45. Sri Lanka 2014. Vigésimo cuarto día de viaje. 18 de octubre, sábado. Haputale.

by

Monasterio de Adisham.

El hecho de haber un monasterio benedictino en Sri Lanka, el que sea de un grupo minoritario dentro de esta orden y que esté en un edificio como éste fueron los motivos que nos impulsaron a visitarlo y  creo que merece tener un post dedicado solo a él.

Sri Lanka. Haputale.

Está situado  en una propiedad que perteneció a Sir Thomas Lister Villiers.  ¿Quién fue ése hoy desconocido señor?

Nació en 1869 en la rectoría de Adisham en el condado inglés de Kent. Y lo hizo allí porque era hijo del reverendo Henry Montegu Villiers de la familia Clarendon. Solo con esos apellidos ya tienes ganada la mitad de la partida pero es que además su madre era de la familia de los Russell. Así el que luego fue Sir Thomas pero en el momento del nacimiento imagino que solo “the little Thomas”, era nieto de Lord John Russell, quien fue dos veces “Prime Minister of Great Britain” y uno de sus sobrinos nada menos que mi admirado Bertrand Russell. Así que toda la partida ganada con solo nacer.  Y además   eso venía  de lejos pues un antecesor por línea paterna fue Sir George Villiers de Brokesby quien vivió en el siglo XVI del que te dejo un enlace por si quieres profundizar en el tema. Solo te diré que ha sido el antepasado de 16 primeros ministros de Gran Bretaña  incluyendo Sir Winston Churchill y el actual Sr. Cameron. Y como curiosidad añadida que una de sus hijas se casó con Sir William Washington, hermano de Lawrence Washington, entre cuyos descendientes está nada menos que George Washinton.

Y por parte materna empieza el linaje con Francis Russell, segundo Earl de Bedford y entre otras cosas padrino (espero que solo en sentido religioso) de Sir Francis Drake , héroe para los británicos y pirata para los españoles.  Como información adicional este Lord Russell luchó al lado de Felipe II mandando el contingente inglés en la batalla de San Quintín cuando el rey español era rey consorte de la  reina de Inglaterra.

En resumen: ¡vaya linaje!

Sri Lanka. Haputale. Adisham.

Pues a pesar de todo lo anterior el joven Tomás cuando acabó de estudiar se marchó a Ceilán, entonces colonia británica,  en busca de fortuna y aventuras  con 18 años y 10 libras en el bolsillo. O sea  que era valiente y decidido.

Allí empezó a  trabajar en las plantaciones de té y  se casó a los 27 años con Evelyn Hope, hija de un plantador de Nuwara Eliya. Tuvo dos hijos. El primero murió con 20 años sirviendo como teniente en el ejército británico en la primera guerra mundial  y el segundo aunque también luchó en la segunda guerra mundial como teniente de la armada no murió en ella pero sí lo hizo antes  que su padre en 1955.

Después de su matrimonio se fue a trabajar durante un corto periodo de tiempo a una plantación de café en Brasil pero pronto regresó a Ceilán como jefe de una de té. Luego compró una plantación pero su vida como propietario solo duró 18 años pues entró en una muy importante  empresa de té, George Steuarts, donde llegó a ser presidente durante 20 años hasta que  se retiró en 1948 a los 79 años.  Y fue durante ese periodo cuando comenzó a construir lo que era su “dream home”. Buscó un tranquilo lugar en Haputale en un precioso bosque llamado Thangamalai en un sitio desde donde había, y hay, bonitas vistas sobre montañas y valles.  El edifico fue construido en estilo Tudor, siguiendo las líneas del castillo de Leeds en Kent. Este castillo tiene el eslogan de “The Loveliest Castle in the World”. Nada menos.

Sri Lanka. Haputale. Adisham.

Parece que se trajo albañiles indios para hacer la casa y el techo fue cubierto con tejas hechas con teca birmana así como la carpintería de obra y del interior del edificio. Y aunque  es una gran mansión está hecha para una familia: solo 5 dormitorios con sus aseos correspondientes.  En definitiva como muchos de los chaletitos de las urbanizaciones españolas.  Lo que no tenéis los dueños de estas “mansiones”  del extrarradio es un chófer británico para que conduzca tu Daimler amarillo, cosa que sí hizo Sir Thomas.  Y el jardín que rodea la casa también es mayor de lo que suele ser el vuestro.  Asímismo se hizo plantar especies más propias de Inglaterra que de este país aunque la verdad es que dada la altitud el clima  se lo permitía.

Sri Lanka. Haputale. Adisham.

Además de dedicarse a levantar su mansión este patricio también jugó un importante papel en los ambientes políticos llegando a ser un miembro del Concejo  Municipal de Colombo, del Concejo Legislativo y del del Estado. Trabajó en estos últimos a favor de los campesinos y trabajadores y se opuso al trabajo de los niños  como empleados domésticos, llegando a comparar la esclavitud con la situación de algunas plantaciones de té.

Cuando su mujer volvía a Ceilán desde Inglaterra murió en la travesía en 1938 y Sir Thomas regresó a su país en 1949 a los 82 años y allí se casó, a los 84,  con una ceilandesa llamada Marjorie Keytt. ¿Quién era  la nueva señora?  Pues la enfermera que le cuidó durante una enfermedad y quien fue también su secretaria y parece que compañera sentimental.  No quiero ni pensar en un adulterio pues Sir Thomas intentó durante su vida  en la política que fuese declarado el adulterio como “criminal offence”.  No creo que llegase a ser tan cínico e hipócrita.

Finalmente  falleció en Londres  en 1959 a los 90 años de edad.

¿Y qué paso con su “dream home” en Haputale?  Pues que en 1951, cuando ya residía en Inglaterra, la vendió a los propietarios de una plantación de té y en  1960 fue a parar a las manos de la Congregación Silvestrina de la orden benedictina quienes estaban buscando un lugar para abrir un nuevo monasterio que hiciese las veces también de noviciado.

¿Y quiénes son estos monjes silvestrinos tan extraños, por lo menos para mí?

Los orden  benedictina fue fundada por San Benito a comienzos del siglo VI en Montecassino en Italia. Durante su larga vida ha habido varias reformas, que si no hubiese sido porque son de la iglesia verdadera se habrían llamado sectas. Así los cluniacenses, después los cistercienses y estos en cistercienses propiamente dichos y los trapenses. También en la edad media surgen los camaldulenses, los olivetanos, los celestinos  y los silvestrinos entre otros.  Estos siguen la reforma de  Silvestro Guzzolini, fundador de los Benedictinos de Montefano en 1231.  La  última información que he encontrado dice que  la “Congregazione Benedettina Silvestrina” (Congregatio Silvestrina), tenía 24 monasterios con 204 miembros de los que  145 eran sacerdotes. Su abad general reside en la sede de  Santo Stefano Protomartire en Roma.

En Adisham no se visita  el monasterio como tal, ni siquiera la iglesia, solamente un par de habitaciones de la casa entre ellas la biblioteca tal como la dejó Sir Thomas. Parece que los monjes quieren seguir manteniendo su vida al margen de las visitas turísticas. Vaya, que no ves ni uno.

Sri Lanka. Haputale. Adisham.

En la biblioteca me llama la atención el lomo de un libro: “Persian Pilgrimage” de la “Countess Maud von Rosen”.  Resulta que con este nombre de la autora aparece en Wikipedia una jinete sueca que ganó una medalla de bronce en los juegos olímpicos de Munich en 1972. Imagino que sería una descendiente de la “peregrina” pues el libro es de 1937 en su primera edición inglesa.

Tienen una tiendecita donde venden mermeladas hechas con las frutas de sus campos  y aprovecho para preguntar por la congregación: en la actualidad hay tres monjes y ocho hermanos que por lo que me dicen deduzco que son novicios  del seminario.

Sri Lanka. Haputale. Adisham.

Y para acabar una información práctica: lo que fue la vivienda del chófer de Sir Thomas, Bill Morrison,  ahora se utiliza como hospedería donde sí puedes alojarte aunque la información que he visto insiste en que no es un hotel y que debes seguir las reglas de la comunidad además de hacer la reserva con tres semanas de antelación.  A mí no me importaría pasar allí unos días visto el entorno natural donde se encuentra.

Y casi se me olvidaba: la visita hay que hacerla descalzos. Que aquí no perdonan ni los cristianos. Imagino que si te hospedas aquí y más en invierno te dejarán deambular calzado.

PS
Lo de descalzarse se refiere solamente a la visita dentro de la mansión que para el resto se va calzado, que no somos budistas, que estos te harían descalzarte desde la carretera principal.

NB
Parte importante de esta documentación procede del opúsculo  “Dream House of Sir Thomas Lister Villiers”.

Tras tanta información genealógica tengo que aclarar: el “Lister”  que aparece detrás del “Thomas” no tiene ninguna relación con “nuestro” Enrique Líster.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s