AL de la India. Octava entrega. Diwalli en Adalaj Wav.

by

Una mañana con encanto o cómo sacarle encanto a una mañana. Uno de noviembre, Todos los Santos en el orbe católico, Diwalli en la India.
Es mediodía y aunque llevo varias crónicas atrasadas quiero contar lo que me ha pasado esta mañana. Estoy en Ahmedabad de regreso después de haber visitado Palitana, Diu, Somnat y Dwarka, camino de Ajmer en Rajastán. Ya he visitado en Ahmedabad todo lo que la guía recomienda y algunas cosas más en mi primera visita hace una semana.
Al levantarme logro oír unas noticias en inglés en la tele: una explosión en Dahoo, cerca de Ahmedabad. Pienso que es otro atentado y que no lograré tranquilizar a familia y amigos cuando vean que ha sucedido cerca de donde estoy. Luego al ampliar la noticia veo que desgraciadamente se ha cumplido uno de mis temores: ha ocurrido por culpa de fuegos artificiales, lo que pasa es que la palabra “explosión” es igual para una bomba terrorista que para unos inocentes petardos.
Como hasta mañana no tengo el billete de tren para Ajmer decido visitar Adalaj Wav que es otro conjunto de pozos como el que visité en Dada Hari pero que esta a 19 Km de Ahmedabad. La guía recomienda coger el bus que va de Ahmedabad, la ciudad más importante de Gujarat, de mas de 6 millones de habitantes, hasta Gandhinagar, de medio millón de habitantes y la capital de este estado. Dice la guía que le digas al conductor que vas a Adalaj Wav para que te diga donde bajarte y que desde allí está a una distancia que puedes hacer andando. ¡Esas frases tan precisas! Claro que en inglés emplean solo tres palabras, “within walking distance” y parece otra cosa. Pero la precisión es la misma. ¿Es capaz de andar lo mismo una monja de clausura que un aborigen australiano? ¿Para qué definieron los científicos el sistema métrico decimal?
Pregunto al recepcionista del hotel y me da la respuesta más sencilla y que me han dado ya otras veces con preguntas similares: alquila un taxi.
Os quiero contar una historieta que presencié hace unos años y que cuento siempre. Vivía a unos 45 Km de Barcelona e iba a trabajar allí con el tren. Un día, un padre de unos 60 años y su hija de veintitantos iban en el tren para ir al Hospital Clínico. Hablaban de como ir hasta allí desde la estación cuando llegasen y no lo tenían nada claro. La hija dijo al final: “Pues nada padre, cuando lleguemos cojemos un taxi.” Y él respondió la frase que nunca he olvidado: “¿Un taxi? Un taxi es para cuando uno esta ‘perdío’.”
Eso me hubiese gustado explicarle yo al del hotel. Que no estaba perdido. O al menos, no todavía. Me indicó, de todas maneras, donde coger el autobús a Gandhinagar, al lado de la estación de los autobuses locales, Lal Darwaja. Habré preguntado una docena de veces y por el método de la ameba (pero aquí no habia libro de instrucciones) intento-fracaso, he logrado dar con el lugar. Había pasado por allí esa docena de veces que pregunté pues todos me indicaban el mismo sitio, lo que pasaba es que no había ni parada de autobús ni autobús, pues era un todo terreno que hacia de taxi colectivo para ir a Gandhinagar.
Les explico donde quiero ir según las indicaciones de la guía. La escena: seis gujaraties (¿o habría que decir gujaratos?) rodeándome yo en inglés y ellos en gujarato. Yo añadiendo lo de “walking distance” con signos tocándome las piernas y, claro, se creían que me quería ir andando desde allí y pensaban que debía estar idiota: 20 kilómetros sin saber por donde ir. Al final aparece un chaval que me entiende a la primera (sin saber inglés, por supuesto) y se lo explica al conductor. Me subo al coche pero solo íbamos 4 pasajeros y estos vehículos suelen ir a tope de gente, lo que me hace pensar que el chaval no me ha entendido. Al cabo de un rato nos cambian a otro coche. Yo que creía que había logrado que me entendiesen donde quería ir. Cojo al conductor del primer coche y le digo insistentemente: “¡Adalaj Wav, Adalaj Wav!” y me dice que me suba y parece que le explica algo al conductor del segundo coche. Este es un todo terreno tipo Jeep, antiguo y pequeño. Detrás no sé cuantos iban, pero me colocan en el asiento corrido delantero con dos más y el chofer. El pasajero al lado del chofer estaba sentado de manera que tenía la palanca de cambio de marchas entre las piernas y cada vez que el chofer cambiaba era muy gracioso. Afortunadamente no era yo el que estaba sentado allí. La primera vez que paran aparece un pasajero bastante grande para los estándares indios. ¿Dónde sentarlo? Pues en el sitio del chofer que era realmente pequeñito. Imaginaos la escena: cuatro pasajeros allí donde podrían ir tres delgaditos y el chofer con el cuerpo fuera del coche, agarrado con la mano izquierda al volante (aquí conducen por la izquierda, herencia británica) y con la mano derecha sosteniendo un cable eléctrico con el que hacia contacto con el chasis para hacer sonar el claxon. Menos mal que al cabo de 10 minutos se ha bajado uno de los pasajeros de delante y así íbamos sólo tres y el chofer.
Al rato paran el coche en un cruce, me dicen que me baje y me indican con el dedo un puesto de policía: “Adalaj police, Adalaj police”. Creo que estaban como locos porque me bajase, por el sitio que ocupaba y porque no sabían que hacer conmigo. Pero los dioses hindúes son benevolentes en Diwalli y ayudan a los extranjeros perdidos. El policía era simpático, joven, muy guapo y hablaba algo de inglés. Para a un joven y simpático motorista. No sé si lo conocía o ha parado al primero que ha pasado. Habla con él, me dice que me suba en la moto, y que me llevará a Adalaj Wav. Yo me conformaba con que me llevase a un sitio con rickshaws pero me lleva hasta el sitio mismo aunque tiene que preguntar varias veces: aunque es de Gandhinagar no habia ido nunca allí. Menos mal, porque desde el cruce del policía había unos 10 Km. hasta el pozo. Y aquí habría que decir lo de ‘Alá Akbar’ porque el motorista era musulmán. Visitamos el pozo juntos y después me deja en una parada de autobús donde les explica a unos jóvenes que quiero ir a Ahmedabad, a la estación de autobuses locales.
Me hacen subir a uno de ellos y se forma un grupo de jóvenes a mi alrededor con un chaval con media docena de palabras en inglés que hace de portavoz de todos ellos. Muy divertido. A mitad de camino me hacen bajar en una parada y me acompañan dos de ellos a otro autobús. El primero iba a Ahmedabad, pero a otro sitio y este último va a Lal Darwaja, la estación de autobuses local.
Total: dos coches, una moto y dos autobuses. Y eso que según la guía parecía fácil. Afortunadamente es Diwalli y hay menos circulación por las carreteras y las que rodean Ahmedabad son buenas.
¿Recomendaría visitar Adalaj Wav? Sí, sin dudarlo. ¿Cómo llegar hasta allí? Ni idea.
Conclusión: el viaje puede ser una maravilla o un desastre, pero en ambos casos puedes aprender muchas cosas. Claro que te diviertes más en el primer caso.

Anuncios

4 comentarios to “AL de la India. Octava entrega. Diwalli en Adalaj Wav.”

  1. Almudena Says:

    Estoy sola en la oficina, un poco aburrida con tanto paisajismo ‘no-creativo’ pero que me da de comer, pero me he reido tanto leyendo tu viaje que se me ha pasado la pesadez de este muy lluvioso, gris, frio dia de otoño edimburgues…
    Un beso. Gracias.

  2. Marisa Says:

    ¿Si te digo que siento orgullo de conocerte? Paso tus escritos a otros amantes de la India y veo cómo les emocionas.

  3. carmen lahoz Says:

    pero bueno,que paso hoy,.nos faltan tus comentarios, creo que estamos enganchados mas de uno, cuando llego a casa es lo primero que busco y hoy te eche de menos.
    Estuve viendo que hay mas de una persona que piensa deberias ser escritor, yo pienso que cualquier cosa que en la vida has querido hacer siempre lo hiciste bien, esta es una mas .
    Animo y no dejes de narrar tu viaje es como si estuvieramos contigo(las ganas) Un beso

  4. Sesé Says:

    Aún me estoy riendo imaginando al chófer conduciendo fuera del asiento… estaba comiendo sola en el frío comedor de la IBM, en un día horrible, y casi me atraganto… . . ha sido lo mejor del día… es cómo si viajáramos contigo… un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s