54. Bali y Lombok 2015. 8 de octubre, jueves. Trigésimo primer día de viaje. De Singapur a Madrid.

by

Entre paseos y espera se nos hace la hora de embarcar para la próxima etapa: de Singapur a París y esta vez con Air France.
Lo primero de todo es el reparto del menú: nos servirán una cena fría y aunque el díptico dice “Menu Economy”, donde más han economizado ha sido en el diseño: horroroso. Para compensar, el vídeo sobre las normas de seguridad es el mejor que he visto nunca. Y puro “chic” francés. No te lo pierdas.


Pero es que los franceses solo con el idioma ya tienen la mitad de la partida ganada. Compara lo que dice el “Menu Economy” en francés del vuelo Yakarta a Singapur, que nosotros no hemos cogido: “Un dîner froid vous sera servi”. Y compáralo con la frase en indonesio (o quizás sea malayo): “Makan malam akan disajikan dingin”.
Este es uno de esos vuelos raros que los pasas durmiendo; imagino qué es bueno para los pasajeros, pero mejor todavía para la tripulación.


Salimos a las 12 y media de la noche (hora también de Bali) y llegamos a París a las ocho menos cuarto de la mañana tras 13 horas y 15 minutos de vuelo. Así que saliendo ya bien anochecido y volando en la misma dirección que el sol vamos a estar todo el vuelo en una larga noche. De esta manera nos sirven un “repas”: en esto de la restauración en los vuelos o cenas dos veces o ninguna (si vuelas con Iberia). Y después de un mes vuelvo a comer pan y queso y a beber vino. Una cena cojonuda rematada con un coñac francés. Y es que estoy hecho para vivir en los aviones.
Y rápidamente apagan las luces. Como en los tránsitos de los aeropuertos nos piden varias veces los pasaportes yo acostumbro a llevar los de los dos y Marisa antes de ponerse a dormir me dice: “dame el pasaporte que si nos estrellamos no sabrán quien soy”. Macabro pensamiento de despedida. Yo añadiría: “Si nos estrellamos que no esté el Sr. Trillo al mando de la operación de recuperación de los restos que igual me confunden con las bandejas que han sobrado del “Boeuf braisé aux oignons et à l’origan”.


Suelo dormir como un lirón pero me “acuesto” preocupado por si le meto una mano entre los muslos al francés que está sentado a mi lado. Y más preocupado de que no se queje. Debe ser la tópica tontería que piensas entre sueños, pero me inquieta.
Antes de llegar a París nos sirven un extraño desayuno y veo que el francés vecino no me dice nada lo que quiere decir que la noche ha sido pacífica.


Y el aeropuerto Charles de Gaulle ya es típicamente francés. Un lujo más contenido que en Singapur pero lujo, lujo, con Hermès a la cabeza. Y descubro una marca de té con su tienda de lo más bonito que he visto, sobre todo si te gusta el diseño, la moda y no te importa el té, pues entre sus muchísimas variedades me ha costado encontrar una cajita donde solo hubiese té. Ya sabes: el té para los que no les gusta el té, pero quieren beber té.


Dos horas desde la llegada hasta la salida y un nuevo vuelo nos lleva de París a Madrid. Y aunque es un trayecto corto, de unas dos horas, los de Air France sí te sirven un café y unas galletitas, que los de Iberia ni agua.
Y las dos de la tarde, después de 23 horas desde que salimos de Denpasar llegamos a Madrid, aeropuerto que supone un shock si antes has pasado por el de Singapur y el de París y donde nos espera nuestro fiel hijo.
Se acabó el viaje. Ahora solo queda rememorarlo escribiendo estas crónicas en “El sol es”, viendo las maravillosas fotos que ha sacado Marisa y recordando las múltiples peripecias y encuentros.


Mañana sigo con los “finales”.

PD
Cuando estaba buscando información sobre los vuelos de Madrid a Bali encontré un artículo sobre viajar con mascotas y me pone los pelos de punta por los posibles problemas que puedes tener. No recuerdo, pero quizás era de alguna compañía de seguros pues explicaba lo que ocurría cuando la mascota se pone malita o cuando eres tú, el inconsciente que viaja con ella, quien se pone malo. Pero lo más terrible es que dentro de los bichos con los que puedes viajar incluía los erizos, los patos, los monos y los peces. Los peces‽
(Estaba loco por poder escribir una frase con un signo de interrogación y de admiración. El famoso “interrobang”. ¡Al fin!)

NB
Obviamente las fotos de este post no se corresponden con el texto pues no tenía ninguna de estos acontecimientos.

Fotos del viaje.

Y para acabar: las fotos de Marisa del viaje están en

  • Ordenadas
  • Albumes por ciudades
  • Todo el viaje a Bali 

    En el primer enlace salen todas las fotos en el orden en que se publican por lo que además de las de este viaje hay muchas otras, en el segundo salen los álbumes en donde está colocadas y así si haces click sobre uno de ellos te aparecen solo las fotos de ese lugar, pues acostumbramos a tener un álbum por cada ciudad visitada y en el tercero está la colección de las fotos de de este viaje con todos sus álbumes.

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s