1. El viaje.

by

Disclaimer.

He pensado que debería empezar este recorrido por la India con una nota de “renuncia de responsabilidad”, un “disclaimer” que decíamos en mi antigua compañía.

En éste, como en los últimos viajes, publico las crónicas después de haber regresado pero están escritas íntegramente en borrador cuando se produjeron los acontecimientos. Y no las he modificado. Así algunas de las cosas no parecerán sorprendentes en el momento de la publicación pero sí lo eran cuando ocurrieron. Porque como decía el Sr. Aznar parodiando al Sr. Marx, Groucho: “…Eso lo sabe todo el mundo, y yo también lo sé… ahora. Tengo el problema de no haber sido tan listo de haberlo sabido antes. Pero es que cuando yo no lo sabía, nadie lo sabía. Todo el mundo creía que las había, ¿sabes?…”.

¿Por qué viajo?

Zack Mayo: “¿Por qué vienes aquí?”

Paula Pokrifki: “Para conocer personas interesantes y mejorar mi educación”.

Pues yo como la Winger. (“Oficial y caballero”).

 Muchas veces explico las causas que me hacen emprender el viaje. Iba a decir “me impelen” pero me parece demasiado literario y fuerte ese verbo.

Esta vez no había elecciones ni campeonatos. No había “elecciones” en plan general y en minúsculas, pero sí había “LAS ELECCIONES”. Las que realmente nos interesan a todos y nos pueden cambiar la vida. Las elecciones en USA. Leí en un periódico que los gobernantes de la India preferían McCain a diferencia de la mayoría de los países, especialmente Europa, que prefieren al “negro”, como dice el Sr. Chávez.

Pero sí ha habido un par de acontecimientos en la patria mía que me han inquietado.

Uno han sido las declaraciones de la Reina y sobre todo el revuelo que han levantado. ¿Es que alguien pensaba que Su Majestad estaba a favor de los homosexuales o que tenía un pensamiento progresista? Personalmente a mí lo que me sorprendió fue lo de que se debía enseñar religión –lo de aprender ya es otra cosa- en los colegios para saber el origen de la vida. El origen de la vida lo enseña un biólogo o un cosmólogo pero no un catequista. Solo por eso nos merecemos una república.

Pero más divertido fue lo del Sr. Montoro que le adjudicó la culpa del desastre económico actual en el mundo al Sr. Rodríguez. Pero no la culpa así en plan filosófico sino el “70%” de la culpa. Y eso que debe ser economista y ha debido estudiar matemáticas. Porque, ¿cómo se calcula el tanto por ciento de una culpa?

Parte de mi vida profesional la pasé haciendo profecías y previsiones. (Realmente no hay gran diferencia entre una actividad y otra excepto la parte sobrenatural de la primera). Aquello era algo increíble y había que mentir para que saliera lo que querían que saliese los que pagaban al arúspice. O sea a nosotros. Y podía salir 60 ó 60 mil. Pero siempre era algo tangible. ¿Pero la culpa?  ¿Cómo se puede medir y sacar su tanto por ciento?  Pues para eso debes pertenecer a una secta. No para decirlo, sino para creértelo.

Plan.

Este viaje es el que he preparado menos desde que voy a la India. He estado escribiendo hasta casi el último día en el blog del pasado viaje a Birmania y no le he dedicado nada de tiempo a planificar éste.

La guía que tengo del Norte de La India es del año 2001 y además de que algunas informaciones no serán muy exactas e incluso no valdrán nada, sobre el estado de Chhattisgarh, que quiero visitar, hay solo dos páginas, con información de tipo general. La guía actual de la India, que es del 2007, no dice mucho más. Dos días antes de venir he descubierto que Lonely Planet ha sacado una nueva forma de venta: por capítulos y en el caso de la India por estados. Te lo envían en PDF y lo lees o lo imprimes. Así he comprado el capítulo de ese estado, que va junto al de Madhya Pradesh, y alguno más. Pero subiré al avión sin haberlos leído.

¿Qué visitaré en este viaje?

Conocí a través de internet a un periodista de Chhattisgarh. Resulta que vio en Flickr unas fotografías mías de otro viaje a la India y me pidió permiso para publicarlas en un periódico digital del que él es el editor. Nos hemos intercambiado unas cuantas notas, pocas, desde entonces y me ha insistido para que visitase su estado.

Por lo poco que he leído es un lugar, como Sittwe en Birmania, a donde no te enviaría ninguna agencia de viajes y del que tengo tan poca información que si no hubiese sido por ese periodista nunca hubiese pensado en ir. Así que iré allí y si me puedo mover me quedaré una semana o dos y si no me volveré a Delhi pasando por alguna ciudad de Madhya Pradesh y luego viajaré hacia el norte, hacia el Himalaya y quizás también a Haridwar, ciudad en la que he estado un par de veces y que encuentro muy interesante.

Estética.

Además de las razones políticas y sociales también, a veces, hay razones estéticas que en otras ocasiones me ayudan a viajar o a huir. Por ejemplo, recibo por internet una publicidad de Sony, ¡de Sony!, con el sugestivo “asunto” de “Rebota, rebota y en tu culo explota!!” Y si eso lo hace “Sony Pictures releasing de España” no quiero ni pensar qué hacen desde las otras multinacionales del entretenimiento. ¡Y no, Sony!. No me extraña nada que incluso a empresas que han llegado a parecernos admirables les rebote y les explote ahí mismo la cuenta de resultados.  Pues me marcho y os dejo con el cutrerío.

Aunque tenga que volver al cabo de un mes.

Anuncios

2 comentarios to “1. El viaje.”

  1. jose luis Says:

    Hola Ángel, ya estoy riendo otra vez con tus comentarios, que no de ellos.
    Buena e interesante introducción, a la que encuentro un sólo “pero”. En repetidas ocasiones pones la abreviatura de señor, cuando estas personas nos son ya tan familiares, tan cercanas y porqué no tan lamentables (unos más que otros), y valdría con dejarles el artículo que precede a sus nombres. Y así sería el Aznar (últimamente más el hazmerreír por sus desafortunados comentarios sobre calentamiento global, Israel…), el Zapatero (éste además sonaría muy obrero, a parte de socialista), el Chávez (suena a que no está bien de la cabeza), y el Montoro (uy este como suena!).
    Hay una máxima que se repite en casi todos los artículos de periodistas viajeros; si no preparas el viaje, y te dejas llevar, todo es mejor y más bonito. Éstos no han debido estar en ciertos sitios, verdad?

  2. Angel de la India Says:

    Joséluis, es que el ponerles “título” no solo es una forma de respeto, es también de distancia. Que nosotros no somos como ellos. Afortunadamente.
    Gracias por el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s