Alegrémonos pues.

by

Hace tiempo intervine en presupuestos. No eran los del Estado pero con las herramientas y las personas adecuadas no me intimidarían. Aprendí algunas frases sobre el asunto, chuscas o graciosas, pero que incidían en aspectos esenciales. Una de ellas era “los presupuestos son pre y supuestos” gracieta que daba en el clavo de que a priori todo cabe y el papel aguanta lo que le eches. Luego hay que invertir o gastar y eso ya no está al alcance de todos. Hay muchas partidas que van solas (salarios), pero otras muchas exigen cumplimiento de normas, esfuerzo y conocimiento que no se aplican ni dedican, de forma que no se ejecutan o se ejecutan parcialmente o mal y es la ejecución lo que se debe controlar con más esmero. La otra frasecita habitual era “este año base cero” o también más graciosa “este año va a sé cero” que bien entendida querría decir que hay que resistir las presiones y los chantajes a que están sometidos quienes presupuestan.

Etiquetas: