AL de la India. Vigesimoquinta entrega. Pushkar (4)

by

¿Merece la pena? Sí, sin duda. ¿Es tanto como dicen? No puedo juzgar del todo pues no he debido estar en los días álgidos del festejo. Además me ha pasado al revés que con otros sitios. Te lo ponderan tanto y sabes que viene tanta gente que luego quedas un poco desilusionado de la feria oficial, de la que sólo estuve el primer día y no vi la parte de la peregrinación. Vaya, de la peregrinación india a rezar, porque de la de los extranjeros si vi bastante.
Uno de los días iba paseando cerca del templo de Brahma y se acerco un santón , de esos vestidos con telas de color azafrán, con la frente pintada de blanco a dos parejas de mediana edad, muy arregladas y una de las señoras, muy sorprendida, le dice a la otra: “!Que demanan cales!” “Pues claro”, le respondió la otra.
Y es que hay mucho falso santón en Pushkar, o verdaderos que se han pasado al lado oscuro del marketing. Porque los de verdad están en los ghats fumando alguna droga (hoy me ha dicho uno que eso no es droga que es natural) o durmiendo o simplemente viéndolas pasar. O quizás explicándole a un extranjero sus dolencias y su historia clínica.
En otra ocasión un extranjero le hace una foto a dos jovencitas modelos. La chica le extiende la mano pidiéndole dinero y el le da la mano e incluso puede que le dijese lo de “encantado de conocerte”. Y la chica le dice que no. Que lo que quiere es dinero. Y el fotógrafo le dice que ni hablar. O es un inocente o es un borde.
Ese si que es uno de los aspectos por el que merece la pena venir a Pushkar: por ver a los extranjeros. Y su comportamiento. Y desde luego por pasearte entre el ganado y los compradores y vendedores. Pero para eso puedes venir antes de la feria oficial, que ya estan todos los pastores y pocos turistas. E incluso si te paseas bastante puedes ver como cierran un trato. Y oir como los camellos berrean. No sé si habrá una palabra espécifica para designar su grito. Y cómo a los camellos jovenes e inquietos les atan cada pata delantera consigo misma. De esta manera tienen que estar sentados pues no se pueden levantar. Viendo a los díscolos jovenes camellos de esta manera pense que ahora que estan modificando las leyes educativas a lo mejor era un metodo pedagógico. Claro que tener a un grupo de adolescentes en una clase con el antebrazo atado al brazo berreando sin parar…No sé.
En uno de mis paseos vi como cerraban un trato de compraventa de un camello joven. Y claro, es una duda que tienes siempre: ¿cuanto valdrá un camello? Intenté contar los billetes con la vista al mismo tiempo que el vendedor lo hacía con las manos, pero no pude. Así que cuando se lo llevaba me acerque al comprador y le pregunté cuanto habia pagado: 11000 rupias. Unos 210 euros. Bueno, no fue tan fácil y tuve que insistir bastante pues no nos entendíamos. Y como vió que estaba realmente interesado me preguntó si me lo quería quedar. Seguro que quería más pasta y ganarse una comisión en cinco minutos. Otra vez no preguntaré tanto. Que hasta tuve que sacar la calculadora.
En la India a veces vienen los niños a saludarte y darte la mano. Y aquí en Pushkar te das cuenta de repente de que son recogeboñigas o sea que les saludas con una sonrisa pero nada de darles la mano, que no me había fijado con cual las recogen.
Y me voy de Pushkar y su feria con una imagen idílica: una señora occidental bastante arreglada con unas preciosas sandalias ha pisado una gran boñiga de vaca reciente. La deposición, como dicen los medicos y los folletos de los antidiarreicos, le ha llegado al pie desnudo. Su cara y sus vanos intentos de limpiarse el pié y la sandalia casi merecen el viaje. Y ya regreso a Ajmer y me despido de Pushkar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s