47. Bali y Lombok 2015. 4 de octubre, domingo. Vigésimo séptimo día de viaje. De Sanur a Denpasar. Segunda parte.

by

La parte de “gran almacén” de Tiara Dewata está un poco pobre pero el supermercado de alimentación es grande y está bien provisto, incluso he visto aceite de Borges aunque ya te imaginarás que el precio tenía que ser especial: 144 mil rupias el litro, unos 9€. Las naranjas de importación tampoco son muy baratas: 52 mil idr, más de 3€. Pero es que también es el precio del mangostán, y aunque sea una fruta exquisita tiene mucho desperdicio, yo diría que un 76%.
Visto aquello decidimos ir al centro comercial que recomienda la guía y quizás volver a este a comprar algo de alimentación. Tengo la suerte de que al segundo viandante al que le pregunto habla inglés y además es un joven muy amable. Así me recomienda que en lugar de ir al “Mal Bali”, que está muy lejos, vaya al “Ramayana” al que se llega rápidamente a través de un atajo que nos indica. Al llegar la sorpresa: el “Ramayana” es también el “Mal Bali”. No te puedes fiar un pelo. Y este ya tiene más pinta de “centro comercial” según nuestros estándares aunque está muy lejos de los españoles y no te digo nada de los de Bangkok o de Japón.
Y para romper una lanza a favor de la globalización vamos a comer a un KFC. Vaya, siempre hacemos alguna jaimitada así, aunque la comida ha estado muy bien. Además por una pequeña diferencia te cambian la horrorosa Cocacola, que es lo estándar en los menús, por una bebida humana.
Alguna pequeña compra y regresamos al primer súper para comprar fruta. Resulta que llevamos aquí un montón de días y no hemos tenido la oportunidad de comer algunas de las frutas tropicales que tanto nos gustan. El problema es que conocemos cuando un melocotón está maduro o no, pero ¿qué piezas de mangostán debemos coger? Marisa le pide consejo a una señora y debía ser una infiltrada de la competencia porque de las cuatro piezas hemos tenido que tirar dos.


Al regresar al hotel pasamos al lado de un grupo de señores que están “clavando” en el suelo una especie de “mayo” primorosamente trabajado. Les pregunto si “festival” y me contestan que no, que “ceremony”. Y parece que son de un pueblecito pero no he logrado saber el motivo, ni el porqué de hacerlo en aquella esquina, ni la razón de que fuesen solo hombres. Como se les ha estropeado el penacho último y han tenido que rehacerlo y replantarlo hemos estado un rato con ellos. Lástima que la barrera del idioma solo me haya permitido entender “ceremony” y “village”, porque en indonesio sí me han explicado muchas más cosas.


La plaza de Puputan está llena de familias pasando la tarde del domingo sentadas por allí, por el ralo césped.


Y también de un grupo de seguidores de la secta Falun quienes estaban sentados a punto de comenzar una sesión de meditación, pues así me lo ha contado un “sectario” que me ha dado un tríptico explicativo.


Estos deben ser como los del yoga pues también se sientan igual y llevan una esterilla y en un cartel decían que “mejora el cuerpo y el espíritu”. Ya ves, a mí los padres escolapios nunca intentaron que mejorase mi cuerpo. También dice que “ha beneficiado a millones en más de 14 países”. Personalmente estos datos tan poco precisos me escaman. Hombre, no hay que ser tan preciso como la Sra. Báñez cuando disminuye el paro, pero eso de los “millones”…Pero a continuación dice que “las actividades de Falun Dafa son siempre libres de cargo”. O sea gratis. Eso ya me parece mejor, siempre que no sea como la iglesia católica española que desde el Concilio Vaticano II también se imparten gratis, aunque a los ejecutantes los pagamos tú y yo. Espero que el Sr. Rajoy no pague también a los de Falun, porque en la lista de contactos de países sí aparece España. Le he cogido el folleto al sectario repartidor, le he sonreído y hemos seguido nuestro paseo entre el personal dominguero.
Hay un montón de vendedores de chorradas mil para los niños y de pequeñas cosas desconocidas para todos y el personal no para de consumir.

 


Así se queda al final el parque lleno de bolsas y bolsitas.


Porque hoy los militares (creo que eran ellos) han colocado un estrado en un extremo del parque y sobre las seis de la tarde ha comenzado un espectáculo parecido al que vimos en Ubud.


Primero un grupo de músicos de gamelán, después una orquesta tradicional de niños, más tarde cuatro danzarinas acompañadas por los primeros y finalmente un señor disfrazado acompañado por los niños músicos.


Ha sido precioso pues todos eran unos grandes artistas y creo que mucho mejores que los de Ubud. Lo único malo es que hemos tenido que estar de pie pues el público se sienta en el suelo con las piernas cruzadas y nosotros no podemos hacer lo mismo, así que de pie todo el rato. Pero ha merecido la pena. Es curioso donde surgen las oportunidades.


Observación antropológica.
En la plaza de Puputan había muchas familias musulmanas y si en esta isla son una minoría quiere decir que quizás en la capital, aunque sigan siéndolo, hay más que en el resto de la isla o que ocurre como en España cuando la gente se queja (que sí, que se queja) de que “ya ves, los moros siempre están en la calle”. Que yo pienso que hay un factor cultural, pero que quizás si tuviesen una casa como la tuya estarían más en el hogar. ¿Pasará aquí lo mismo?
En el mismo orden de cosas veo a una madre con la cabeza descubierta que luce una espléndida trenza pero que lleva a un bebé como una monja de clausura vestida por Warhol.


Observación tipográfica.
Uno de los “faluneros” lleva un niqui amarillo con la frase “Falun Dafa is Good”.
Pienso que en un país musulmán podría tener un grave problema por una o. Vaya, si un gracioso o un vehemente sectario cambiase ese “Good” por “God”.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s