Canto XXI. 611 hexámetros. Batalla junto al río. 5 minutos.

by

Aquiles lucha contra el río Escamandro, ahí es nada. Al llegar a un vado del río Janto o Escamandro, Aquiles se lanza al agua sólo con la daga y el agua enrojece de sangre. Luego tropieza con Licaón, hijo de Príamo, que le ruega por su vida y cuya sangre empapa la tierra.

Después Aquiles acomete con su lanza a Asteropeo, que era ambidextro y portaba dos lanzas. Con una falla y con la otra le hace un rasguño en el codo derecho. La lanza de Aquiles también falla y le arrebata de cerca la vida con la espada. Aquiles hubiera matado a más peonios de no ser porque el río en figura humana dice airado: «Mi ameno cauce está ya lleno de cadaveres.¡Déjame en paz! Aquiles dice que se hará como ordena pero sigue acometiendo a los troyanos, El río se queja a Apolo de que no ayude a los troyanos como Zeus le había pedido. Aquiles se mete en el río saltando. El río se encrespa embravecido, expulsa a numerosos cadáveres, víctimas de Aquiles. El revuelto oleaje pretendía engullir a Aquiles, que sale de la corriente asiéndose a un olmo caído en el agua y asustado corre por la llanura mientras el río corre tras él a oleadas. Las olas del río le golpean los hombros y le roen el suelo bajo sus piés. Aquiles pide ayuda a Zeus, Atenea y Posidón le tranquilizan y parte hacia la llanura; el Escamandro seguía queriendo arrastrar en sus remolinos a Aquiles y Hera incita a Hefesto a que detenga al río con su infatigable fuego. El río suplica a Hera que cese el fuego que hacia hervir sus aguas y Hefesto apaga su fuego. Entre los dioses nace entonces una gran disputa y el corazon de Zeus ríe de gozo al verla. Ares y Atenea se golpean. Afrodita aparta a Ares de la lucha. Atenea golpea a Afrodita. Posidón dice a Apolo: Será una vergüenza volver sin luchar al Olimpo, empieza tú. Apolo se niega a combatir con su tío Posidón por culpa de míseros mortales. Artemis injuria a Apolo por ello y Hera llama impúdica perra a Artemis, le quita el arco y le golpea con él hasta que Artemis se va con la cabeza gacha al Olimpo, se sienta llorosa sobre las rodillas de su padre Zeus y se queja de Hera (esposa de Zeus). Después de la teomaquia (lucha de dioses) Apolo entra en Troya y los demás dioses van al Olimpo y se sientan junto a Zeus. Entretanto Aquiles seguía diezmando guerreros y caballos troyanos que en desbandada se lanzan hacia las puertas Esceas. Para dar tiempo a que los soldados se refugien en la ciudad, Apolo infunde valor a Agénor para que se enfrente a Aquiles, al que acierta con la jabalina en la pantorrilla y no le hiere por la greba de Hefesto que lo impide. Apolo utiliza la bruma para que Aquiles no pueda alcanzar a Agénor a quien pone a salvo y con apariencia de Agénor burla a Aquiles a la carrera y mientras entran en Ilio aquellos a quienes sus rodillas y sus piés logran salvar.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.