20. De Midyat a Mardin.

by

Llanuras mesopotámicas desde MardinVoy a ir a Mardin pero antes iré a visitar Midyat. Esta es una ciudad con dos centros, uno antiguo y otro moderno, unidos por una calle-carretera de tres kilómetros recorridos continuamente por minibuses urbanos. Mi hotel esta en la parte moderna que no tiene ningún interés especial, excepto que es donde esta la otogar desde donde salen las furgonetas para Mardin y los autobuses de largo recorrido. La parte antigua tiene la mayor concentración de joyerías que he visto con la excepción del centro azabachero de Erzurum. Midyat tenía una importante población de cristianos siríacos ortodoxos de los que quedan unos pocos, pero sí 9 iglesias. Visito una de ellas. En el patio hay un grupo de escolares y hablo con uno que debe ser su cuidador. Son chicos siríacos de la zona que viven en el monasterio de San Gabriel como en una residencia y van a Midyat a la escuela o instituto cada día y luego regresan al monasterio. Se me olvidó preguntar que pasa con las siríacas. Pasa una señora y me dice que es una monja del monasterio -hay treinta y tantas- que también viene con ellos todos los días y que se ocupa de la comida. Las mujeres siempre en la intendencia.
Veo la iglesia. Lo que más me sorprende es la ingenuidad en la representación de los santos sobre las telas. La iglesia católica ha vivido unos cuantos movimientos artísticos que la han dejado como está ahora. Esto de aquí parece que no se haya cambiado desde la época bizantina. Charlo con uno que me dice que la población cristiana ha descendido mucho por la presión de la población musulmana. Que ésta tiene el siguiente planteamiento: hazte musulmán o emigra a Europa. Y ésto último es lo que han hecho muchos. Y no me lo ha dicho él, pero imagino que lo que puede pensar es que ellos están aquí desde el siglo III o IV y los otomanos acaban de llegar. Pero creo que era una canción de Atahualpa Yupanqui que hablaba de uno que tenia el caballo y la pistola y él ninguna de las dos cosas. Aunque dice que ahora la situación ha mejorado mucho. Que los años 80 y 90, imagino que también con la problemática del conflicto kurdo, fueron muy duros. También se queja de la forma de hacer proselitismo de los misioneros católicos y protestantes, pero creo que esto fue más en el pasado, sobre todo los católicos. Dice que en lugar de intentar convertir a los musulmanes lo que hacían o hacen es intentarlo con los cristianos sirios. Y me decía: si ya somos cristianos por qué no se dedican a los que no lo son. Le hubiese tenido que hablar de las técnicas de marketing y de sus campañas porque todos los que venden, sean lavadoras, software o la felicidad eterna, intentan hacerlo de la manera más rápida y fácil. Y cuando tienes que presentarle los resultados (el “cierre” creo que decía un amigo en un comentario) a tu jefe no te preguntan cómo lo has hecho. Y además, !es que debe ser jodidamente difícil convertir a un musulmán si no eres los Reyes católicos, ¡Fernando e Isabel! ¡Y encima en Turquía!
Veo otra iglesia. Tiene una estructura semejante y un campanario muy característico de todas estas iglesias que también te sirve para localizarlas. No sé si podrán tocar las campanas libremente. Hay un par de grandes estufas en el centro. Otra iglesia esta rodeada de una tapia que tiene una puerta de hierro para acceder a ella. Está abierta y al entrar un niño me pide dinero. No. La iglesia esta cerrada y parece que esta en restauración. A través de las ventanas se ve que es la más grande y bonita de las que he visto. Al ir a salir el niño, tendría que decir “el cabrón del niño”, me ha cerrado la puerta. Sé que ha sido él porque me asomo a través de una terraza y sale corriendo. No sé qué habrá puesto en el exterior. La tapia es lo bastante alta para no poder saltarla. Quitando unos pasadores puedo salir. La había atado con una cuerda. El niño debía tener tres o cuatro años.
Después encuentro un grupo de mujeres con sus niños. Me piden que los fotografíe. Luego se lo hago a ellas. Hay muchas casas de piedra con aspecto de palacios y todo como de muchos siglos. Algunas casas están restauradas o arreglándose ahora. Acabo la visita y cojo el minibús para Mardin. Delante de mi un joven con una cazadora con este lema en grandes letras: “De puta madre”. Así que exportando la cultura macarra. Nadie sabrá quien es Séneca pero esta tarde en Mardin uno que me ha ayudado en un autobús urbano me ha ido recitando todo el camino futbolistas españoles y clubes de fútbol.
Mardin también tiene dos centros como Midyat pero su parte antigua es más espectacular sobre todo vista de lejos porque esta situada en la falda de una montaña. Mi guía dice que sufrió muchos problemas en los 80 y 90 pero que ahora se esta volviendo a abrir al turismo. Desde luego he visto a más extranjeros esta tarde que desde que salí de Estambul. Visito el museo que esta situado en el antiguo patriarcado sirio ortodoxo.
Pasear por las calles de Mardin como por las de Midyat es una maravilla. Entro en una mezquita. Parece que has vuelto varios siglos atrás. Es selyucida del XIV. Un señor me aborda en la entrada. Me explica muchas cosas en turco. Creo que sobre todo me quiere decir que es muy bonita. En el patio hay una fuente muy interesante y hombres sentados tomando té. Su interior es de los más bonitos que he visto en Turquía. Al volver a salir al patio me vuelvo a encontrar al mismo señor de antes. Me lleva a la fuente y me hace beber de ella en un cazo que hay colgado para ese menester. No puedo decir que no. Luego me coge y me hace sentar con él a tomar un té. Llaman a rezar y se va adentro.
Aprovecho para hacer dos de las fotos más estrambóticas del viaje. Una de un ataúd de madera, sin utilizar todavía, en el que la parte superior de las piernas esta clavada y plana y la parte del tronco abombada y sin clavar. Así es más fácil de construir y total como no va a mover las piernas… La segunda se podría presentar a un concurso: como han entrado a rezar se han dejado los zapatos en el exterior de la puerta. Como en todas las mezquitas. Pero es que hay un fiel que se ha dejado las dos piernas ortopédicas. De verdad. Luego me voy a visitar la iglesia de “Los cuarenta mártires”. Es del año 569. Allí charlo un rato con el cuidador. Es muy parecida a las de Midyat. Me dice que quedan en Mardin 350 cristianos. aquí incluye a 5 familias de armenios católicos y otros ortodoxos. Me explica que en Turquía hay 4 obispos sirio ortodoxos, pero que en Antioquía no hay ninguno, que allí había uno ortodoxo, pero no sirio, o sea que el de ayer no sé que relación tendría con esa ciudad, pero me hablo de ella y yo le entendí mal.
Para acabar el día se me ha ocurrido preguntarle a un policía por una mezquita que estaba buscando. Ha resultado ser un policía de turismo que ha decidido adoptarme. Me ha llevado al hotel y quería a toda costa que desayunásemos mañana juntos. Le he dicho que no pero ya veremos si no se presenta. Me abrumaba un poco.
España macarra.
Vi en una sábana colgada de un balcón: “Recién casados. Estamos follando. Perdonen las molestias”. ¡Pobres padres y pobres profesores! Toda una vida de esfuerzo y dedicación para llegar a eso. Y pobres esos “recién casados” que todavía creen que para practicar el sexo tienen que casarse. ¿Serán de alguna secta además de macarras ?

3 comentarios to “20. De Midyat a Mardin.”

  1. jose luis Says:

    Es difícil, o casi imposible que un musulmán se cambie de chaqueta, pero no es muy difícil hacer que beban alcohol y coman jalufo, lo he visto y muy de cerca.
    También me suena escuchar algo como -debo seis días de ramadán, ya lo haré mas adelante.
    Evidentemente esto no pasa entre talibanes.

  2. Angel de Turquía Says:

    Joséluis, creo que es más fácil que beban alcohol que que coman cerdo porque a muchos es que les da asco. Lo de las “deudas” del Ramadán no lo había oído pero es muy interesante.

  3. arantxa Says:

    Hola!
    Impresionante viaje que has hecho y estupendo blog.
    No sé si podrías ayudarme. Tengo planeado un viaje aMardin, y querría saber cómo llegar desde Erzurum a Mardim, y donde alojarme en esas dos ciudades.¿Puedes echarme una mano viajera?
    Mil gracias
    Arantxa

Los comentarios están cerrados.