Mandalay día 2.

by

Esculpiendo  Budas. Los chicos.Frugal desayuno. Al menos comparado con el de Rangún. Hoy va a ser un día completo. Ayer contratamos con el señor que nos cogió en la estación de autobuses un viaje en un taxi enano con un recorrido clásico: Amarapura, Inwa (también se llama Ava) y Sagaing. Además nos hará de guía. Primero nos lleva a visitar unos talleres donde esculpen estatuas de Buda de mármol y otro donde hacen tapices. Es interesante pero no compramos nada a pesar de que nos dice que si queremos nos lo mandan a casa, incluso estatuas de mármol de dos metros de altas.
Esculpiendo a Buda. Ellas.
Imagino a los de SEUR subiendo una de esas moles por la escalera de mi piso.

Amarapura.

Fue la capital real antes de Rangún. Está en un entorno rural con mucho encanto, muchas pagodas y un puente muy famoso. Sólo el paseo por el lugar ya merece la pena. Visitamos la pagoda de Pah Todawgyi.
Es un gran zedi (del Thai “chedi” sinónimo del más habitual “stupa”, dice wikipedia que del sánscrito que significaba montón) blanco con una terraza a la que no pueden acceder las mujeres. Las religiones siempre tan igualitarias.
Stupa o Zedi o Chedi Pah Todawgyi Es un lugar de lo más placentero y tranquilo. El clásico sitio donde el mes de noviembre me podría quedar toda la mañana. Visitamos alguna pagoda más para llegar a las 10 al monasterio de Maha Ganayon Kyaung, donde el espectáculo es ver comer silenciosamente a cientos de monjes y seminaristas. Como es la gran atracción, todos los occidentales estamos allí fotografiándoles. Todos comen arroz y una salsa de tomate y algún trocito de vegetal. Uno de San Sebastián comenta en voz alta (bastante alta): “pues comen como nosotros”. Me imagino a ese donostiarra (el jefe de los vascos y las vascas, ¿dirá donostiarros y donostiarras para referirse a los de San Sebastián?) comiendo un plato de arroz a las cinco de la mañana y otro a las diez. Y nada más hasta la próxima madrugada. “Como nosotros”.
Novicios en la hora de la comida.El guía nos lleva pícaramente hasta la mesa donde están los profesores. Casi comen como el de San Sebastián en su casa. Después nos enseña la mesa del director del monasterio. Como en Arzak. Igual había 50 platos para él solo.
Observación de María Jesús: hasta el gato que tenía debajo estaba lustroso comparado con los famélicos gatos que había en el resto del monasterio.
También nos explica el guía que mañana hay alguna fiesta y nos enseña las cocinas donde están preparando comida con carne de cerdo: mañana se llenará el comedor, nos avisa.
Vistamos otra pagoda en ruinas. Me recuerda a alguna de Camboya. Allí encuentro a Carmen y Manuel, una pareja de españoles. Encantadores y me enrollo con ellos. En España jamás hubiese hablado con gente así aunque él me recuerda a mis jóvenes compañeros de trabajo de los años 90. Estuve en un departamento en que todos eran ingenieros de telecomunicaciones y encantadores (No digo quien era la más lista porque no parezca que hago la pelota a alguien muy importante) Lo que más les gustaba era hablar del OSI y de los protocolos. Había uno que sólo hablaba de los routers, de token-ring y ethernet y de la arquitectura tricanal. Todos esos conocimientos de los 90 son parte de la arqueología tecnológica. ¡Cuánto despilfarro intelectual!
Vamos a visitar un monasterio construido enteramente de teca: Bagaya Kyaung. Impresionante. Dentro un par de clases de niños atentos a sus lecciones. Luego vamos a un restaurantillo a la orilla de un lago. Con la ayuda de otro comensal pedimos dos platos de ocra (¡qué buenos!), dos sopas y tres platos de pescado. Los problemas del idioma hace que sólo nos sirvan los primeros y nos tengamos que quedar sin comer el pescado y nos vayamos a medio comer. Pero el sitio era encantador. Después a Sagaing. Hay más de 500 iglesias y monasterios y varios miles de monjes y monjas. Es la primera vez que me encuentro tal cantidad de monjas en Birmania.
Visitamos la colina. Nuestro taxi enano nos deja en la base de unas largas escaleras. Al llegar arriba encontramos a Carmen y Manuel que habían llegado hasta arriba con un verdadero taxi. La vista es impresionante por la cantidad de templos que se ven. Después al puente U Bein de Amarapura. Es un precioso y larguísimo puente de teca que une las orillas de un lago. Un lugar especial para estar al final de la tarde. Muy recomendable.
Unos jóvenes de la universidad vienen a hablar con nosotros para su clase de inglés. Les explico la construcción del apellido en España. En el camino de regreso a Mandalay cae una fuerte lluvia. Los coches que nos adelantan, o sea todos, nos ponen perdidos de agua, pues los taxis enanos van abiertos por los lados y por detrás. Acabamos con una cena opípara para compensar la falta de comida del mediodía. Yo acabo con un helado de durián.

Nota culinaria. Para los que no conocéis la ocra he buscado la palabra en el diccionario de la academia: quingombó. No creo que ayude mucho. La palabra durián no aparece. Por si me lee alguno, en vietnamita se llama “trái sâu riêng”. El durián, la reina de las frutas de Asia

Pensamiento último. Pienso en los nombres. “Carmen y Manuel”, o al revés, parece el nombre de una pareja de flamenco. O por lo menos de música de raíz. ¿Por qué se estarán perdiendo esos nombres tradicionales? Y como esos nombres, así, tienen empaque y prestancia, “Carmen y Manuel”; pero los cariñosos “Carmencita y Manolo” parecen de una compañía de revista de los años 50. Y “Manolo y Carmen”, de esos que ponen en los camiones. O que ponían. Los hipocorísticos deberían estar prohibidos.

Anuncios

2 comentarios to “Mandalay día 2.”

  1. Carmen V Says:

    Angel ¿cómo es la construcción del apellido en España?

  2. Angel de Birmania Says:

    Carmen V (¿de Alemania y I de España?):
    pues que nosotros tenemos el primer apellido del padre y el segundo de la madre. (Ya sé que ahora puede ser al revés). Eso es lo que intentaba decir, que aunque parece normal no es nada habitual en el resto del mundo. Y que las mujeres siempre mantienen el apellido de solteras a pesar del matrimonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s