El viaje

by

Perdidos en WindowsSiempre suelo dar algún motivo que me impulsa a dejar esta patria mía e ir cuanto más lejos mejor. El día 9 de mayo pasaba por delante del Congreso. Había bastante ambientillo por la calle pues debía haber sesión parlamentaria. Paso por delante de un grupo de policías de esos con pantalones bombachos y botas. Tres hombres y una chica delgadita y delicada. Pienso que la incorporación de la mujer en cuerpos tan varoniles habrá dulcificado sus expresiones y sus comportamientos. La grácil joven estaba diciendo a sus rudos compañeros: “A los que piden el acercamiento les acercaba a todos. Pero en una caja de madera”. ¿Os acordáis cuando los nacionalistas de las nacionalidades históricas decían que con las policías autonómicas sería otra cosa? La misma sensación tuve. En aquel momento un taxi que circulaba por la Carrera de San Jerónimo tocó a una Vespa y el motorista fue al suelo. Se levantó como una flecha, se quitó el casco y salió corriendo detrás del taxi. Le arrojó el casco y afortunadamente no le dio a nadie. La joven policía de piadosos sentimientos fue hacia el motorista y el taxista. Miedo me daba pensar que haría si era de los que tienen prejuicios o perjuicios sobre taxistas o motoristas. Nada, que me tengo que ir.
Pues estaba con estos pensamientos cuando el 15 ó 16 de mayo oigo a Aznar hablando en italiano. Solo he conocido a una persona con un umbral tan bajo de pudor: un compañero de trabajo que cuando pasaba Navidad vendía los juguetes de Reyes de su hijo. Cuando oí a Don José María hablar italiano recordé el día de mi viaje a Turquía en el que me sentí fatal porque le dije a un joyero de Tokat que yo hablaba italiano. El sí que lo hablaba y yo lo farfullaba miserablemente. Pues comparado con el nivel aznarista me considero Leopardi. Quizás se crea que él sí que ha recibido una de las lenguas de fuego de Pentecostés. Total, que me tengo que ir.
Por otro lado hay cosas que te aconsejan quedarte en casa, como esta información sobre un viaje en Birmania:”Es teóricamente posible viajar a Birmania. En realidad es improbable que las requeridas cantidades sobrenaturales de suerte, paciencia y compromiso sean todas poseídas por una sola persona en un determinado momento del tiempo. Si las estrellas están alineadas a tu favor recuerda que no hay horario fijo de salidas y llegadas. Bon voyage”. Lo dicho, como para quedarte en casa.
Pero me iré. O mejor, nos iremos pues éste es el viaje que hago con mi mujer. De ahí emplear el plural que es de dos y no el mayestático del papa o de algunos médicos que siempre dicen “haremos”, “veremos”, “esperaremos”…Y menos mal que son uno solo que con lo que tardan en la Seguridad Social (en Madrid las estadísticas dicen que no hay esperas) si encima tuviese que “esperar” a varios…
O sea que a Birmania.

NB
Un amigo me escribió después de leer mi último viaje a Turquía:
> Ya he leído tus apuntes en el blog.
> De ésta hay dos cosas seguras:
> .- Vas al infierno de cabeza.
> .- No te hará una entrevista el gran periodista Federico Jimenez Losantos en la Cadena Cope.

No espero menos de este viaje y además quedáis advertidos los que entráis en este proceloso recorrido.

Nota Final. El monje de la foto viene de un curso de Windows Vista.

Anuncios

2 comentarios to “El viaje”

  1. Carmen Says:

    Entiendo que al comprobar que:
    – cuarenta años no son nada y que la incorporación de la mujer al interesante oficio de policía no contribuye a hacerlo más digno.
    – que la agresividad entre la gente sigue como en el cormañón
    – y que la democracia no lleva al poder a grandes hombres, o, al menos a hombres sensatos
    decidas huír.
    Pero no se me alcanza que el destino de Birmania sea el más adecuado para olvidar.
    Leeré tus crónicas para conocer algo más de tus motivos…

  2. Angel de Birmania Says:

    Pues parece que lo de olvidar sea más fácil hacerlo desde Rangún que desde Garrapinillos aunque luego me estuve encontrando a mis connacionales todo el viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s