4. De Bangkok a Siem Reap.

by

Control de pasaportes en Poipet, casinos en tierra de nadie.En el aeropuerto de Bangkok tienes que hacerte el visado para entrar en Tailandia. A nosotros nos toca un becario. Se acerca otro para ayudarle y me dice que es que han contratado a 300 nuevos policías porque en octubre se inaugura otro aeropuerto y a nosotros nos ha debido tocar uno que empezaba ese día. Pero como son tan amables… En el exterior cogemos un taxi hasta la frontera con Camboya. Es que nos hacemos mayores. Nada más entrar en el coche el taxista nos dice que “little English” y yo me acuerdo del médico de urgencias de cuando regresé de Turquía y ya sé que no hablaré con él en todo el viaje. Se parece a Ho Chi Min pero menos espabilado porque a mitad de camino para para echar gasolina, Marisa va al lavabo y el taxista sube, arranca el coche y cuando yo creía que iba a aparcar ya estábamos en la carretera. Que faltaba la mitad del pasaje y no se había dado cuenta, pero el viaje fue una maravilla. En tres horas estás en la frontera, la carretera es muy buena y el taxista no pasa de 110. Y además no pone la radio, aunque la COPE tailandesa no la hubiese entendido.
Paso de la frontera.
Es un poco complicado. Pero poco. Primero tienes que salir de Tailandia y que la policía de fronteras te quite el cartón que te han grapado al entrar como visado. La “departure card”. Hay una cola considerable de tailandeses. Es que es domingo y van a dejarse las pestañas en los casinos de Camboya, que en Tailandia esta prohibido el juego y los camboyanos han construido varios en la frontera. Afortunadamente hay una cola para extranjeros y estamos solos. Así que todo el recorrido por Tailandia una maravilla.
Llegamos a Camboya y eso ya es distinto. Nada más salir de Tailandia, en la zona de la tierra de nadie, ya se te acerca algún gancho con animo de sacarte algo de dinero. Pasan grandes carros tirados por personas a pié o en bicicleta cargados de mercancías hacia Camboya. Primero tienes que pedir el visado. En Tailandia es gratuito. Aquí un letrero te dice que son 20 dólares para turistas y 25 para negocios. Un gancho, compinchado con los policías de los visados, te dice que son 25 dólares. Tu le dices que el letrero dice que 20 y él te explica que con 20 tardará dos horas. Pero es que hay cuatro policías para hacerlo y estamos solos los dos. Le digo que muy bien que 20 y él que tardarán dos horas. Pues 20. Nos sentamos. A los 10 minutos aparecen tres extranjeros. El gancho se les acerca, habla con ellos y en dos minutos tienen el pasaporte con el visado. Hay corrupción pero es que además de corruptos hay corruptores. Sigue sin aparecer nadie más. A los cinco minutos me levanto previa advertencia marital: “Ojo lo que les dices que estamos aquí todo el día”. Y yo “que no, que sólo voy a mirar”. Suerte tiene, y suerte tengo, que no sé nada de camboyano. Me levanto y me pongo a mirar la difícil labor policial de pegar una etiqueta autoadhesiva a un pasaporte inerte. Al minuto me lo dan. Ahí tienes otro trabajo tranquilo y bien remunerado. En Camboya, uno de los países más pobres de Asia, unos policías sacan 5 dólares por cada pasaporte. Hay gente que gana 20 dólares al mes como explicaré en otra crónica. Ya con el visado vas a la oficina de inmigración. Otro formulario y ya estás oficialmente en el país. Una especie de transporte gratuito te lleva a un “centro de transportes”. La primera ciudad camboyana, la que esta pegada a la frontera se llama Poipet. Uno que da consejos en Internet sobre esta parte del país y que parece que lo conoce muy bien, dice de esta ciudad que “no comería en Poipet aunque me muriese de hambre”. En inglés es más bonito: “even if I were coming off a hunger strike”. Además la llama “ciudad inmunda” y dice que es insegura. Bueno, como para no quedarte. Acaba diciendo que “Poipet” rima con “toilet”. Pero nosotros a las 12 del mediodía ya estábamos en el “transport depot” y encima con la suerte de que había un belga esperando, desde hacia una hora, más pasajeros para compartir un taxi. Desde Poipet a Siem Reap, nuestro destino, se puede ir con autobús por 12 dólares y había que esperar mucho rato, con “pick-up” hasta otra ciudad y de allí otro transporte o con taxi por 45 dólares. Y además teníamos al belga así que no había duda. El taxista también muy amable y también con “little english”. Llevaba en la mano derecha un teléfono celular. Yo creí que podía ser de una religión como los musulmanes con el rosario que lo llevan siempre en la mano, porque no hablaba pero no lo soltaba. Incluso pensé que le preguntaría a mi hijo pues debían ser del mismo grupo y hasta ese día no me había dado cuenta: la secta del teléfono celular en el coche. Hasta que recibió la llamada que estaba esperando: es que él no hablaba inglés, pero sí su hijo y quería saber a que hotel íbamos en Siem Reap. Y ya me quedé más tranquilo porque en cuanto hablamos con el niño soltó el teléfono.
La carretera son unos 160 kilómetros. Los últimos 30 están asfaltados como las carreteras españolas en los cincuenta o como hoy muchos tramos de la A2. Los restantes 130 kilómetros son espectacularmente malos pero parece que mucho mejores que en los años anteriores según testimonios de los viajeros. Total unas cuatro horas.
Nuestro compañero de viaje, como en el avión, era un tío simpático que estaba dando la vuelta al mundo y que harto de Bélgica pensaba quedarse a vivir en Nueva Zelanda. En Siem Reap el taxista dejo el coche a su hijo quien nos llevó a los hoteles que habíamos elegido. El nuestro estaba completo y a Rick, el belga, no le gustó el suyo así que fuimos los tres a uno recomendado por el hijo del taxista. Como además es conductor de tuk-tuk, habla inglés y es simpático hemos decidido contratarle para visitar mañana los templos. Así que ha sido un record. Salimos de casa a las 9 de la mañana del día 1 de julio y el día 2 a las 5 de la tarde ya estábamos en el hotel de Siem Reap. Un poco cansados.

4 comentarios to “4. De Bangkok a Siem Reap.”

  1. jose luis Says:

    ¿Porqué la policía de fronteras es tan corrupta?
    Creo que la explicación que das es la correcta.
    Y ahora, me gustaría trasladar ese planteamiento a algo que me cabrea muchísimo.
    Los pisos subirían tanto si dejásemos de pagar lo que vale 30 millones a 70 millones?? y si nos negásemos a aceptar hipotecas de locos?
    Está claro que contra un constructor que vende un piso nuevo no podemos, pero que pasa con ese vecino que vende su VPO, especula, engaña y participa en el juego inmobiliario.
    Lo más gracioso es verlos llegar a un colegio en BMW, pedir becas escolares y jurar contra la inmigración por no poder conseguir una.
    Bueno, es solo una opinión personal, y quizás me equivoco.
    Angel, qué gracia me hace lo de little english. Me lo imagino y me parto.

  2. Luigi Says:

    Marisa, ten cuidado que en uno de esos “despistes”…
    Angelito, lo de -teléfono celular- es de la época tardofranquista!

    José Luis, que razón tienes, lo de los pisos y los especuladores es una vergÜenza! Por cierto, se puede construir un restaurante (de lujo?) en un parque público? Porque en mi pueblo si. Debe ser que no quedan zonas NO verdes donde hacerlo!

  3. jose luis Says:

    A mí lo del “selular”, me suena a culebrón venezolano.
    Luis, pueden hacer lo que quieran, pueden construir un restaurante en un parque público, y a la vez prohibirte que bebas en un banco del mismo parque una cerveza, aunque luego la fueses a tirar a la basura.

  4. Al de Camboya Says:

    Para especulación esperar a lo que se le viene encima a Camboya que además no tienen ningún elemento de control.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.