Albert Rivera, continuidad en democracia.

by

Albert  Rivera ha dicho que un proyecto de regeneración democrática “sólo puede ser encabezado por los que han nacido en democracia”, lo que en sentido estricto quiere decir quienes tienen su edad o menos. No hay que pensar mucho para concluir que  la expresión es una estupidez o una “boutade”, pero lo que me ha llamado la atención no es la calificación que a la frase han dado los “analistas”, sino que se ve en casi todos los casos como un intento de llamar la atención y de “diferenciarse” lo que no me puede parecer más erróneo.
Creo que Rivera sólo pretende apuntarse y asimilarse a la ya larga fila de “jóvenes” que, por desgracia, han regido casi todos los Gobiernos españoles desde la “Transición”. Suarez, González, Aznar y Zapatero tuvieron posiciones políticas muy destacadas siendo treintañeros y en todos los casos se habían ganado la vida con cargo al Presupuesto del Estado en mayor medida que con actividades más “normales”. A Rivera, a pesar de haber ganado un sueldo en la Caixa, le ocurre igual a sus 35 años.
Siempre he admirado que alguien como Newton dijese aquello de “Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes”. El reconocimiento de la deuda con quienes nos precedieron y en general con nuestros mayores, que ha sido muy común en la historia – incluso con la misma frase en distintos idiomas – llega a su cénit cuando quien la expresa es un gigante absoluto.
Los mencionados Presidentes, y es posible que los que lo sean de hoy en adelante la imiten, tuvieron una actitud de fuerte discriminación por razones de edad. En algunos casos ejecutaron razzias que casi acabaron con todos los que tenían una edad superior a la suya y aceptaron de sus coetáneos tratamientos panegiristas, aduladores y “divinos”. Siempre me ha parecido esa discriminación una desquiciada ruptura de la necesaria continuidad generacional y una de las fuentes de las desgracias que nos aquejan.  Sólo hay que ver que  una buena parte de los considerados “corruptos” hoy y unos cuantos que podrían merecer esa consideración y han salido de rositas, fueron jóvenes – algunos jovencísimos, más que Rivera – aupados en la época de aquellos jóvenes Presidentes.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s