AL de la India. Trigesimoprimera entrega. Amritsar.

by

Multitud en el templo dorado. Amritsar.Hasta que tuve que comprar el billete de tren y pronunciar y escribir en el formulario de la compra del billete siempre había dicho “Amristar”, porque seguramente es más fácil. El tren de Delhi a Amritsar era un Shatabdi y como es habitual muy bien. Al llegar a Amritsar búsqueda de hotel. Según la guía sólo hay dos cosas interesantes para ver: el templo dorado de los sijs y en Wagah un acto patriótico en la frontera paquistaní. Los del hotel me buscan un autorickshaw para ir a Wagah. Tengo una amiga india que me recomendó que no me lo perdiese. Esta a 30 kilómetros así que con rickshaw es más de una hora. Apareció otro cliente, austriaco, del hotel que también quería ir así que compartimos transporte.
Tendría que dedicar una crónica entera a describirlo pero a lo peor no me dejaban volver a entrar en la India, que son muy sensibles a todo lo que tiene que ver con Pakistán. Pero si tenéis la oportunidad de ir a verlo no os lo perdáis. Es un espectáculo basado en el hecho de arriar la bandera en la frontera indio-paquistaní, al mismo tiempo en cada lado, por los militares, con varios miles de espectadores en el lado indio y unos centenares en el paquistaní. Es curioso que dos países que han estado en guerra varias veces desde la partición en 1947, y varias veces a punto de hacerla, incluso con la amenaza de bomba atómica, se pongan de acuerdo para este espectáculo. Habiéndolo visto desde el lado indio me gustaría volver a verlo desde el paquistaní. Si anuncian algún programa de la tele sobre esto intentad verlo. Además como parte de los lectores de mis crónicas son mujeres y otra parte no ha hecho o no ha querido hacer el servicio militar, pues no entenderían mis apreciaciones personales sobre este acto. Sólo deciros para acabar que sólo los militares o malos imitadores suyos como “La Fura dels Baus” son capaces de un espectáculo así.
Luego en Amritsar, por la noche, encontré un buen restaurante, de esos que no se ve casi nada. Un amigo me dice que le hable de las comidas: el plato se llamaba algo así como vegetales “jalfrezi” y estaba buenísimo. Y según el maître del restaurante no estaba especiado ni picaba. Acompañado con una especie de pizza: un pan muy finito relleno de cebolla. Y a la salida me encuentro con una pastelería: “La Patisserie”. Increíble en aquel ambiente: un pastel de chocolate fuera de serie. Y así regresaba yo andando al hotel tan feliz cuando pasé al lado de gente que sólo tiene el trapo sobre el que duermen en el suelo. Y me sentí fatal.
Por la mañana la visita obligada al templo dorado. En el camino entro en un banco para cambiar euros por rupias. Y no es que sólo vea cosas cochambrosas, que no es así. Lo que pasa es que acostumbrado a los bancos de España pues entonces determinadas situaciones sí te llaman la atención. Es un banco enorme. En la puerta de la calle un vigilante con una escopeta de cartuchos de caza. Lo que es bastante normal aquí. Dentro, en el primer hall, dos más, cada uno con su escopeta. Me envían al piso superior que es donde está la sección de internacional. Unas mesas enormes. La suciedad más todavía. Otro guardia con su escopeta de dos cañones. Muchos empleados y yo el único cliente. El empleado que me da el dinero lo tiene en un maletín tipo “samsonite” con una cadena atado a la pata de la mesa. Imagino que aquí a nadie se le ocurrirá entrar a robar, pero si algún día lo hacen, los vigilantes con esas armas liquidarán a todos: a los ladrones, a los empleados y a los clientes.
Y muy cerca del templo se encuentra Jallianawala Bagh. ¡Qué suerte tienen los británicos que no tenga un nombre fácil como My Lai porque sería recordado de la misma manera en la historia de la infamia! En 1919 hubo en ese lugar una manifestación pacífica de unos 20.000 indios. El general Dyer, –hay que escribir su nombre, porque hay personas que no deben olvidarse-, que mandaba las tropas británicas que acudieron a disolver la manifestación, dio orden de dispersarse. El lugar estaba rodeado de tapias y la única salida la habían tomado los soldados: un estrecho pasillo que aún existe. Abrieron fuego sin más avisos. Murieron unos 400 y 1500 fueron heridos. Bastantes murieron ahogados en un pozo al intentar ocultarse. El general no fue considerado culpable de la matanza, sino un héroe. Hoy, un monumento con un jardín recuerda el suceso. Que no hay que relativizar la historia y buscar explicaciones y causas a hechos terribles e imperdonables.
El templo dorado.
Es el lugar más santo de la religión sij. Esta formado por un complejo de edificios con el templo dorado, Hari Mandir, en el centro de un estanque, aunque también se le llama “templo dorado” al conjunto del complejo. Realmente el templo mismo, el Hari Mandir, es pequeñito, pero al estar rodado de agua, todo de mármol blanco excepto los domos y parte de las paredes del templo que son dorados, es precioso. Mucha gente viene aquí a hacer ofrendas y se forman largas colas en el puente que une el templo con el exterior del estanque. Y además están los sijs con ese aspecto tan formidable con sus turbantes. El conjunto es espectacular.
Hago cola con toda la multitud para entrar en el Hari Mandir. Por los altavoces la música de los que cantan dentro: tres hombres (nunca he visto mujeres) sentados en el suelo. Uno de ellos toca unos tamborcitos y los otros dos un órgano que se toca con la mano derecha mientras que con la izquierda se acciona el fuelle que da el aire. Y viendo la cantidad de gente que hay por todas partes me acuerdo de un templo sij de Dwarka que estaba vacío, excepto el cura que siempre está leyendo el libro sagrado. En el templo dorado hay varios sitios con curas así: sentados en el suelo leyendo el libro y con una especie de espantamoscas. Salgo y me voy a comer y regresando al hotel casi me pierdo. Pregunto en una librería y el dueño resulta ser el señor simpático que intenta ayudarte más de lo que tú le pides. Divertido acude a un libro de “Aprenda español en un mes” y me lee las explicaciones en castellano. Si finalmente me fuera a dar clases de castellano en Ajmer podría dar un curso cada mes con ese libro. Lástima que este hecho con base en el hindi y no entienda nada. Aproveché para preguntarle por los lassis, que la guía dice que son muy buenos en esta ciudad. Por si alguno se decide: enfrente del cine Regents. Y son tan buenos que cada vez que paso por allí me tomo uno. Y creo que ya es hora de explicar la receta. Hacen yogur en unos recipientes grandes metálicos de unos 60 cm. de diámetro y 10 de alto, parecidos a unas paelleras, hirviendo mucho la leche. Al dejar reposar el yogur se forma una costra que la van quitando y guardando (“reservando” dicen las cocineras) conforme van cogiendo el yogur. Ponen el yogur con hielo y azúcar en una batidora y lo baten bastante rato. Generalmente el lassi no lo tienen hecho sino que lo hacen para cada cliente. Al servirlo lo ponen en un vaso o en un pote de barro de un solo uso poniendo encima, flotando, un trozo de esa costra cremosa que han reservado. En algunos sitios le añaden frutos secos por encima o jarabe de granadina. Generalmente te lo sirven dulce, si tú no dices nada, aunque sobre todo en los restaurantes los puedes pedir salados o con frutas batidas, generalmente plátano, aunque sin la crema. En Ahmedabad, los mejores de este año, ponían una bola de helado dentro. El vaso al final es de unos 300 c.c.
Breve reposo en el hotel y vuelta al templo dorado para ver el atardecer pero llego justo cuando el sol se acaba de poner, así que tendré que volver mañana.
A medida que la noche se va echando el ambiente es mágico.

Anuncios

2 comentarios to “AL de la India. Trigesimoprimera entrega. Amritsar.”

  1. Lorraine Says:

    Por fin fotos!
    Y que chulas! me gusta el colorido de la India.

  2. Carmen Says:

    ¡Qué forma más bella y sugerente de terminar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s