16. Bhopal. Primera parte.

by

Llevo un día y pico en esta ciudad y parece que estoy retrasando escribir sobre ella. Y es que esa palabra, “Bhopal”, es una referencia a la indignidad humana. Aquí se unió la ignorancia con la avaricia. Resultado: un gran desastre.

Pequeña historia.  Muchos de vosotros recordaréis la historia pero algunos quizás erais muy pequeños o no habíais nacido y parece además que se quiere olvidarla.

El 3 de diciembre de 1984 la planta química de “Union Carbide” en Bhopal soltó a la atmósfera 40 toneladas de isocianato de metilo. El gas, arrastrado por el viento, atravesó la ciudad. Se dijo que murieron casi 4.000 personas pero también que camiones llenos de cadáveres fueron descargados en fosas anónimas. Al final el cálculo fue de más de 20 mil muertos y medio millón más que sufrió diversos tipos de enfermedades derivadas de aquel hecho.

¿Por qué ocurrió? Pues además de la fatalidad, mala suerte y todo lo que queráis, es que habían puesto en marcha medidas para reducir costes. Y una de las cosas que se eliminó provocó un fallo de mantenimiento. Y ahorraba 70$ al día. ¡Setenta dólares al día!

O sea que fue negligencia pero también fue avaricia.  Como siempre,

Pero no acabó así. Se pidieron 3 mil millones de dólares para reparar los daños. La compañía Union Carbide pagó al gobierno indio 470 millones en 1989. Un 16% de lo pedido.

Por supuesto que hubo procesos judiciales pero…Union Carbide, empresa USA, fue adquirida por Dow Chemical quien dice que no tienen ninguna culpa. ¿Os suena? ¿Aznalcóllar y Boliden? Claro que aquí con otro resultado.

El gobierno indio no quiso apretar las clavijas a los americanos para no desalentar posibles y futuras inversiones.

Hubo incluso una huelga de hambre que obligó al gobierno indio a pedir la extradición del antiguo presidente de Union Carbide, pero dado el rechazo USA a extraditar a sus ciudadanos ese señor sigue viviendo tan ricamente en Nueva York. Total solo es responsable subsidiario de la muerte de 20 mil personas.

Pero no todo fue tan malo. Porque hasta los actos más detestables dan lugar a buenas obras. Así Union Carbide financió la construcción de un hospital y una entidad caritativa ha puesto en marcha una clínica para los enfermos del desastre con métodos como yoga, baños de vapor,…

Se calcula que hay, además, unas 25 mil personas con veneno en su cuerpo de la tierra de la planta química y que en el futuro seguirá produciendo problemas por la contaminación del agua de los residentes en ese área.

Puedes encontrar más información sobre Bhopal.  Ojo porque en este otro sitio,  de nombre parecido la empresa química se exculpa, que incluso dicen que pudo ser un sabotaje.

Por mi parte sugeriría que el nombre de Bhopal se incluya en un capítulo de la historia universal que se enseñe en las escuelas al lado de Hiroshima y Nagasaki.

Y que también lo recuerdes cuando quieran instalar una empresa contaminante y peligrosa que creará muchos puestos de trabajo y te preguntes que porqué la querrán poner en tu pueblo y no el barrio de Salamanca o en Pedralbes.

Y ahora Bhopal hoy.

Es la capital del estado de Madhya Pradesh con más de millón y medio millón de habitantes.Taj-ul-Masjid.

Quizás sea la ciudad india con mayor número de musulmanes pero “mis fuentes” no se ponen de acuerdo. La guía dice que son el 40% de la población. Un par de hindúes a los que pregunté me dijeron que no, que no había apenas. Un piadoso musulmán con el que hablé en una mezquita (supe que era piadoso porque iba allí a rezar) me dijo que eran el 70% y que en esta ciudad había más de 350 mezquitas. En el hotel me han dicho que son la mitad de la población. O sea que serán de 700 mil a un millón. Y eso se nota en los “barbudos” y en las mujeres tapadas. Ya dije que ayer vi a una con burka; desde luego muchas de negro de la cabeza a los pies, lleven la cara tapada o no.

La ciudad tiene una parte antigua y musulmana, la más interesante, y otra moderna con zonas residenciales. Y tiene también dos lagos, uno de ellos bastante grande en medio de la ciudad.

Y para los que viajan como yo tiene la gran ventaja de que “nuestros” hoteles están situados entre la estación de ferrocarril y la estación de autobuses y a una “walking distance” de ambos.

Después del desayuno y no sabiendo lo que me puedo encontrar en los próximos días decido cambiar algo de dinero. La guía pone como referencia la oficina central del “State Bank of India”. Y además puedo ir hasta allí en un minibús urbano.

Delante de la fachada principal hay una verja y han abierto un trocito justo para el paso de una persona.  No me sorprende pues muchos bancos aquí hacen algo parecido: una gran puerta que tiene delante una cancela metálica y dejan solo una rendija por la que a veces casi no se cabe. Cuando voy a entrar el portero me abre toda la verja.  Me sentí tratado como un VIP. ¿Cómo sabría que yo era alguien importante? Desilusión: es que detrás de mí entraba un jefazo con un coche y se la abrían para él.

Está todo en obras y debo ir a la parte trasera. Son las 10:15 pero no abren hasta dentro de 15 minutos y hay bastante gente esperando pero en plan de “cola india”. Allí hay un pequeño basurero y le han prendido fuego y el olor es nauseabundo.

Abren y me indican que suba al primer piso. En la escalera hay unos cubos rojos colgados de la pared. Están en muchos sitios y son para caso de incendio. Os estoy hablando de un edificio moderno y del Banco de la India. No sé que apagarían con cuatro pozales. Lo curioso es que no sé si estarían llenos de agua cuando los pusieron la primera vez pero ahora el personal los utiliza como escupidera del “pan” que mastican. Quizás sea lo más repugnante que he visto en la India. Insisto: es la oficina central del “State Bank of India” de la capital de un estado importante como Madhya Pradesh.

Y no es que abran al público a las 10:30 y el personal esté trabajando desde las 8: es que llegan entonces. Y en el caso del que lleva el cambio más tarde todavía. Para compensar: el cambio de hoy es más favorable que el de ayer.

NB

Hay publicidad de los bancos donde ofrecen alta rentabilidad por los depósitos pero para gente mayor un poquito más. Da gusto que te traten bien.Los indios mayores tienen más interés.

Anuncios

4 comentarios to “16. Bhopal. Primera parte.”

  1. jose luis Says:

    En el colegio, escuché a un profesor hablar de Chernobyl a sus alumnos, y además les pidió que buscasen información en internet sobre lo que allí sucedió. Ese día, aproveché para contarles algo sobre Bhopal porque siempre se habla de Chernobyl, pero nunca de lo que pasó aquí. Viene siendo habitual, valen más los muertos del primer mundo que del resto.

  2. Torpedo Says:

    Ucrania = Primer mundo?

    Espero que sea un desliz y no otra tactica para hacernos creer que con 3,5 millones de parados no sólo estamos en el primer mundo, sino que estamos en la championli del primer mundo.

    Fuera de polémicas, es un insulto las pocas consecuencias que tienen estos actos asquerosamente avariciosos. El presidente de Union Carbide y su cadena de mandos, deberían estar encerrados todavía por este acto.
    Con respecto a la catastrofe de Chernobyl, motivada también por avaricia (una actividad de mantenimiento realizada en horas nocturnas cuando no había ingenieros cualificados para controlar la situación, porque sólo estaban durante el día) desconozco si la cadena de mandos que estaba al cargo de la central (Ministro de Energías soviético?) está actualmente en la cárcel o no. Me jugaría algo a que no.

  3. jose luis Says:

    Hombre Torpedo!
    Mira, por ser esta vez, y fuera de polémicas, diremos que Ucrania está incluida en el segundo mundo, ni para tí, ni para mí.
    Pero si partes del hecho de que es una ex-república soviética, que está hasta arriba de gas, que es considerada hace pocos años como país europeo con el índice de crecimiento económico más alto y que será propuesta a corto plazo como próximo miembro de la UE, junto a otros aspirantes como Armenia, Moldavia y Georgia, muy tercermundista no veo yo que sea. Aunque tengo que reconocer que muy del primer mundo, tampoco.

  4. Angel de la India Says:

    Ya me agrada que dos antiguos contendientes se pongan de acuerdo aunque para ello se tengan que ir a lejanas tierras ex-soviéticas.
    Un abrazo por la reconciliación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s