AL de la India. Vigesimotercera entrega. Pushkar (3).

by

En Pushkar subí a una ermita, Pap Mochian, desde donde se ve toda la ciudad y sus alrededores. En estos días para resolver el problema de alojamiento, montan muchos campamentos de tiendas. Incluso te lo pueden vender como un viaje de aventura. Parece que están muy bien instaladas pero la mayoría están lejos e incluso muy lejos. Así que si te venden la feria de Pushkar con alojamiento en tiendas, entérate de donde está, a no ser que tengas transporte propio.
Otro problema son los que intentan timarte con una ofrenda al lago. Las guías te advierten claramente de este timo: se te acerca un joven (siempre chicos, no saben que las mujeres inspiran mas confianza) y te da una flor medio marchita para que vayas a ofrecerla al lago. “Como respeto”, te dice. Va contigo y te hace realizar una ceremonia que acaba con una cuerda atada alrededor de la muñeca: el pasaporte de Pushkar. Y al final te pide pasta.
Yo sólo he visto chicas que han picado. A una vi que le daba 20 rupias al timador y el otro le exigió 50 o 100. Y por 50 se come muy bien en Pushkar. Hablé con un extranjero que había visto a un japonés dar 50 dólares. La guía recomienda que si no quieres tener problemas no cojas la flor. Pues a pesar de eso acabas teniéndolos porque son uno detrás de otro. Y acabas con alguna bronca. O eres un malvado occidental o eres un idiota occidental. Por la risa que se deben pasar entre ellos cuando alguna alma cándida le da 50 o 100 rupias por una flor que han cogido del suelo. He utilizado la táctica de ni mirarlos ni contestar a ninguna de sus preguntas ni saludos pero te llegan a hartar.
Con la fotografía ha habido ocasiones en que escolares normales me han pedido dinero con fotografía o sin ella. Y tu te preguntas que quién habrá sido el primero que ha transformado a ese escolar en un mendigo. Yo tengo un amigo que lo hizo. Pero es que es muy compasivo. Además a los indios, en general les encanta que les fotografíes. Te lo piden continuamente. Igual los camelleros de la feria.
Una ventaja de Pushkar es que hay restaurantes indios pero semejantes a la ropa de El Corte Inglés: solo estamos occidentales y la comida no es picante. Y se puede hacer sobremesa. Es algo que no expliqué cuando hablé de la comida: en los restaurantes indios la gente acaba de comer y se va inmediatamente. Aquí en Pushkar estoy en una terraza preciosa y puedo leer o escribir tranquilamente. Suelo pasear por los ghats, con bronca incluida con los de las flores, y sentarme en algunos de ellos. Es que los del primer día los han blanqueado con cal y no me puedo sentar. Que allí no hay nadie.
En un ghat he estado charlando con un santón de 77 años. Bueno, hablar, hablar… él en hindi y yo en nada. Lo que pasa que le expliqué que había estado en alguno de esos sitios tan sagrados y por lo visto le impresioné. Él me sacó unos papeles donde decía que había estado en un ashram y se tocaba el pecho. Yo pensaba que era para purificarse y pensé que yo tendría que llevar un papel que dijese que había hecho los ejercicios espirituales con los Escolapios. Y luego me ha enseñado otro papel que era de tipo médico donde decía que le dolía el pecho y que quizás tuviese tuberculosis pero debió ser un resfriado porque al día siguiente le enviaron a la calle. Además me enseño la medicación y era algo como Vick Vaporub.
Total una charla bastante larga pero en la que él no ha parado de enseñarme certificados y yo no he podido enseñar nada. Tendré que hacerme con un certificado médico y una declaración de Hacienda.

Una respuesta to “AL de la India. Vigesimotercera entrega. Pushkar (3).”

  1. Alfonso Says:

    Es cierto, no había pensado en la trascendencia de acceder a una fotografía por limosna. Claro que el planteamiento será diferente una vez adquirida la experiencia y advertido de las consecuencias para sus próximas víctimas (occidentales pero no por eso merecedoras del atropello).
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .