28. Bali y Lombok 2015. 22 de septiembre, martes. Decimoquinto día de viaje. De Padangbai a Tirta Gangga. Segunda parte.

by

La guía dice del dueño del hotel de Tirta Gangga que es un experimentado guía de trekking, pero nos recibe una agradable joven que ha resultado ser su hija e imagino que es la que lleva el negocio pues nos dice que su padre ha muerto hace tres meses.
Y este es el tipo de establecimiento que me encanta: una habitación amplia, sencilla, con un porche donde leer o escribir, un jardín precioso y con un propietario que no intenta venderte nada, pues me ha informado de posibles paseos que podemos hacer fácilmente y que el autobús para nuestro próximo destino para allí delante de la puerta.


Así con un mapita hecho a mano (y no muy preciso) empezamos nuestra vida de aguerridos turistas. Y en esta primera excursión descubrimos el Bali que andábamos buscando: preciosos y cuidados campos, terrazas de arroz y al fondo el impresionante Gunung Aung de 3142 metros, el más alto de Bali.


No hemos dado el paseo exacto que nos había dicho la señora del hotel pero hemos visto unos paisajes maravillosos. Y a cada uno que hemos encontrado (bueno, solo a tres hortelanos) les he preguntado si aquel camino, una sendita entre los campos, iba a donde nosotros queríamos ir. Todavía pienso en la pérdida en Sembalun.


Nos quedamos a comer en el restaurante del hotel y mientras espero hojeo el “Bali Post” del que no entiendo nada, pero imagino que hablará de la secesión catalana. Pues no, la única noticia internacional que he logrado entender (vaya, entender que era internacional) decía: “Barca Frustrasi 50 Menit”. Curiosamente la noticia estaba escrita desde Madrid. No sé qué habrá pasado en el universo del fútbol este fin de semana pero ha debido ser algo transcendental.


Tras un breve descanso nos vamos a dar otro paseo campestre. En el camino vemos a un grupo de campesinos en un terreno cercano a la carretera y nos acercamos a verlos. Unos pocos siegan el arroz con hoces y los otros lo trillan (no sé si será esa la palabra adecuada para esa labor) golpeado las espigas contra una tabla o una piedra. Cuando han acabado han subido la empinada cuesta hasta la carretera con un gran saco de arroz en la cabeza.


Esa cuesta nosotros casi no podíamos subirla y sin llevar nada de carga. Y es que eso del arroz es muy duro: desde su plantación hasta su transporte final.


Y esta vez tampoco logramos hacer el camino trazado pero ha sido muy interesante.
Cenamos en el restaurante del hotel y pronto a dormir que mañana hay que madrugar.
Hoy ha sido un día con poca actividad pero en el que Marisa ha hecho más y mejores fotos del recorrido.

 

Gunung Agung.
“Gunung” significa montaña y “agung” el más grande, así que ya sabes más palabras de balinés. Su altura según algunas fuentes es de 3142 m pero parece que perdió algo después de su última erupción y ahora aparece en muchos sitios como de 3031 m. Además de ser la montaña más alta de Bali es una montaña sagrada pues lo consideran como una réplica del monte Meru, que, como sabéis los doctos en hinduismo, es el eje central del universo.
Tiene una particularidad muy interesante y es que su ladera oeste recoge las nubes y las lluvias lo que hace que sea un terreno fértil y verde, mientras que la este es seca y árida.
Esta montaña es un volcán todavía activo, pero poco, aunque en 1963 hubo una importante erupción que destruyó varios pueblos y mató a unas 2000 personas. Además se mezcló esta catástrofe con la celebración del Eka Dasa Rudra, que es una celebración que se realiza cada 100 años en la que tienen lugar ceremonias, sacrificios y procesiones en Pura Besakih, el complejo de templos más importante de Bali, y que está situado al lado de la falda del volcán. Pues bien, a pesar de lo que arrasó la erupción el conjunto del templo se salvó. Esto demostró el poder de los dioses y su agrado de que se hubiese levantado en su honor.
Los que tenían que fijar la fecha exacta no se pusieron de acuerdo y lo que debía celebrarse el 8 de marzo se adelantó a finales de febrero y la erupción tuvo lugar el 17 de marzo, a pesar de que la prudencia aconsejaba retrasar la festividad pues el volcán ya daba muestras de su actividad. De todas maneras como parece que no se acabó de realizar todo el ceremonial se reanudó en febrero de 1979 cuando unas 100 mil personas participaron en las ceremonias. Así que en el 2063 tendrás la oportunidad de asistir a esa celebración. O sea dentro de 47 años.
A pesar de todos estos atractivos no fuimos a verlo pues la guía advierte de que para muchos visitantes es una experiencia decepcionante y deprimente debido a la avaricia de la gente del lugar. Quedas advertido.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s