7. Notas de Calcuta.

by

Anuncio de telefonía en la caseta de la policía de Calcuta0. Del diccionario de la RAE.
Aunque la denominación oficial actual ha adoptado la forma bengalí Kolkata, sigue siendo preferible el uso en español del topónimo tradicional, plenamente vigente. El gentilicio recomendado es calcutense.

1. New Market.
Se llama oficialmente “Hogg Market”. Nombre extraño que se debe a Sir Stuart Hogg.

2. Investigo un hotel por si me gusta para otra ocasión. El ascensor es muy antiguo y lo maneja un empleado de la misma época. Parece que debía haber un problema de seguridad con la capacidad y han decidido reducirla poniendo en su interior unas barras de hierro y dejándolo en la mitad. Así es enorme pero vas apretadísimo.

3. Al salir la primera mañana a la calle en Calcuta lo primero que me sorprendió fue el olor a orines. Los demás días ni me di cuenta. Ya sabéis que el olfato es un sentido que se fatiga enseguida y quizás, aquí, ya lo tenga exhausto. O que la gente ha dejado de mearse en la calle. No creo.

4. El primer día asistí a un espectáculo especial. En general en toda la India y en especial en las grandes ciudades en cuanto ocurre algún percance se junta un montón de gente a mirarlo. Aquí fue un policía que se llevaba unas motos mal aparcadas con un camión grúa. No había visto nunca actuar la grúa con una moto. Pues con el mismo cable se llevo colgando media docena.

5. “Apoyaremos cualquier investigación sin limites”. No sé si hay alguna coma, pero lo dijo Don Mariano Rajoy el día después de la sentencia judicial del 11-M. Y aquí en Calcuta he pensado que si yo fuese José Luis Rodríguez y volviese a ganar las elecciones seria magnánimo con él (pues si eso ocurriera, que puede que no ocurra, los de su partido lo laminarían) y le ofrecería el puesto de director del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Con una condición: que no contratase a los amigos de su primo.

6. En una calle muy céntrica un señor vende miel que chorrea de unos trozos de panal. Y además para no perder el tiempo esta lleno de abejas así que imagino que la van reponiendo. Para demostrar que es buena miel unta con ella un billete de 10 rupias y le prende fuego con una cerilla. No arde, Si quieres prueba tu, pero te recomiendo que lo hagas con uno de juguete, pues al cambio 10 rupias son unas 30 pesetas y nuestro billete más pequeño, el de 5, son 800. Si quieres guardo algunos y los iré regalando para que lo comprobéis. A lo mejor las abejas calcutanas tienen alguna sustancia ignifuga y las españolas no. (¿Se podría decir “abejas españolas” en presencia de Don José Luis Carod?). A un señor que compra miel le pone un poco en el faldón de la camisa. No sé si es que no mancha o es que además es quitamanchas de alguna que tenia antes. Al final la miel calcutana será como el Espíritu Santo.

7. “Queremos paz en Nandrigan”. Un joven esta sentado debajo de una gran pancarta con ese lema y unos que pasan lo firman. Parece una frase de Forges pero es un lugar de Bengala donde están pasando cosas terribles.

8. Al salir del cementerio cristiano paso por una caseta donde dice algo de Dios y donde sirven comida a gente que forma una larga cola pero nada que ver lo que te imaginas que sería en esta ciudad. Cuando estoy cerca del hotel se me acerca un gancho-mendigo joven ofreciéndome cosas. Al final me dice que hace dos días que no come. He estado a punto de decirle que a poco más de 100 metros de allí estaban repartiendo comida pero me he dado cuenta de mi ingenuidad o mejor de mi imbecilidad.

9. Estoy cenando de cara a la puerta. Se pone en la calle un mendigo haciendo ademanes de que no ha comido. Como ve que no me apiado se santigua. ¿Quién se lo habrá enseñado?

10. Los coches circulan por la izquierda, por tanto con el conductor sentado en la derecha. Suelen llevar el retrovisor izquierdo plegado y muchos sin él. Realmente, ¿para qué sirve un retrovisor si no le hacen caso?

11. En un restaurante del tipo de “comida rápida ” me dan un cuestionario para que les diga que “todo bien”. Además de la fecha de mi cumpleaños me piden la de mi “anniversary”. Quizás sea un “faux ami” y tendré que investigar la palabra porque en mi pueblo “aniversario”, así sin mas, se refiere a la fecha de tu defunción. Por eso nadie habla de “su” aniversario, sino del de los demás.

12. Aparcamientos baratos en la calle: motos 3 rupias la hora, un mes 500, coche 7 la hora y un mes 1000.

13. Las vallas de la policía de Calcuta tienen publicidad. Tengo una amiga de Flickr que tiene preciosas fotos de este tipo y seguramente esta le encantaría. Además aquí cuando no usan las vallas no las guardan sino que las dejan un poco amontonadas delante del lugar donde las han utilizado y que seguramente volverán a utilizar en el futuro, así que la publicidad esta siempre a la vista y en lugares importantes y céntricos y emblemáticos.

14. Hoy he visto a una mujer defecando en la calle. Bueno realmente estaba cagando, porque lo de defecar suena a análisis clínico: “Mire me defeque aquí por la mañana y traiga la muestra”. Lo hacía de una manera bastante ingeniosa pero obviamente de alguna forma tiene que hacerlo la gente que vive en la calle.

15. En la puerta de un cine mucha gente para comprar la entrada. En la taquilla un letrero dice: “Ladies not allowed in front stalls”. Como siempre la discriminación y las prohibiciones, aunque en la India no suele decirse nunca “prohibido” sino “no permitido”.
A lo mejor es siempre así en inglés. Aunque sigo sin entender del porqué de la prohibición si lo que entiendo por “front stalls” son “las plateas delanteras”.

16. Personaje.
El aeropuerto de Calcuta se llama Netaji Subhash Bose en honor de Subhash Chandra Bose. ¿Quién era el prócer?
Pues uno que a comienzos de los 40 luchaba contra el colonialismo británico en la India. Como Gandhi, solo que este estaba por la no-violencia y el otro no. Siendo ya un político importante, durante la segunda guerra mundial formó el Ejercito Nacional Indio, INA en sus siglas en inglés, con soldados indios de los ejércitos británicos pero poniéndose al servicio de Japón e invadiendo el noreste de la India. Fracasó y más tarde murió en un accidente. Pero a este personaje controvertido, que para unos fue un patriota y para otros un traidor, en Bengala le siguen anteponiendo a su nombre “Netaji” que significa algo así como “honrado líder”. Tiene estatuas, monumentos y un aeropuerto a su nombre. Y seguidores que llegaron a denunciar un film biográfico porque se sugería que se caso con una no-india. Así que puedes llamar hijo de perra al actual presidente o al anterior pero si se trata de un político nacionalista ni se te ocurra el menor desliz. Hace poco un político llamo cretino a un líder nacionalista difunto y la que se armo. Y eso que era de una nacionalidad no histórica. Ahora de Aznar o de Rodriguez di lo que quieras.
El periodo colaboracionista de algunos indios en la segunda guerra mundial lo descubrí en la novela “El palacio de cristal” de Amitav Ghosh que os recomiendo vivamente.

Nota familiar.
A propósito del apellido de nuestro presidente. Esta manía de llamarle por su segundo apellido me recuerda a mi infancia escolar. Muchos me llamaban por mi segundo apellido porque el primero es un localismo muy abundante. Y no me gustaba nada. Todavía me encuentro con algún antiguo condiscípulo que me llama así. Y si uno se llama Rodríguez, pues Rodríguez. Cuando os tenga mas confianza ya os contare un cuento sobre el apellido Aznar.

Hogg Market.
Sir Stuart Hogg fue el tipo de funcionario civil que hizo grande al Imperio Británico. Desde los veinte años en la India, estuvo destinado en el Punjab y en Bengala. Jefe de Policía en Calcuta de la que llegó a ser Alcalde. Mandó construir el New Market dedicado de manera preferente a los ciudadanos británicos en Calcuta. En 1903 se le dió el nombre de Hogg a ese mercado en su honor. Fué nombrado caballero a los 42 años de edad.

Anuncios

4 comentarios to “7. Notas de Calcuta.”

  1. LUIGI Says:

    habrás querido decir “Josep Lluis Carod” no??

  2. Angel de la India Says:

    Es que en castellano se me hace muy dificil llamarle a uno “Josep” con la jota castellana. Pero lo hago sin mala intencion, por un simple problema de gramatica y de reciprocidad. Ademas me jugaria algo que lo bautizaron como Jose Luis. Y lo del sacramento es indeleble a no ser que haya apostatado, que no creo.

  3. Chiqui Says:

    Lo mismo pasa con F.J.M.Tejerina… ¿te acuerdas de él Angel?. Yo le llamo Teje y creo que no le hacía mucha gracia al principio… pero esto, como lo de los motes, no depende de uno… Sigo llamandole así y creo que ya no le molesta tanto como al principio. 🙂

  4. Angel de la India Says:

    Pues dile a Tejerina que desde ahora estara hasta la muerte de la WEB 2.0 en internet y en Google.
    Desde luego yo a Carod no intente llamarle por un mote. Que se me ocurren muchos (esto forma parte de ese extremo de la campana de Gauus que no escribo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s