6. Chipre 2018. 5 de octubre, viernes. Tercer día de viaje. Segundo día de viaje. San Bernabé y San Andrés y Karpaz. Y un extraño museo. Primera parte.

by

Hoy visitaremos lo que en el folleto del circuito llama genéricamente “Karpaz”. Y dice que se visita el monasterio de San Bernabé y el santuario del monasterio Apostolos Andreas y Ayias Trias, pero nada sobre ese nombre tan sugestivo, “Karpaz”, y más todavía si es en griego “Karpasia”, que me recuerda al “Carpacia” y su príncipe Laurence Olivier en “El príncipe y la corista”. Que no me olvido de Marilyn.
Pero la de hoy es real y es una península a la que la guía (cuando escribo “la guía” me refiero a la de papel, y cuando “el guía” al turco que nos acompaña) describe con ondulantes praderas, escarpados acantilados y playas salvajes. Y el mejor tiempo para visitarla de marzo a mayo cuando florecen la flores (odio esa cacofonía; en ingles lo tienen más fácil: “flowers bloom”) y las orquídeas silvestres. Pero estamos en octubre. Y también dice que es la mejor región para explorar, aunque en estos circuitos tienes pocas posibilidades de hacerlo.
Si mirases el mapa de la isla esta península sería esa especie de nariz que le sale en el extremo nordeste.
Comenzamos el circuito nada más salir de Girne visitando lo que el folleto del circuito llama el ““Martirio de Karaoglanoglu” y el museo al aire libre del ejército”. Y eso de “martirio” me parece un poco exagerado. Creo que forma parte de la falta de cuidado que han puesto en la confección del folleto. Porque esa sería la traducción (sin saber de qué se escribe) del inglés de “Karaoğlanoğlu Martyrdom”, que en turco es “Sehitligi”, que sí es “martirio”, pero es que eso lo escriben los turcos y no creo que se pueda llamar con ese nombre al hecho de que un coronel muera en el desembarco en esta playa cercana en la invasión del 74. Porque solo hubo tres bajas por parte turca (o eso nos dijeron): este coronel, que ahora da nombre a este lugar antes llamado “Agios Georgios” , un comandante del ejército del aire, Ercan, que da nombre al aeropuerto de Girne, y un soldado que no dio nombre a nada. Que eso me hace recordar a los “mártires de la cruzada” como llamaban a los caídos en las filas nacionales cuando la guerra civil española.
Primero visitamos un pequeño museo dedicado a esa invasión, pero que se llama “Barış ve Özgürlük Müzesi”, o sea “Peace and Freedom Museum”.


Allí te explican con paneles como se desarrolló la invasión y te muestran en algunas vitrinas uniformes y artefactos de aquellos días. En uno de aquellos paneles explican el accidente que llevó a la muerte a los dos oficiales y al soldado (que definen como “martirio”): una bomba lanzada por un cañón sin retroceso (me sorprende esa precisión) explotó en la puerta de la habitación donde estaban reunidos preparando los planes de ataque.


Vaya, que si no eres muy fanático de la historia reciente de esta isla no merece mucho la pena su visita. Pero sí lo merece la colección de desechos de guerra (no sé cómo llamarlos) que están diseminados por los jardines que rodean al edificio del museo. Imagínate, todo lo que dejaron los militares griegos que ha estado desde 1974 hasta ahora al aire libre, y encima al lado del mar, deteriorándose.

El chófer de nuestro autobús me ve tan interesado que me sugiere que me suba a un camión de transporte de tropas en el asiento del conductor. Pude subirme, pero dado mis problemas de movilidad luego temí tenerme que quedar allí el resto de mis días.

Ahora comprendo uno de los factores por los que perdieron la guerra: no se veía nada desde el puesto de conducción de aquel artefacto. Conozco gente que busca y rebusca chatarra de la guerra civil: aquí se volverían locos, aunque hay una ligera vigilancia, pero no creo que nadie se decida a llevarse un tanque a su casa.


Veo un letrero que explica que aquello es un “parque de armas pesadas y equipo militar usado por los griegos”, y siguiendo con el manejo del idioma, acaba con “utilizados durante la operación de paz”.


Encuentro otro letrero, este menos patriótico con el nombre del lugar: “Museo de vehículos al aire libre”.
Marisa aprovecha para hacer fotografías de aquella debacle.
Finalizamos el recorrido con una visita a un pequeño cementerio con un gran monumento al lado del mar, encima de la playa donde tuvo lugar el desembarco, monumento del tipo de arte brutalista mezclado con la escultura estalinista.


Y allí las tumbas de los pobres soldados que murieron en aquella guerra.


Por cierto que a esa acción militar se le llamó “Operación Atila” por parte de los turcos. No sé si también tendrá un nombre rimbombante por parte griega, pero seguro que ambas artes difieren en el relato, aunque el final fue el que fue: una isla dividida en dos, con movimiento de población de un lado al otro, alguna escabechina y grandes dramas personales.

Pero la vida del turista sigue y la próxima parada es un pueblecito, Büyükkonuk, del que la guía dice que es el primer “ecopueblo” (?) de la isla donde hay casas tradicionales y un molino de aceite. Pero lo que realmente es, o por lo menos para nosotros lo fue, un “atrapa-turistas”, donde te dejan en un especie de mercadito donde pruebas algunas cosas tipo “producto artesano” y compras a precio de tienda de gourmet de Paris. Pero ni casas tradicionales, ni almazara.


Próxima parada en la Basílica de Ayias Trias, que se compone de una iglesia moderna y otra antigua.


La moderna, una iglesia en reconstrucción con iconos también modernos y un pebetero donde han dejado tantas velas encendidas que nos da miedo que aquello provoque un incendio y alguno de nuestro grupo va a un bar cercano a avisar para que lo apaguen. Pero lo realmente interesante es la iglesia antigua, que está en un estado de gran abandono. Allí el guía nos da una charla sobre aspectos de la iglesia ortodoxa, pues a pesar de ser turco ha resultado ser cristiano. Realmente es un personaje muy interesante.


Iconos en las paredes muy estropeados pero que afortunadamente nadie se los ha llevado.


En una pared pañuelos atados de los que desconozco el fin, pero que me recuerdan a los de otras religiones y culturas. Imagino que como siempre serán para pedir felicidad, amor y salud. Y quizás algún moderno muchos “likes”.


Cuando al escribir esta crónica busco información en la web sobre esta basílica, me percato que donde estuvimos nosotros quizá se llamase “Ayias Trias”, pero no era la basílica famosa que aparece en todas las búsquedas en Google, ni tampoco la que describe el folleto del circuito como “Ayias Trias, para contemplar los maravillosos mosaicos geométricos”.


Gracias a la información del GPS de una fotografía descubro que el lugar era “Άγιος Θέρισσος”, así en griego, que parece que corresponde según el traductor de Google a “Agios Therissos” o “Agios Thyrsos”, aunque desafortunadamente no te puedo proporcionar más información de este Santo Therissos, excepto que fue un obispo de Kaparsia. Y también que esas iglesias que visitamos están en el pueblo de Gialousa, que significa “Mar Santo”, por lo que los turcos le han cambiado el nombre a “Yeni Erenköy”, “Nuevo Pueblo Santo”. Ya ves, aquí todos andan en olor de santidad. Pero realmente lo de “Yeni Erenköy” es porque la población actual viene de “Erenköy”, un movimiento de habitantes debido a la última guerra, pues antes de ella en este pueblo solo había un turco-chipriota y el resto eran grecochipriotas que fueron expulsados después de 1974.
Total, que esto no creo que se solucione nunca.

Etiquetas: ,

Una respuesta to “6. Chipre 2018. 5 de octubre, viernes. Tercer día de viaje. Segundo día de viaje. San Bernabé y San Andrés y Karpaz. Y un extraño museo. Primera parte.”

  1. Luigi Says:

    ayy si ese museo al aire libre lo viera uno que sabemos… se lo lleva al dean rapidamente jejejejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.