31. Sri Lanka 2014. Decimoséptimo día de viaje. 11 de octubre, sábado. Kandy. Tarde.

by

Dejamos el templo del “diente” y con un autobús nos vamos al Jardín Botánico. Nueva clavada con la entrada.

Peradeniya Botanic Gardens.

Este jardín estaba reservado para la familia real  de Kandy, por lo que se le llama también el “Royal Botanic Gardens”.La guía advierte que “ahora no es necesario tener sangre azul para acceder a él”. Solo hay que tener las  2200 rupias, casi 7€, que cuesta la entrada. Ten en cuenta que la del botánico de Madrid cuesta 3€ y es gratis para los mayores de 65 años.

Es el mayor jardín botánico del país, con 60 hectáreas, aproximadamente la mitad de El Retiro madrileño.  Así que parece más un parque que un verdadero botánico. Está rodeado en tres de sus cuatro lados por un meandro del río Mahaweli . Tiene unas 4.000 especies de plantas y unos 10.000 árboles. Sus estrellas, además de una colección de orquídeas, son el bambú gigante de  Birmania que puede llegar a los 40 metros y un ficus gigante cuyas raíces se extienden por un área de 1.800 m².

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Nosotros nada más entrar nos encontramos con el “Spice Garden”. Y yo acostumbrado a nuestras “spices” pensaba en algo tipo tomillo y romero  pero que aquí son la nuez moscada, el clavo y la canela.  No encuentro nada y se lo pregunto a un vigilante: “estás dentro de él”. Porque estas especies son arbóreas. Así la nuez moscada es la  “Myristica fragrans” y la pimienta se obtiene de una mirtácea enorme. También vemos unas cuantas matas de “lemongrass”, “Cymbopogon”, hierba que descubrimos hace años en el sur de la India y que tanto nos sorprendió. Y un poco más allá unas flores preciosas del  género “Heliconia”  y un árbol de nombre tan bonito como “Wrightia tomentosa” con unos frutos rarísimos. En nuestro camino llegamos al recinto de las orquídeas. Y a mí siempre me dejan con la boca abierta.  ¿Cómo pude haber en la naturaleza algo tan bonito? Es que parece mentira. Y aquí Marisa se hincha de hacer fotografías. En estas situaciones siempre echamos en falta el macro, pero no se puede tener todo.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Un letrero advierte que en Sri Lanka hay 188 especies de orquídeas. Lo curioso es que en inglés  dice “There are about 188 orchids”. ¿Cómo se compagina “188” y “about”?

Luego nos encontramos con unos árboles preciosos y enormes. Tan grandes y bonitos que no te lo puedes imaginar.

Y como ya advertía la guía parejas festejando (en inglés “canoodling”), especialmente, imagino, hoy que es sábado. Se sientan en los bancos y se miran y se rozan. Pero poco. No he visto ni un achuchón de los de verdad. Y también muchas familias comiendo sentadas en la hierba. Y como siempre en los grupos de musulmanes ellas totalmente enlutadas mientras sus maridos e hijos visten como tú y como yo.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Veo un varano que después del de Polonnaruva me parece pequeño, pero no debe serlo pues el personal lo acribilla a fotos.

Pasa una joven emparejada con el pelo que le llega por debajo de la rodilla. ¡Qué horror! La cantidad de tiempo que la pobre chica tendrá que dedicarle al cuidado capilar. Como siempre las mujeres llevan la peor parte.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Una parte muy interesante  es el llamado “memorial trees” donde personalidades de todo el mundo han plantado un árbol. Lo que queda es el árbol y la placa conmemorativa  con el nombre de la especie, el plantador y la fecha.   Lo gracioso es ver lo mal aconsejados que han estado algunos al elegir la especie.  Porque tú tienes un ejemplar de “Caribbean trumpet”  o sea de “Tabebuia aurea” plantado por el Dr. M. Weiner, vicepresidente del Banco Mundial en 1975 y es un arbolito que da pena y a su lado está una “Jacaranda mimosifolia” plantada por el Dr. U. Kolatz, Secretario del Ministerio Económico de la Cooperación de Alemania en 1976 y aquello sí es un árbol. Al Dr. Kolatz le aconsejó un botánico amigo suyo y al Dr. Weiner el novio de su mujer.  La putada es que el más raquítico de todos estos árboles del memorial de personalidades se llama precisamente “Spanish cherry”, “Mimusops elengi”, plantado por Mr. Tarumizu, Presidente del Banco de Desarrollo de Asia. (Visto lo visto, los peores consejeros son los de los bancos). Y eso que ese árbol es propio del sudeste de Asia y llega a los 16 metros de altura.  A su lado el “Dipterocarpus zeylanicus” plantado por el Honorable Linden Forbes Samsopn, primer ministro de Guyana en 1971 y es enorme. Claro que la palma se la lleva el  “Cannonball tree”, bala de cañón,  un “Couroupita guianensis”, plantado en 1901 por sus majestades el rey Jorge V y la reina Mary.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Al ver el letrero del “Honorable” guyanés he pensado en nuestro “Honorable”, no el famoso que creo que ya le han quitado la honorabilidad (¡y mira que han tardado en hacerlo sabiendo lo que hacía desde los años 70 y Banca Catalana!), no, pienso en el Honorable actual el Sr. Mas.  ¿Vendrá a plantar un árbol aquí? Imagino que elegirá uno que sea endémico y exclusivo de los “Països Catalans”.

Acabamos el recorrido botánico viendo el pequeño bosque del bambú gigante birmano. Son unos ejemplares enormes y preciosos. Han vallado con una cuerda el lugar donde están pero han hecho una pequeña entrada para dejar libre un banco y un letrero explicativo. Por supuesto el banco está ocupado por una pareja y ella se tapa la cara para que no le dé el sol.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Los macarras existen en todos los países y éste no podía ser una excepción. Algunos han escrito sus nombres en las cañas de bambú. El más estúpido de todos se llama Jesmin Akurana e incluso ha grabado el número de su teléfono celular.  Que si supiera que me entendía yo mismo le llamo esta tarde: “Jesmin, tonto, que eres un tonto”.  Claro que a lo peor lo ha hecho un enemigo suyo para perjudicarle.

Sri Lanka. Kandy. Jardín Botánico. Peradeniya Botanic Gardens.

Lo último sorprendente que vemos son unos ejemplares de palmera, “Lodoicea maldivica”, cuyos frutos, “coco du mer”, son como unas 20 veces un coco normal: una monstruosidad. Dicen que son  las mayores semillas del mundo: unos 20 kg.

Regreso a Kandy y cena a gusto de Marisa.

Mañana a Nuwara Eliya.

NB.
Según el Banco Mundial el PIB per cápita en el año 2013 fue de  29.863$ en España y de 3.280$ en Sri Lanka. Ahora calcula lo que representa una entrada de 7€ en un jardín botánico de este país.

Anuncios

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “31. Sri Lanka 2014. Decimoséptimo día de viaje. 11 de octubre, sábado. Kandy. Tarde.”

  1. Mulliner Says:

    Hace algo más de un año, el señor Artur Mas hizo un viaje a Israel y la India (no recuerdo si algún país más tuvo la mala suerte). Su comentario de entonces, que nos contaba el corresponsal, fue que “en la India no estaban muy interesados en el proceso soberanista catalán”. De traca.

  2. AL de Sri Lanka Says:

    Querido Mulliner; una vez en la India nos preguntaron de dónde éramos. Les dijimos que de España pero no sabían situarla en el mapa. Les expliqué que estábamos en Europa pero debajo de Francia. Su respuesta: “¿Pero eso no es África?”. Imagínate si eres un evangelista nacionalista y les tienes que explicar que eres de Vich.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s