55. Bali y Lombok 2015. Final I.

by

Puerta de servicio.
Cuando he accedido al avión de Air France hemos pasado por delante de los viajeros ya aposentados de primera clase (¡pero verdadera primera clase!) y de los de clase preferente y creo que nos miran con cierta conmiseración. Ya escribí en otra ocasión de esta “una cierta mirada” (como estamos en Air France sería “Un certain regard”, como en Cannes) y en esta ocasión se me ha ocurrido una solución que sería buena para los acomodados y para los “pringaos”: una puerta de servicio o de servidumbre como tienen algunos pisos de clase alta, o mejor de clase media alta, que los de “alta alta” de verdad no viven en pisos. Los de “high class” se sentirían todavía más “high” al tener una puerta exclusiva y los de “economy” (mira que ya es ofensivo hasta el nombre: “los económicos”) no sentirían, sentiríamos, esas miradas mezcla de misericordia y lástima.


NB
Mi amigo Luis me corrigió una vez que hablé de “servidumbre” y me dijo que la palabra actual era “staff”. No me lo dijo pero creo que la “puerta de servicio” tampoco se usa ahora para tal fin. ¿Para qué servirá? Aunque ya se sabe desde Don Pedro Calderón de la Barca que “Casa con dos puertas, mala es de guardar”.

El ventilador.
Normalmente tenemos el dilema de elegir entre una habitación con aire acondicionado o una con solo ventilador, siendo obviamente las primeras más caras y además solemos preferir el ventilador. Lo que ocurre es que generalmente las de AC son mejores que las otras y al final acabamos escogiendo las de aire acondicionado aunque luego apenas lo usemos y en muchos casos ni lo ponemos en marcha.


En alguna rara ocasión es la misma habitación que dispone de ambas “tecnologías” y si te la quedas “only fan” no te dan el mando del aire. Solamente en un caso (en Sanur) las habitaciones disponían de una de las dos cosas pero siendo iguales en tamaño y comodidades. Y con ventilador vamos que nos matamos.

Bombas en Bali.
Bali a mí me pareció uno de los sitios más seguros que he visitado pero parece que no siempre fue así. El 12 de octubre del año 2002 explotaron dos bombas en Kuta, el gran centro turístico del sur. Se dice que murieron unos 200, pero su número se desconoce pues muchos de los balineses heridos regresaron a su pueblos de origen y se cree que fallecieron allí.


El 1 de octubre del 2005 tres suicidas se hicieron estallar con las bombas que llevaban consigo, uno en Kuta y dos en Jimbaran y aunque como el anterior estaba dirigido a turistas extranjeros (entonces solo occidentales pues lo del turismo chino ha sido posterior) 15 de los 20 que murieron eran empleados balineses.
En 2012 la policía mató a cinco que eran sospechosos de que iban a cometer un ataque terrorista.
En todos los casos la autoría se adjudicó a un grupo radical islamista y aunque se encontraron culpables, al cerebro del 2002, un clérigo llamado Abu Bakar Bashir, le fue anulada la condena en el 2006, lo que enfadó bastante a los australianos que fueron los principales perjudicados de esa matanza, pero en el 2011 fue enviado de nuevo a prisión. Este personaje ha dicho cosas bastante curiosas y que dan algo de miedo aunque, claro está, no son muy comentadas en los folletos turísticos. Vaya, nada.

Ejemplos:
1. Refiriéndose a los occidentales: “Si quieren tener paz deben aceptar ser gobernados por el islam”. Bueno no solamente los occidentales, pretende por todos los medios que la “sharia” sea el código civil de Indonesia.
2. A los turistas de Bali los, nos, llamó “gusanos, serpientes y parásitos”, aunque parece que aquí se refería sobre todo a los australianos. Creo que no pensaba en los españoles.
3. “No hay nada más noble que morir como un mártir por la “jihad”. Nada. La hazaña más alta en el islam es la “jihad””.
4. Cuando las explosiones del 20002 primero dijo que era una operación de la CIA.Y cuando encontraron a los “bombistas” (que fueron sentenciados a muerte y ejecutados) dijo que sí, que eran ellos pero que habían puesto una bomba para asustar y que la CIA la había cambiado por una bomba de verdad.
En 2011 fue sentenciado a 15 años de cárcel.
Pero no solo en Bali ocurrieron cosas pues en Lombok, la otra isla donde estuvimos, esta de mayoría musulmana, hubo disturbios en el año 2000 contra los cristianos y los chinos, aunque quizás coincidían ambos aspectos. Se resintió el turismo pero ya se ha recuperado.
Pero tal como está el turismo hoy, igual en Bali que en Lombok, si volviese a ocurrir algo semejante sería un desastre impresionante.

El agua.
Parece mentira que un lugar tropical como Bali pueda tener problemas de suministro de agua.
En la guía he encontrado bastantes frases que aluden a ello y a la responsabilidad que tenemos los turistas para no agravar el problema.


Así habla de como dos campos de golf en la península Bukit, donde estuvimos (en la península, no en los campos), son insostenibles desde un punto de vista ambiental. Así empieza la información:” Don’t play golf”. Me gustaría ver la guía del levante español para comprobar que dice del despilfarro golfístico.


Pero no solo es el golf. En otro lugar habla de un estudio que muestra que el consumo de los ocupantes de una habitación de un hotel (o sea de turistas como tú) es de 1000 a 1500 litros diarios, mientras que la gente del lugar, los llamados “locales” en las guías, se conforman con menos de 120 litros.
A mi amiga Marisa, la persona que conozco más concienciada con el tema del agua, seguro que esta información le gustará.

El paraíso.
Frente al paraíso balinés está el día a día de la gente normal.


El taxista que nos llevó de Denpasar al aeropuerto me decía: “Mañana mi mujer me dirá: ‘¿qué me das para comprar comida para la familia?’”. En los tres días en que he estado en el hotel siempre lo he visto en la puerta esperando clientes. Creo que en estos días hemos sido los únicos. Le pregunté si al llegar al aeropuerto cogería a alguno para regresar a Denpasar: “Muy peligroso. Si me ve un taxista del aeropuerto…” e hizo ademán de que le pegaban un puñetazo.
Así ese hombre ha ganado menos de 10€ en tres días. Y eso no es propio de un paraíso.

Otro paraíso.

En el templo hindú de Pemuteran hemos encontrado unas monedas por el suelo que solo se utilizan para las ofrendas a los dioses. O a Dios, que estos hindúes son más bien monoteístas.
En la India había sitios donde vendían fajos de billetes de banco también falsos para las ofrendas y ritos religiosos.
Y viendo todo esto yo me pregunto cómo un fiel de una creencia religiosa puede pensar que ofrecerle dinero falso a un dios todopoderoso y omnisciente y que cuando se cabrea puede ser terrible, eso le puede agradar. O sea que no puedes andar calzado o descalzo, cubierto o desnudo, con cíngulo o sin él y eso te acarrea grandes males si no sigues esa ortodoxia ritual contradictoria, pero le intentas engañar a Dios con unas monedas falsas y eso es cojonudo.
La verdad es cada día veo más oscuro el fenómeno religioso.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s