3. De Madrid a Calcuta con escala en Londres.

by

Terminal T4 de arajasDe nuevo en movimiento. La salida es de la famosa T4 de Barajas. Como el vuelo sale a primera hora de la mañana decido pasar la noche en el aeropuerto. Pero poca noche porque mi hijo, con buen criterio (este añadido es para que no vea crítica en mi comentario), me lleva muy tarde y llegamos casi a las dos. A esas horas las complicadas carreteras que circunvalan y cruzan Madrid están casi vacías. ¡Que difíciles con esas nomenclaturas casi parecidas! Cuando llegué a Madrid se empezaban a generalizar los nombres simbólicos (?) tipo A1, A2,… en las carreteras y línea 1, 2, 6…en el metro. Tenia un compañero de trabajo que era el único, o casi, nacido en Madrid, y que se cabreaba de verdad cuando le decía que cogia la A2 para ir a mi pueblo o la línea 6 para ir a trabajar. Esta noche se hubiese vuelto loco pues ya no se ve ningún nombre geográfico: M50, M45, M21, M13… Despedida paterno filial y últimos consejos de mi hijo. Creo que ya lo he dicho pero debo ser el único hombre blanco al que le “echan la charla” sus padres y sus hijos.

En la T4 a esperar a que abran el mostrador de facturación. Alguna cabezada con el temor de quedarme dormido y perder el vuelo. Y en ese estado he pensado en la increíble obra que es esta terminal. Para mi sólo es comparable a las grandes catedrales góticas y a alguna barroca. O a la iglesia de mi pueblo que es enorme comparada con el tamaño de la población, aunque acostumbrado como estás no te percates de la desmesura. Lo mismo les debe ocurrir a los trabajadores, casi todos extranjeros, que limpian y reparan el edificio. Y estaba con esas comparaciones arquitectónico-religiosas cuando me he acordado de la última vez que he estado en una iglesia. Afortunadamente esta vez fue en una boda y aunque no me gusta nada lo de las bodas, bautizos y comuniones (vaya, que no voy) estaba ya cansado del año que llevo de funerales. Cuando el cura hablo a los novios recordé uno de los sermones de “Cuatro bodas y un funeral” donde el amigo homosexual y divertido que luego también muere, hace ademán de pegarse un tiro y de ahorcarse. Pues así estaba yo oyendo a ese buen presbítero. Era un tío majo y educado pero si en lugar de vender el mas allá, que no se sabe quien lo compra, vendiese el mas acá, como por ejemplo ordenadores o melocotones, tendría que cambiar de profesión y hacerse vigilante jurado. ¿Cómo puede un profesional de la palabra decir “sis” como plural de “si”? Y no será porque no utiliza ese vocablo en sus charlas de las bodas. Y luego va y cita a Khalil Gibran. Casi me caigo de culo. Es como poner un vinilo de 45 rpm de Mocedades. ¡Si el Khalil era el “New Age” de los 70! Y cuando dijo (no se si era suyo o del libanés) lo de “vosotros sois una flor el uno para el otro” y “el amor es semejante a una flor delicada” pensé que habría una apostasía en masa pero se ve que los católicos que asisten a las bodas tienen el sentido estético atrofiado cuando llevan un rato allí. O es que no escuchan, que también podría ser. Afortunadamente no acabo con lo de “amar es no tener que decir nunca lo siento” de “Love Story”, que lo podría haber dicho.

(Si me lee alguno que también asistió al evento, por favor, que no dé detalles esclarecedores).

Pero yo estaba en la T4 rodeado de tecnología por todos los lados lo que no impide que para ir desde el mostrador de facturación a la sala de embarque tardes más de media hora. Y eso sin colas en el control de seguridad que éramos cuatro gatos. Joven pasajero que llegas siempre a última hora: perderás el vuelo.

En la sala de espera del vuelo descubro como se pueden pagar esas obras faraónicas: con las maquinas expendedoras de bebidas y comidas. Ejemplo: botella de agua de medio litro, 1,4 euros (y creo que no era ni de Lourdes ni del Jordán, por citar dos aguas con pedigree), refresco de medio litro 2,5 €, Actimel enano 1,8 €, bolsa pequeña de cacahuetes 1,4 € (que si fuesen anacardos te los cobrarían lo menos a 500 € el kilo). La Iglesia cobraba diezmos y primicias y mano de obra cautiva para levantar esas grandes iglesias y los de AENA ponen esos precios. No me extraña que Don Mariano quiera privatizar los aeropuertos y que las autonomías pidan su transferencia. Pagamos la pirámide de Keops entre todos y ahora que empieza a dar rendimiento quieren quedarse ellos. Pues no se la daremos.

Al poco de despegar empieza un amanecer precioso. ¿Por qué los mas grandes y bellos espectáculos son gratis? Que no se enteren ni la Iglesia ni AENA.

Desayuno frugal en el avion y me duermo. Me despierta la megafonía de que aterrizaremos en diez minutos. A nuestros pies Londres en un día clarísimo. Se ve todo el centro de Londres y los meandros del Tamesis y algun bosquecillo muestra un maravilloso otoño.

Y aquí lo de las distancias del madrileño Barajas se multiplican. Llegas a la T1 londinense y sales de la T4: el tiempo medio calculado para ir de un sitio a otro es de 75 minutos. Como se formen grandes colas en los exhaustivos controles de seguridad puede alargarse más el tiempo. Así que “joven pasajero que llegas….” Pero que aquí lo de “joven” deben cambiarse a “mayor” pues excepto diez minutos de autobús el resto es de andar o de correr.

Y lo de AENA y sus precios aquí es igual pero en libras. O sea que peor: un bocadillo corrientucho 4 libras.

En una de de esas maravillosas tiendas libres de impuestos (¡menos mal porque una botella de Freixenet Brut cuesta 8 libras y encima lo llaman “vino espumoso”!) hay una exhibición de whiskies de malta y tienen una docena de botellas abiertas para su cata. La señorita del malta ve mi interés y me ofrece probarlos. Lo rechazo pensando en la peste que haré en el momento del embarque. Igual creen que estoy beodo y no me dejan subir. Además a las 10 de la mañana y después de haberme comido un bocadillo ligero y enano no tengo el cuerpo para eso.

Algunos ingleses con una especie de amapola de papel en la solapa. Ya lo he visto en otras ocasiones y no se lo que significa. Si no fuese por su aspecto burgués y formal pensaría que están por la legalización del opio. Pero no debe ser eso.

La sala de espera de mi vuelo esta llena de indios como no podía ser de otra manera. En el vuelo me toca al lado de una pareja india mayor. Muy mayor. A lo mejor son de mi edad (somos quintos, que se decía antes) pero parece que tengan mas de 100 años y que vayan a una expedición polar. Y a mi me da un poco de apuro porque yo solo llevo una camisa y el, un señor apergaminado, lleva anorak cerrado hasta el cuello y un gorro de lana calado hasta las orejas. Y en el meñique de su mano izquierda una uña de unos 3 cms. Esas largas uñas orientales siempre me intrigan ¿Servirán para algo y en caso contrario indicarán algo? La señora, que va vestida de india, se sube el jersey para taparse la cabeza. Estoy por cogerme la mantita esa que te dan en los vuelos largos y taparme también. Por solidaridad.

A pesar de las prisas para ir de un sitio a otro hemos salido con 45 minutos de retraso. Al despegar la señora india se despierta y se sube más el jersey hasta taparse la cabeza por entero. En las instrucciones que nos han dado antes del despegue explicaban muchas posturas para las distintas situaciones pero no decían nada de taparse la cabeza. Si nos hacemos amigos se lo preguntare pero me temo que no hablen inglés pues el contramaestre les ha explicado cuidadosamente que en el momento del despegue deberían colocar en el suelo unos bolsos que llevan encima del halda y no le han hecho ni puto caso.

Decididamente no hablan inglés o por lo menos no saben leerlo pues en cuanto se han apagado las luces de estarse atado, el abuelo se ha levantado para ir al lavabo y se ha empecinado en abrir una puerta en la que dice que es de uso exclusivo de la tripulación y que esta prohibida la entrada. Ha insistido tanto que el sobrecargo ha tenido que ir a salvar la puerta.

Una cena ligera con toques indios y a dormir que con el desbarajuste de horas y que vamos hacia el este la noche viene enseguida.

Cuando faltan un par de horas para llegar nos despiertan. Mi compañero abuelo de viaje ha añadido una bufanda y unos guantes tipo forro polar. Ella otra bufanda y un jersey adicional. Pero ninguno ha utilizado la mantita que nos proporciono la compañía aérea.

Una cena ligera con más carácter indio que la comida y a esperar el aterrizaje.

La solución al acertijo de ayer: ¿A que se parecía un poco? Quizá toque la guitarra en la intimidad.Santana

Notas viajeras.

1. La Terminal T4 de Barajas a esas tempranas horas es todavía mas impresionante por lo vacía que esta. Voy solo en el tren subterráneo que te lleva a la 4S y me da la sensación de esas películas de catástrofes donde el protagonista esta solo en Nueva York.

2. En Londres hablan inglés. Eso es lo normal. Lo que pasa es que hablan “inglés, inglés” y no se les entiende nada. ¡Con lo bien que hablan inglés los alemanes!

3. Otro problema de los grandes equipajes. Tienes que ir al lavabo antes de la facturación y allí estas tú con el enorme maletón. O con dos. Y llegas con el carro y, o dejas todo el equipaje fuera y a la salida a lo peor tienes que viajar sin él, o lo metes dentro sin carro. Pero dentro del espacio del retrete no cabe. Te veo sentado con las maletonas encima de la cabeza, como un “coolí” indio. Y encima cuando sales ya no esta el carrito y tienes que seguir con el equipaje en la cabeza hasta el exterior para encontrar otro carrito. Lo de siempre: cuanto mas pequeño mejor.

Anuncios

4 comentarios to “3. De Madrid a Calcuta con escala en Londres.”

  1. LUIGI Says:

    Al pro-privatizador don mariano en su visita a Alcañiz el pasado martes 13: “-que lo sepas mariano que te vimos llevarte varias garrafas de agua en el maletero del coche (por lo del transvase)”

    ¿Y por qué no se les ocurrió privatizar también los mares y oceanos? “Alomejo” hubiera evitado que después de 5 años de la catástrofe del Prestige los “hilillos” que emanan de sus tripas siguieran embruteciendo y aniquilando toda vida a su alrededor.

    En relación a los bebedores de alcohol en los viajes de avión…que se lo pregunten a Melendi!!

  2. Angel de la India Says:

    Lejos, !ay!, de la patria mia ya no soy capaz de seguir el devenir de la politica nacional.

  3. Chiqui Says:

    La T4 es espectacular. Cierto.
    Lo de las amapolas en las solapas de los ingleses tampoco lo entiendo y en algún viaje a Londres me lo he preguntado al verlo, creo que me lo llegaron a explicar, pero como era inglés de ingleses pues claro… no me enteré de nada. 🙂

  4. Angel de la India Says:

    Yo siempre confio en que expertos en temas varidos me lean pero resulta que los que me leeis sois como yo. Pues eso tambien me alegra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s