De las precauciones a las ignominias.

by

Controles en los aeropuertos Las nuevas medidas de seguridad de los aeropuertos quieren convertir a los aviones, o a los aeropuertos que nunca se sabe, en los únicos lugares seguros de este mundo. Incomodísimos, pero seguros. Los Comisarios de la Unión Europea han debido decirse: “Puesto que todos dicen que tenemos un déficit democrático, tengamos para compensar un superavit estrambótico” Mientras todos los Air Rores del mundo pueden embarcar y desembarcar pasajeros en los aeropuertos de la Unión, los pasajeros no supondrán ningún peligro para las aeronaves, ni para sus compañeros de viaje, salvo que sean expertos en artes marciales a mano desnuda. Esta sobreestima de los aviones en vuelo seguramente tiene que ver con algún grupo de presión que no somos capaces de vislumbrar, aparte del evidente negocio de la llamada seguridad y del inmediato negocio de los envases pequeñitos, porque ¿quien tiene envases pequeñitos de todos los fluídos? ¿Chanel?
Hoy aparece en el Times Online que el reciente complot “afortunadamente descubierto” en el Reino Unido trataba de provocar explosiones masivas en UK y USA entre las que se contarían la explosión de limusinas con explosivos en aparcamientos subterráneos y el uso de “bombas sucias” radioactivas.
¿Será el siguiente paso en la seguridad universal obligar a quitarnos los cinturones y otras prendas en los aparcamientos y detener a los Homer Simpson de este mundo que no tienen cuidado con los restos de plutonio?
¿O sólo los aviones son dignos de seguridad, por aquel prurito antiguo de aristocracia aeronaútica, ahora que hasta el INSERSO los utiliza?
¿Podrán llevarse envases de cinco litros de sustancias varias en los restantes medios de transporte, como hasta ahora?
¿Y porqué unos fluídos sí y otros no?, la mayoría de los viajeros viajan con varios litros de sangre que manipulada en vuelo puede dar lugar a importantes morcillas explosivas. Incluso hay actores que logran explosivas morcillas sin sangre.
Y puestos a suicidarse ¿Porqué los suicidas tienen que suicidarse con grandes cantidades de fluídos? ¿No bastan n tarritos de 90 mililitros multiplicados por m suicidas para lograr un daño duradero? ¿Y si se juntan muchos suicidas en un solo avión? ¿No sería igual de trágico que muchos o todos los pasajeros fueran suicidas?
Y puesto que los envasitos se llevarán en envases transparentes, ¿Habrá especialistas en cualidades organolépticas de las distintas sustancias peligrosas haciendo catas en las puertas de seguridad del aeropuerto, o notarán la peligrosidad a simple vista?
Si la notan por textura o color, ¿Bastarán los colorantes alimentarios para hacer inocuo lo peligroso?
¿Mantendrán una atención estricta en todos los minutos de su turno de trabajo las personas de seguridad o como, hasta ahora, harán muestreos por aspecto?
Son demasiadas preguntas, pero quienes vayan a los aeropuertos para embarcar tendrán mucho tiempo de cola para responderlas, con los cinturones, y quizá los zapatos, en una mano, la ridícula bolsa de plástico con sus envases diminutos en la otra, la mirada puesta en la bandeja que se lleva sus preciadas pertenencias con su querido teléfono móvil y un sensor en forma de pala de cricket con una emisión radioeléctrica de baja potencia en los genitales. No digamos si temen que les descubran ese exceso de desodorante que llevan pegado al cuerpo con esparadrapo en un envase transparente. Y no para ir a Shangri-La, no, sino a otro engorroso aeropuerto donde, si tienen suerte, les darán otro repaso a la vuelta.

La nueva norma para el equipaje de mano dice:

A partir del 6 de Noviembre no está permitido llevar en el equipaje de mano aerosoles ni recipientes con líquidos, geles, cremas o productos de consistencia semejante (como desodorantes en barra), excepto:
1-Si estos productos van en bolsa transparente de 1 litro máximo con sistema de apertura y cierre y los recipientes no exceden de 100 ml. cada uno.
2-Si son medicamentos, alimentos infantiles o dietéticos para consumir durante el vuelo. En ese caso pueden pedirle que demuestren su autenticidad.

Anuncios

2 comentarios to “De las precauciones a las ignominias.”

  1. LUIGI Says:

    Que razón tienes! porque hay algo que me llama profundamente la atención, el mayor atentado de la historia ocurrido en este pais fue en los trenes, en Inglaterra en el metro, ¿Qué medidas de seguridad se tienen en estos medios de transporte? Como muy bien dijo ayer un presentador en la tele con lo que estamos haciendo ¿no es firmar el/la Patriot Act norteamericana?

  2. Inicios Says:

    Hartos de ser humillados, proponemos UN JUEGO en Inicios.es: que cada uno describa formas de secuestrar un avión sin utilizar armas convencionales ni líquidos. Y ofrecemos un gran premio: certificar entre todos lo absurdo de este momento de seguridad paranoica en el que vivimos y la falsedad de la seguridad que nos intentan vender.

    Si os animáis a poner en juego vuestra creatividad, el enlace es http://inicios.es/2006/12/20/medidas-de-seguridad-en-aeropuertos/

    Ánimo, que la cosa es seria…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.