Otra grabación.

by

No nos conocemos.
No

Usted es un gran guionista.
Se hace lo que se puede. Yo no sé nada de usted.
No diría que es verdad teniendo en cuenta que llevamos un mes escribiéndonos y que tenemos un interlocutor común.
Es cierto, pero es que todo es muy extraño en lo que usted pide.
Le dije que llegaría el momento de hablar y ha llegado. Pregunte lo que quiera.
¿Por curiosidad, porqué nos reunimos en esta calle mal iluminada?
Me gustan las calles mal iluminadas y he tenido una reunión previa hace un rato.
Otra pregunta, ¿porqué ha insistido en pagarme tan espléndidamente y por adelantado? Eso es tan raro en España como la poliandria.
¡Qué idea! me apunto su frase que puede darme algo…

Le repito ¿porqué me ha pagado usted tan bien, una fortuna?, nunca había cobrado nada semejante y usted debe saberlo.
Dos razones, me gusta lo mejor y usted jamás podrá hacer mención de su autoría. El no reconocer la paternidad hay que pagarlo bien. Me pasa muchas veces en muchos ámbitos.
Por ejemplo…
Con Banksy sin ir más lejos; a veces le he pagado muy bien para que no diga que ha sido él.
¿Conoce usted a Banksy?
Conocer no, digamos que le llevo o le gestiono, incluso he pintado algunas cosas suyas.
No me lo creo.
Lo que yo le diga. Su hija me da los estarcidos y me voy con un guardaespaldas a pintarlos. Tengo una moto y un pasamontañas sólo para esas excursiones. Me gusta. He pintado decenas de veces la rata paracaidista y como prueba le podría enseñar la plantilla.
Vale, le creo y yendo a lo nuestro ¿qué le ha parecido mi trabajo?
Estoy aquí y le aseguro que no estoy en muchos aquís. Quiero decir que me ha entusiasmado, lo considero mío, recibirá la cantidad adicional pactada y no volveremos a vernos probablemente nunca.
De entrada le aseguro que su encargo me pareció dificilisimo. Un guión de “performance” para lograr “la unión de la Izquierda”.
Lo he propuesto a varios artistas y ni comparación con lo suyo.
Antes de nada le diré que no debe estar usted entre los partidarios de esa unidad, me sorprendió muchísimo su encargo.
No soy nada partidario.
Entonces a cuento de qué pide ese guión.
En confianza yo soy partidario del VIX, de la volatilidad, hay es donde gano y creo que en cierto momento “la unión de la Izquierda” puede darme la volatilidad que pretenda.
No veo dónde ni cuándo puede beneficiarse de mi guión, pero dígame lo que le ha gustado.
Lo que más me ha gustado es el automatismo moral. Quiero decir que va a funcionar, en cuanto se active, de manera sencilla e inevitable, dadas las conciencias que tenemos en juego.
Al final va a tener que explicarme mi guión porque no le entiendo.
Le diré que he leído todo tipo de barbaridades que se creían ideas para luchar contra el facherío y que carecían de verosimilitud. Que contenían amenazas muchos, que proponían luchas o enfrentamientos generalizados otros tantos, unos pocos proponía atrocidades que no diré, pero en conjunto acababas de leer y no te quedaba la sensacion de que después de la acción toda la fragmentada izquierda habitual se pondría al servicio del mejor colocado. En su guión he visto esa posibilidad.
Cuéntemela.
Le resumo lo que he sacado en limpio de su guión, que me parece que vale lo que le he pagado. Hay n líderes y los extremos se quieren mal. En un momento dado a un extremo le amenazan de muerte por correo, el otro extremo dice que no le cree, que a ellos les han agredido varias veces y no han condenado la violencia (por lo bajini porque son tus partidarios), el amenazado se exalta dice que es inadmisible que no condenen la amenaza de muerte a él y a los suyos y se va. Las restantes fuerzas de izquierda dudan, titubean, oscilan y al final se van y quizá algún bonachón leguleyo se queda perplejo diciendo “¿dónde vais, hay que argumentar?”. Al día siguiente la izquierda está unida frente al fascismo, que, al menos formalmente, no estaba allí.
Más o menos eso es lo que mi guión de cincuenta páginas pretendía, pero eso es una posibilidad, me gustaría muchísimo que me explicara porqué lo ve como una certeza cuando yo que soy el autor lo veo como ficción.
Me habían dicho que usted era modesto y veo que es cierto o no sabe el talento que tiene o le falta sutileza. ¿Ha visto alguna película de Lubitsch?
Creo que todas, en la Escuela de Cine tenían su filmografía.
¿Y no aprecia usted la sugerencia liviana en una película en vez de los treinta planos que muestran todo como en un catálogo de Ikea?
¿Donde ve usted que mi guión sugiera nada?
Se lo diré aunque empiezo a creer que le he pagado de más porque su valor añadido es inconsciente. Su toque Lubitsch son las balas. Su guión dice que hay que enseñar las balas, un papelajo con una amenaza por muy aterradora que sea, escrita con letras de palotes, no impresiona y se ve mal en pantalla, pero una balas causan impacto, ya no se enseñan balas en las pelis con eso de los cargadores, hasta los revólveres van con cargador, pero unas balas… Ese es su toque Lubitsch y por eso le he pagado lo que le he pagado. Causará un impacto profundo.
¿Usted cree? Ese es un aspecto flojo de mi guión o me lo parece. Todas las empresas de Correos o envíos tienen escáneres para detección de riesgos y las balas no pasarán inadvertidas.
No se preocupe. Usted ya ha cumplido. Déjeme el timing y los detalles. Tengo más de un año para cómos y cuándos.
Lo del automatismo moral de que ha hablado tampoco lo veo.
Pues más claro agua, no necesitamos hacer nada sino mostrar. Las buenas personas se indignan con las canalladas. Los espíritus decentes se unen y se enfrentan ante la muerte. Se irán todos y luego decidirán ir contra los que no se han ido. ¡Autoconvencimiento!, es lo esencial. Las personas (humanas) adoran los automatismos. Esas balas…
No siga que me va a convencer.
Cuando digo que le he pagado de más… Me da igual, aunque le haya salido un guión formidable sin haberlo pretendido estoy muy contento. Lo dicho, no volveremos a vernos, algún día se asombrará con la ejecución de su trabajo y aunque se queje, como todo guionista con su director, verá que en cuanto al resultado tendré razón. Para que vea que confío le haré llegar como regalo la plantilla de la rata paracaidista. Utilícela usted por Lavapiés.

Etiquetas: