercadillo de vegetales y textil. Luego en Amasya visito un par de mezquitas y un antiguo hospital psiquiátrico. Es bastante sorprendente que desde hace varios días me encuentro establecimientos así y es que estamos hablando del siglo XIII. Y además en varios de ellos hablan de métodos curativos con música. Este de aquí fue construido por la mujer de un sultán iljénido en 1309. Lo de “iljénido” no tengo ni idea como se escribe en castellano. Fueron los que se quedaron con el poder después de que los mongoles de Gengis Khan derrotasen a los selyúcidas anatolios, aunque para mí su arquitectura es igual. Si me leyese un especialista del siglo XII anatolio seguramente diría que eso que acabo de decir es una tontería.
Me voy a comer a la terraza de unos grandes almacenes. La comida no es especial pero sí la vista. Después al museo de la ciudad. Su estrella es una figurita hitita de bronce del dios Teshup de unos 15 centímetros. Como uno que me lee y escribe comentarios está muy interesado en el mundo hitita imagino que irá a verla en su próximo viaje. Sólo le faltan los brazos que eran articulados. El letrero dice que los brazos no se han encontrado todavía. Ese “todavía” indica que el que lo ha escrito es un optimista porque esperar encontrarlos después de 3000 años es bastante improbable. Vaya, que no vais a encontrar los brazos.
Lo que tiene más éxito de público en este museo es una especie de capilla con momias. Son media docena expuestas en unas vitrinas de vidrio. Tres o cuatro adultos y dos o tres niños. Dicen que son del periodo iljanid o iljanhi, o sea de comienzos del siglo XIV. Y allí tienes en sus huesos y pieles nada menos que al príncipe Cumudar, gobernador general de Anatolia. En turco, Anadolu Naziri Sehzade Cumudar. Una momia sin un brazo pero gobernador general.
Paseo al lado del río, descanso en el hotel y con un “servis” a la otogar para coger el autobús que me llevará a Estambul.

Amasya ha sido una etapa tranquila y placentera.
Para acabar y ya que he hecho referencia a los muertos del museo, una historia que me contó un amigo:
Siendo él concejal del ayuntamiento de X se removieron las tumbas del cementerio que tenían más de 100 años. Los “desenterradores” sacaban los restos y los metían en una fosa común excavada en la tierra para ese fin. Uno de los esqueletos era de un difunto bastante alto y al meterlo en la fosa quedó con la cabeza fuera de ella. El desenterrador dijo: “éso lo arreglo en un momento”. Le sacudió con la pala como si fuese una pelota de golf y la cabeza fue rodando lejos de allí. El cuerpo decapitado cupo perfectamente en su nueva morada.
Inconvenientes de ser alto. Esa fue el corolario moral que me dijo mi amigo. En este caso quizás sería mejor decir epitafio.

Anuncios

8 comentarios to “32. De Amasya a Estambul.”

  1. Carmen Says:

    Es triste que la mayor parte de los monumentos sean funerarios, bien porque se erigen para contener los restos de alguien, bien porque mueren muchos para su construcción o ambos casos como las pirámides…
    ¿Nos habremos liberado un poco cuando los muertos no tengan tumbas?

  2. ese Says:

    No seas tan exigente. Los que no tienen tumba tienen la bóveda celeste que tampoco está mal. Si lo dices por el coste, es cierto, pero a cambio crea trabajo.

  3. Luigi Says:

    La bóveda celeste, la desembocadura de un río, las cúspides nevadas del Himalaya o la nada.

    Más que trabajo crea un lucrativo negocio aprovechando el pesar de las personas.

  4. Angel de Turquía Says:

    ¡Qué cosas tan bonitas escribís relacionadas con la muerte!
    En el caso de las tumbas a las que se refiere Carmen, pues sí, creaban trabajo pero me temo que poco remunerado. O nada. Además hay trabajos más productivos para la humanidad que la tumba del jerarca.
    Yo entre “La bóveda celeste, la desembocadura de un río, las cúspides nevadas del Himalaya o la nada ” creo que me quedo con la nada.

  5. Angel de Turquía Says:

    Y conociendo la vena literaria que todos tenemos: ¿cómo es que nadie de los “comentaristas” ha sacado a relucir El Valle de los Caídos?

  6. LUIGI Says:

    Porque ya nadie se acuerda de él y menos como lugar de descanso, a pesar del sufrimiento con el que fue construido (bueno, excepto para algunos del pp que todavía siguen empecinados en el pasado)

  7. jose luis Says:

    Exacto, nadie se acuerda de “eso”.
    Yo personalmente prefiero que me quemen.

  8. negro Says:

    Tumbas maravillosas, Valles de los “Caidos” (esto si que es una palabreja), Catedrales, estatuas……….legado de los opresores que se construyeron (mejor se pagaron) testimonios de perdurabilidad a costa de los oprimidos. La Historia, solo en algunos aspectos, hace justicia y en la obra artística, por fortuna, vemos al artista (perdurable) y nunca al mecenas. Me encantan e ilustran estas páginas (creo que nunca me acostumbraré a lo de blog y mucho más).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s