Notas del segundo día de Mandalay.

by

Dolor real.

El mercado nocturno estaba al lado de la faraónica estación de ferrocarril de Mandalay y cuando hemos pasado por allí nos hemos cruzado con un policía que llevaba esposado y con una cadena a un joven. Y su madre detrás. Es terrible pero siempre tenemos a nuestra madre al lado en estas circunstancias crueles.

Sería la estampa de una Dolorosa en Birmania en 2007.

Dolor representado.

Esta mañana hemos pasado por la catedral católica del Sagrado Corazón de Jesús. (En los años escolapios-franquistas venía a la mente como una coda obligatoria el “En vos confío”). Parece un edificio sacado de un recortable. Estaba cerrada pero había un par de estatuas fuera: un Sagrado Corazón y un Cristo crucificado. Terribles ambas. Buscando información sobre este país, Marisa encontró la descripción de un viaje de un joven donde comparaba las figuras dolientes de Cristo con las de “buen rollito” de Buda.

Chinlon.

Los birmanos, siempre varones, juegan en un círculo dando patadas a una pelota hecha con un tipo de junco de unos 10 centímetros de diámetro. No sé las normas aunque parece que no debe tocar la pelota el suelo, ni si se juegan pasta pero es el juego más popular en el país. Y los participantes son muy habilidosos.

NB

A mi vuelta he encontrado este artículo en la impagable (e impagada) Wikipedia sobre Chinlon o Chinlone en inglés.

O en Wikipedia en español una mala traducción del artículo en inglés

Aunque no se vean mujeres jugando al chinlon casi nunca en el país, los artículos sobre chinlon insisten en que lo juegan tanto hombres como mujeres de cualquier edad. El siguiente video sacado de Youtube da una idea del juego.