Sinan.

by

Mimar Koca SinanSi Sinan estuviera vivo hoy cumpliría 518 años. Mucho vivir. Murió en 1588 a la edad de 99 años, pero su obra ha superado el paso del tiempo. Mimar Sinan ha sido uno de los mayores arquitectos en la historia humana. Sus obras han llegado en buena proporción hasta nosotros y todavía pueden admirarse. Son tan extraordinarias que algunas ciudades en las que están presentes perderían su personalidad sin ellas, como sería el caso de Estambul.
Sinan fue jenízaro. Una de las prácticas más crueles de los sultanes otomanos, que fue causa del escaso afecto que sus súbditos no musulmanes les tuvieron, era la “devshirmeh” o tributo de sangre, la costumbre de llevarse a los “mejores” varones de los hogares cristianos para formar el cuerpo de elite de su ejercito y cuidadores directos del sultán, los jenízaros.
El sultanato otomano ha sido una de las autocracias más peculiares y eficaces de la historia debido a dos normas sencillas: 1) El cuerpo militar de elite, los jenízaros, se componía de varones reclutados a la fuerza siendo niños o adolescentes, hijos de familias no musulmanas. Los hijos de los jenízaros, si los tenían cosa no frecuente porque la mayoría permanecían célibes hasta su retiro como soldados, eran educados como musulmanes, por lo que no podían ser jenízaros. 2) La sucesión del Sultán no estaba predeterminada por lo que se producía un gran número de parricidios y fratricidios en busca de la sucesión. La suma de esas normas produjo un entorno de elevada crueldad, pero, en cierta medida, de selección de los más capaces porque redujo mucho la influencia de lo hereditario y no se creó, como en las cortes cristianas una fuerte aristocracia permanente en torno a la corte, aunque en sus dos últimos siglos, esas costumbres se relajaron. Como siempre hay algún aspecto que puede alabarse incluso en lo más tenebroso, se dice que la devshirmeh permitió que hijos destacados de cristianos pobres llegasen a ocupar puestos destacadísimos en la sociedad otomana que de ningún modo hubiesen ocupado de no ser reclutados a la fuerza. Es cierto que de los jenízaros salieron muchos personajes sobresalientes como el propio Sinan o uno de sus amigos, el visir Sokullu, serbio cristiano raptado cuando se llamaba Sokolovich, quien mandó construir una de las mezquitas más hermosas de Estambul, la Sokullu, pero no es de extrañar que en sociedades y épocas guerreras destaquen los soldados.
El padre de Sinan, al parecer cristiano griego ortodoxo natural de Anatolia (aunque los armenios quieren recuperarlo para sí), era cantero y carpintero, oficios que enseñó a su hijo. Algo debieron ver en Sinan los reclutadores jenízaros cuando se lo llevaron a los 22 años, puesto que era mucho más frecuente la recluta forzada a edad más joven y más dúctil.
En su primera juventud, Sinan fue un soldado que participó en campañas militares en Europa, Asia y Africa por donde se extendía el Imperio Otomano, aunque esencialmente perteneció a lo que hoy se conocería como el cuerpo de ingenieros y pontoneros,también fue artillero, contruyo puentes, ayudas para la fortificación y máquinas de guerra para los jenízaros; de los puentes utilitarios pasó a construir puentes inmortales. El puente de Mostar sobre el Moldova destruído en la guerra yugoslava de los 90, que los pontoneros españoles ayudaron a sustituir era obra de Sinan.
Mientras Brunelleschi, anterior en un siglo a Sinan y Miguel Angel, su contemporáneo, construyeron cúpulas por unidades, Sinan las construyó por decenas. Su cúpula de la mezquita de Solimán el Magnífico marca el estilo de las mezquitas otomanas para la posteridad. Quizá como pequeña venganza del joven cristiano que fue se inspira en la Santa Sofía de Justiniano.
Las cúpulas de Sinan proporcionan un gran espacio diáfano para que los fieles se sientan unidos en la oración sin que nada se interponga a la vista entre ellos y el “mihrab”, el oratorio que indica la “qibla”, que señala a La Meca. No por primera vez porque hay muchos antecedentes, pero sí de manera habitual y grandiosa, sus cúpulas eliminan de las mezquitas los bosque de esbeltas columnas que impiden en muchos puntos la visión. Quienes las vieron y quienes las vimos por primera vez, no pudimos evitar una sensación de sobrecogimiento.
Toda la obra de Sinan es obra de un arquitecto maduro puesto que una parte sustancial de su “obra civil” la construye con más de 50 años. Comenzó la mezquita Sehzade a los 54 años de edad, la de Solimán a los 61, la del Pachá Rustem con 73, la que él consideraba su obra maestra la del Sultán Selim en Edirne a los 79 y todavía tenía fuerzas a los 82 para comenzar la construcción de una mezquita que la esposa del Gran Visir Sokullu le pidió. Dirigía su contrucción cuando el gran visir recibió la noticia de la derrota de Lepanto.
Su discípulo durante 30 años Sedefhar Mehmet Aga construyo la mezquita del Sultán Ahmet o mezquita azul cerrando el ciclo de las grandes mezquitas del s. XVI otomano. A uno de sus discípulos, aunque con menos rigor probatorio, se le atribuye el Taj Mahal.
Su obra se extiende desde tierras húngaras a Damasco y La Meca.
Sus contemporáneos le llamaron Mimar (arquitecto) Koca (grande) Sinan, Gran Arquitecto Sinan. Si Sinan estuviera vivo hoy cumpliría 518 años. Su obra los cumplirá por él.

Se puede empezar a leer sobre Sinan aquí en español
o en inglés aquí

Buena galería fotográfica de obras de Sinan en esta web turca
Una relación inventariada de sus obras en esta web turca

Escribió su autobiografía, pero no he podido encontrar información acerca de ella fuera del turco. Ni siquiera he logrado saber si ha sido traducida alguna vez.

Sinan construye una obra gigantesca que wikipedia en español resume así:
“Se le atribuye el diseño de: 81 mezquitas, 50 oratorios, 62 escuelas, 19 mausuleos, 32 conjuntos palaciales, 24 hospitales, 17 edificios de postas, 6 mercados, 33 baños públicos, 7 acueductos, 8 puentes y 338 edificios no identificados.”
La wikipedia en inglés da cifras algo diferentes, pero también altísimas.
“Sinan is said to have constructed and founded
94 great mosques (camii), 57 universities, 52 smaller mosques (mescit), 41 bath-houses (hamam), 35 palaces (saray), 22 mausoleums (türbe), 20 caravansary (kervansaray; han), 17 public kitchens (imaret), 8 bridges, 8 store houses, 7 schools (medrese), 6 aqueducts, 3 hospitals (darüssifa).”

Anuncios

9 comentarios to “Sinan.”

  1. Angel de Turquía Says:

    Estuve en Mostar antes de la guerra yugoeslava y el puente, que no sabía construído por Sinán, me pareció una de las obras más espectaculares y bonitas de la ingeniería. Ahora que ya sé que es de Sinán lo puedo comparar con la mezquita de Sokollu. Después de leer este artículo me admira mas el personaje.

  2. polo Says:

    Interesante artículo… a tener en cuenta en próximo viaje…

  3. jose luis Says:

    Crees que está por encima de Miguel Ángel o Brunelleschi?
    Qué diría Sinan de la T4 de Barajas?

  4. eseelsoles Says:

    Como arquitecto creo que es de esa talla, con el matiz de que Sinan construyó muchísimo más que ellos y obras de todo tipo. Obra civil como el derruído puente de Mostar, por ejemplo. El Imperio Otomano del tiempo de Sinan podía permitirse mucha más obra que las ciudades estado italianas y aprovechó a fondo el talento de Sinan. Y un aspecto que suele pasarse por alto, Sinan vivió 99 años, tuvo tiempo, aunque Miguel Angel (89) y Brunelleschi (69) también fueron longevos para su época.

  5. jose luis Says:

    El famoso puente de Mostar, el que fue construido por Sinan, he leído un artículo de Javier Reverte, en el que hace mención al puente, y él comenta que lo construyó otro arquitecto, discípulo de Sinan, y siguiendo sus técnicas. ¿Es cierto?

  6. Angel de Turquía Says:

    Da gusto ver como un buen artículo se va a convertir al final en una referencia de arquitectura. A la espera de la contestación canónica de ESE he buscado en una antigua guía de Yugoslavia: “el puente viejo (Stari Most) construido en 1556, bajo el gobierno de Karadjoz por Hajrudin, arquitecto turco, discípulo de Sinán”. Y además la cinta azul que servía de marcador en este libro estaba en esa página. Después de casi 20 años.
    ?Has leído “El puente sobre el río Drina” del yugoslavo Ivo Andric? Pues ese puente parece que también lo construyó un discípulo de Sinán.

  7. eseelsoles Says:

    Respuesta tajante, no lo se. Después de repetir y ampliar las consultas que hice para la nota sobre Sinan, creo que sin duda lo que llamaríamos hoy la dirección de obra es de Hayreddin, discípulo de Sinan. De hecho es famosa la anécdota, y ya la había leído cuando escribí la nota sobre Sinan, de que Hayreddin preparó su funeral para el mismo día en el que se iba a retirar el “encofrado” y andamiaje de madera del puente, porque el bey del lugar le había amenazado de muerte si el puente caía.
    El papel del arquitecto director de obra es muy importante (el esencial diría yo humildemente), pero dudo mucho de que hoy se considerase a Hayreddin como autor; no sólo era discípulo de Sinan, sino que se sabe que Sinan funcionaba como lo que hoy llamaríamos un “estudio de arquitectura”, porque tal volumen de obra era imposible y más a las distancias y los transportes de entonces; Sinan tuvo muchos “directores de obra” ( y esa tarea de creación de discípulos activos fue otra de sus virtudes). La mejor relación de obras de Sinan que he podido encontrar lista el puente (köprüsü) de Mostar como obra suya. Ver http://trboard.org/modules/makale/makale.php?id=85 bajo el apartado puentes (Köprüler en turco).
    Además Sinan estuvo en esa década en Mostar puesto que también se le atribuye como suya la que dicen que fue la mezquita más bella de Mostar, la de Karadjoz Bey. Quizá Hayreddin aceptó llevarse las amenazas de muerte que el gobernador local no se habría atrevido a lanzar al arquitecto jefe de Soleiman a cambio de dirigir y ser coautor de una obra maestra.
    No obstante creo que no molestaría a Hayreddin, que en reconocer la autoría no se debe ser tacaño, decir que su puente lleva el sello de Sinan.
    Tu pregunta me hace lamentar más no poder leer la autobiografía de Sinan, que quizá dé alguna pista del asunto.

  8. jose luis Says:

    En el artículo de Javier Reverte, incluído en su último libro, comenta que cuando Hayreddin construyó el puente por primera vez, nada más inaugurarse, se derrumbó. Y fué entonces cuando se le concedió la segunda oportunidad, pero claro, si volvía a fallar lo pagaría con la muerte. Por eso pensó que el día de la segunda inauguración coincidiría con el de su defunción.

  9. eseelsoles Says:

    Del artículo de Reverte hay que decir que si non è vero, è ben trovato… y literariamente es mejor así, pero no hay ningún sitio serio en el que se mencione que el puente se cayó. Ni en la seria Wikipedia ni en la Britannica, ni en búsquedas en Google en las que aparecen hasta folletos de viajes. Parece ser que el puente no se cayó en su construcción y el nombre de Hayreddin se conoce (con certeza) por un documento otomano (que en ese imperio se escribía mucho) encontrado siglos después de su construcción, aunque parece que existió una inscripción en uno de los lados del puente con su nombre. Todavía en el siglo XVII el mayor viajero otomano Evliya Çelebi, que conoció Mostar lo atribuía a Sinan, lo que indica que a pesar de la importancia del puente sólo quedaban leyendas y literatura. Sí se sabe que sustituyó a una vieja pasarela de madera sostenida por cadenas que temblaba tanto que los que la cruzaban pensaban que lo hacían con riesgo de su vida. Todo apunta a que al ser un puente casi desprovisto de ornamentación, causó desde el inicio una enorme sorpresa en los que lo veían por la línea pura y afinada y la luz de 29 metros, que fue en su tiempo el mayor arco construído; en un sitio tan remoto y a trasmano no es de extrañar que creara una sensación de irrealidad en los viajeros experimentados (como AL) de entonces, que ahora nadie se sorprende ni cuando levita.
    Si el inglés no es obstáculo recomiendo esta excelente página del proyecto de reconstrucción del puente que es muy rica en información de calidad sobre el puente y la zona. http://www.gen-eng.florence.it/starimost/index.htm
    Por cierto, el puente era tan esencial a la zona que al igual que otras ciudades con nombre debido a su puente (Pontevedra) Mostar se llama así por su puente (Stari=viejo Most=puente) y (mostari=guardapuente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s