Siempre te cuento

by

Antes contaba siempre con los dedos,

ahora he vuelto a contar como las horas

P.S. Después de escribirlo sin esa intención parece que se aplica al euro