13. Antalya tercer día

by

Mapa de la zonaDecido ir a Termesos pues aunque el dia es fresco parece que no va a llover. El dolmus te deja en el cruce de la carretera que te lleva a las ruinas frente a un letrero que dice: “Termesos 9 kilometros”. Un taxista que esta alli apostado me dice que me lleva, solo ida, por 20 liras. Que el aparcamiento esta a 9 kilómetros de una fuerte subida y que luego desde allí hasta las ruinas tengo que andar cuatro kilómetros más por una pista.
Que en total me costará más de cuatro horas de subir y otras cuatro de bajar, si voy andando. Le digo que no y baja a 15 liras. Voy hacia la taquilla de la entrada y vuelve a aparecer: Que por 10 liras me sube. Pues me ha costado dos horas hasta las ruinas.
¿Oiran los taxistas de aqui la COPE turca?

Termesos.
Ciudad de origen pisidio, sufrio la influencia de los griegos y romanos y fue abandonada en el siglo V. En el XIX fue descubierta por viajeros europeos. Una guía la define como “la mas espectacular ciudad en ruinas de Turquia”. Otra llega hasta decir que “su situación es comparable al Machu Pichu”. Pues de acuerdo con la primera pero me parece una exageración la segunda. Desde luego su situación es excepcional. Esta a unos 1000 metros de altitud. Hay muy pocos visitantes y el recorrido no esta muy bien organizado. No hay ningún tipo de vigilancia, como tampoco lo había en Aspendos. Desde luego no es la excursión que suelen hacer los viajes organizados. En el aparcamiento habia media docena de coches pero ningun autobús ni microbús.El teatro solitario de Termessos Las ruinas estan diseminadas en un bosque mediterráneo muy tupido, lo que te impide ver claramente los conjuntos pero al mismo tiempo le da un ambiente muy de “viajero descubriendo una ciudad escondida”. Lo que más me ha impresionado han sido las tumbas de su gran necrópolis. Son tumbas bilíticas. Imagino que esa es la palabra, porque si una pieza de una sola piedra es “monolítica” si es de dos sera “bilítica”, ¿no?
Una parte inferior, donde iba el muerto, de casi 3 metros de largo, por casi dos de alto y metro y medio de ancho. Y con una tapadera de piedra. Son enormes, espléndidas y están todas abiertas y volcadas por la ladera de una montaña.
Como en las pinturas del juicio final. Los saqueadores de tumbas no han dejado una en su sitio. Debe haber más de un centenar de ellas y cualquiera tendría sitio en un museo.
El teatro de Termesos aunque no es comparable al de Aspendos tiene una situación impresionante. El camino entre las ruinas está pavimentado en muchos sitios con trozos de las mismas ruinas y no es demasiado fácil. Desde la cima de la montaña una vista de las que quitan la respiración. Y un frio pelón. Sí merece la pena la visita a Termesos.
Al llegar al aparcamiento de las ruinas de nuevo vuelve a estar el taxista de la mañana. Me he dirigido a un par de extranjeras con coche alquilado y me han llevado hasta Antalya: unas simpáticas alemanas.
Mientras llegan mis fotos he encontrado esta página con fotos de tumba y teatro. Y ademas tiene un nombre muy bonito: http://www.isidore-of-seville.com/termessos/

Historieta.
Tengo que empezar diciendo como en las pelis: “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia” y todo lo que sigue es fruto de mi imaginacion.
Tengo un amigo de apellido noble. Bueno, mas que noble, real. Y no es Borbon. El es un intrepido montañero (im) y mantiene correspondencia con un grupo de excursionistas (ge).
Es algo asi como:
– ge. “Pues mañana queremos ir al Kilimanjaro”.
– im: (que ha subido 200 veces) “Es que hay mucha nieve y a lo mejor habría que esperar otro momento”. No digo lo que pasó pero lo podeis imaginar.
– ge: “Hemos avistado una manada de cebras carnívoras a 10 kilometros”.
– im: les manda una foto con las cebras (obviamente herbívoras) comiendo en su mano.
Y luego
– ge: “Hemos seguido las huellas de un oso durante 15 horas. Enviamos foto tomada con teleobjetivo a 2 kilometros de distancia”. (Se ve un punto negro).
– im: Ese oso se llama Manolo y viene conmigo los domingos a misa de doce. (Acompaña foto de Manolo esperando en el atrio, que los osos no deben pasar de alli).
¿Porqué esta historieta? Porque espero que el intrepido montañero no me ponga un comentario diciendo que cuando el estuvo en Termesos subio en una hora con una mochila de 40 kilos y bajó antes de desayunar. Además de haber plantado 400 encinas. Que le encanta enterrar bellotas cuando anda.

Anuncios

2 comentarios to “13. Antalya tercer día”

  1. Carmen Says:

    Ni los taxistas turcos ni, seguramente los de Alcañiz, conocen que esas dos poderosas y esbeltas piernas que sostienen el cuerpo de Al son capaces de ascender y, sobre todo descender los más escarpados riscos como si nada ý llegar abajo y sin ayuda de cervezas ni nada emprender cualquier otra aventura.
    No deberá pues temer que nuestro majestuoso y aguerrido montañero, mimetizado en la naturaleza como un indio cherokee, le vaya a enmendar la plana, que segura estoy de que ambos podrían caminar juntos con el mismo rigor y espartaquismo.

  2. Al de Turquia Says:

    Carmen, avergonzarme conseguiras, pero estas piiernas ya no son lo que eran. Y no me quiero poner como Jorge Manrique.
    Un beso
    PS
    En Alcañız solo he cogido un taxi en los entierros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s